Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Cáncer de vagina

Por Pedro T. Ramirez, MD, Professor, Gynecologic Oncology and Reproductive Medicine, The University of Texas MD Anderson Cancer Center ; David M. Gershenson, MD, Professor and Chairman, Department of Gynecologic Oncology and Reproductive Medicine, The University of Texas MD Anderson Cancer Center

Información:
para pacientes

En general, el cáncer de vagina es un carcinoma epidermoide, y a menudo aparece en mujeres > 60. El síntoma más común es un sangrado vaginal anormal. El diagnóstico se realiza mediante biopsia. El tratamiento para muchos de los cánceres localizados es la histerectomía más vaginectomía y vaciamiento ganglionar; para la mayoría de los demás, se usa radioterapia.

El cáncer de vagina es responsable del 1% de los cánceres ginecológicos en los Estados Unidos. La edad promedio en el momento del diagnóstico son los 60 a 65 años. Los factores de riesgo incluyen la infección por papilomavirus humano y el cáncer de cuello o de vulva. La exposición al dietilestilbestrol in utero predispone al adenocarcinoma de células claras de la vagina, que es raro; la edad promedio al momento del diagnóstico son los 19 años.

La mayoría (95%) de los cánceres primarios de vagina son carcinomas epidermoides; otros son adenocarcinomas primarios y secundarios, carcinomas epidermoides secundarios (en mujeres ancianas), adenocarcinomas de células claras (en mujeres jóvenes) y melanomas. El sarcoma más común de la vagina es el sarcoma botrioides (rabdomiosarcoma embrionario); la incidencia pico son los 3 años.

La mayoría de los cánceres vaginales aparecen en el tercio superior de la cara posterior de la vagina. Pueden diseminarse por extensión directa (a los tejidos paravaginales locales, la vejiga o el recto), a través de los ganglios linfáticos inguinales por lesiones en la vagina inferior, a través de los ganglios pelvianos por lesiones de la vagina superior o por vía hematógena.

Signos y síntomas

La mayoría de las pacientes presentan sangrado vaginal anormal: posmenopáusico, poscoital o intermenstrual. Algunas también presentan un flujo vaginal acuoso o dispareunia. Algunas pacientes son asintomáticas, y la lesión se descubre durante un examen pelviano de rutina o una prueba de Papanicolaou (Pap) anormal.

Las fístulas vesicovaginales o rectovaginales son manifestaciones de enfermedad avanzada.

Diagnóstico

  • Biopsia

  • Estadificación clínica

En general, la biopsia por sacabocados es diagnóstica, pero la resección local amplia a veces resulta necesaria. Los cánceres se estadifican clínicamente (véase Cáncer de vagina por estadio), basada principalmente en el examen físico, la endoscopia (p. ej., cistoscopia, proctoscopia), la radiografía de tórax (en busca de metástasis pulmonares) y, en general, una TC (en busca de metástasis abdominales o pelvianas). Las tasas de supervivencia dependen del estadio.

Cáncer de vagina por estadio

Estadio

Descripción

Tasa de supervivencia a 5 años*

I

Limitado a la pared vaginal

65−70%

II

Tejidos subvaginales invadidos

47%

III

Extensión a la pared pelviana

30%

IV

Extensión más allá de la pelvis verdadera o que compromete la mucosa vesical o rectal

15−20%

*El pronóstico es peor si el tumor primario es grande o mal diferenciado.

Tratamiento

  • Histerectomía más vaginectomía y vaciamiento ganglionar para tumores confinados a la pared del tercio superior de la vagina

  • Radioterapia para la mayoría de los demás

Los tumores estadio I dentro del tercio superior de la vagina pueden tratarse con histerectomía radical, vaginectomía superior y vaciamiento ganglionar pelviano. La mayoría de los demás tumores primarios se tratan con radioterapia, en general una combinación de radioterapia de rayo externo y braquiterapia. Si la radioterapia está contraindicada debido a fístulas rectovaginales, se realiza una exenteración pelviana.

Recursos en este artículo