Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Inyecciones anticonceptivas de progestágenos

Por Laura Sech, MD, Family Planning Fellow, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Southern California Keck School of Medicine ; Penina Segall-Gutierrez, MD, MSc, Assistant Professor of Obstetrics and Gynecology and Family Medicine, Keck School of Medicine, University of Southern California ; Emily Silverstein, MD, Research Project Manager, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Southern California Keck School of Medicine ; Daniel R. Mishell, Jr., MD, The Lyle G. McNeile Professor, Department of Obstetrics and Gynecology;Chief Physician, Keck School of Medicine, University of Southern California;Women's and Children's Hospital, Los Angeles County and University of Southern California Medical Center

Información:
para pacientes

El acetato de medroxiprogesterona de depósito es la formulación inyectable de acción prolongada de acetato de medroxiprogesterona en suspensión cristalina. Las tasas de embarazo en el primer año del uso son del 0,2% con el uso perfecto y de alrededor del 6% con el uso típico (o sea, con retraso entre las inyecciones).

El acetato de medroxiprogesterona de depósito puede administrarse como inyección IM (150 mg) o subcutánea (104 mg) cada 3 meses. El sitio de inyección no debe masajearse porque esto puede incrementar la velocidad de absorción. Los niveles séricos hormonales efectivos de los anticonceptivos generalmente se alcanzan ya a las 24 h después de la inyección y se mantienen durante al menos 14 semanas aunque los niveles pueden seguir siendo eficaces hasta por 16 semanas. Si el intervalo entre las inyecciones es > 16 semanas, se requiere una prueba de embarazo negativa antes de aplicar la siguiente inyección. El acetato de medroxiprogesterona de depósito puede iniciarse de inmediato (protocolo de inicio rápido) si se da dentro de los primeros 5 a 7 días del ciclo menstrual. Si no se inicia durante este período de tiempo, un método anticonceptivo de respaldo se debe utilizar simultáneamente durante 7 días. El acetato de medroxiprogesterona de depósito también se puede administrar inmediatamente después de un aborto espontáneo o inducido o inmediatamente después del parto, independientemente de la condición de la lactancia materna.

El efecto adverso más común del acetato de medroxiprogesterona es el sangrado vaginal irregular. En los 3 meses después de la primera inyección de DMPA, alrededor del 30% de las mujeres tienen amenorrea. Otro 30% tiene sangrados intermenstruales o sangrado irregular (en general, leve) > 11 días/mes. A pesar de estas anomalías del sangrado, no suele presentarse anemia. Con el uso continuado, el sangrado tiende a disminuir. Después de 2 años, alrededor del 70% de las usuarias de acetato de medroxiprogesterona de depósito tienen amenorrea. Como el acetato de medroxiprogesterona de depósito tiene una acción prolongada, la ovulación puede postergarse hasta 18 meses después de la última inyección. Después de que se produce la ovulación, la fertilidad se suele restaurar rápidamente.

Es usual que las mujeres aumenten 1,5 a 4 kg de peso durante el primer año de uso de acetato de medroxiprogesterona de depósito y se siga incrementando el peso después. Debido a que se considera que los cambios en el apetito son responsables, más que el metabolismo, a las mujeres que quieren usar el acetato de medroxiprogesterona generalmente se les aconseja que limiten su ingesta calórica y aumenten el gasto energético.

Las cefaleas son una razón común para interrumpir el uso de DMPA, pero la gravedad tiende a disminuir con el tiempo. La mayoría de las mujeres que usan DMPA no tienen cefaleas, y las cefaleas tensionales preexistentes en general no empeoran.

Pueda haber un deterioro leve, reversible de la tolerancia a la glucosa y el perfil lipídico. Aunque la densidad mineral ósea puede disminuir cuando los niveles de estrógeno son bajos, no hay evidencia de un mayor riesgo de fractura, y no se recomienda la densitometría ósea para las mujeres que usan acetato de medroxiprogesterona de depósito. Las mujeres adolescentes y jóvenes que usan acetato de medroxiprogesterona de depósito, al igual que quienes no lo hacen, deben consumir 1500 mg de Ca y 400 unidades de vitamina D diariamente; deben tomarse suplementos si es necesario.

A diferencia de los anticonceptivos orales combinados, el acetato de medroxiprogesterona no aumenta el riesgo de hipertensión. No se considera que los progestágenos aumenten el riesgo de tromboembolismo; sin embargo, algunas evidencias sugieren que el uso del acetato de medroxiprogesterona de depósito puede duplicar el riesgo de tromboembolismo. Sin embargo, esta asociación no está bien establecida, y en la actualidad el acetato de medroxiprogesterona se considera seguro para las mujeres con contraindicaciones para el uso de estrógenos.

El acetato de medroxiprogesterona no parece aumentar el riesgo de cáncer de mama, de ovario o de cáncer invasor del cuello. El acetato de medroxiprogesterona reduce el riesgo de cáncer de endometrio y de enfermedad pelviana inflamatoria y la anemia por deficiencia de hierro. Algunas evidencias sugieren que el acetato de medroxiprogesterona puede reducir la incidencia de crisis dolorosas en mujeres con enfermedad de células falciformes.

El acetato de medroxiprogesterona de depósito puede ser una opción anticonceptiva apropiada para las mujeres con un trastorno convulsivo.

Otros inyecciones anticonceptivas están disponibles en otras partes del mundo.