Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Sarcomas uterinos

Por Pedro T. Ramirez, MD, Professor, Gynecologic Oncology and Reproductive Medicine, The University of Texas MD Anderson Cancer Center ; David M. Gershenson, MD, Professor and Chairman, Department of Gynecologic Oncology and Reproductive Medicine, The University of Texas MD Anderson Cancer Center

Información:
para pacientes

Los sarcomas uterinos son un grupo dispar y muy maligno de cánceres que se desarrollan en el cuerpo del útero.

Los sarcomas representan < 5% de los cánceres del útero. Los factores de riesgo son similares a los del carcinoma endometrial (ver Etiología). Los tipos más comunes son los tumores mesodérmicos mixtos (carcinosarcoma, en el cual el sarcoma aparece mezclado con aadenocarcinoma; amtes llamado tumor mulleriano mixto maligno), los leiomiosarcomas y los tumores del estroma endometrial.

Signos y síntomas

La mayoría de los sarcomas se manifiestan a través de un sangrado vaginal anormal y, menos comúnmente, con dolor pelviano o una masa pelviana palpable.

Diagnóstico

  • Ecografía transvaginal y biopsia endometrial o un raspado biópsico y fraccionado

En general, los síntomas impulsan el pedido de una ecografía transvaginal y una biopsia endometrial o un raspado o legrado biópsico fraccionado. Si se identifica un cáncer, con frecuencia se realizan una TC o una RM antes de la operación.

La estadificación es quirúrgica:

  • Estadio I: confinado al cuerpo

  • Estadio II: confinado al cuerpo y el cuello

  • Estadio III: diseminado fuera del útero pero confinado a la pelvis

  • Estadio IV: diseminado fuera de la pelvis verdadera o a la mucosa de la vejiga o el recto

Prognóstico

En general, el pronóstico es peor que el de un cáncer de endometrio de estadio similar; con frecuencia, la supervivencia es menor cuando el cáncer se disemina más allá del útero. La histología no es un factor pronóstico independiente. En un estudio, las tasas de supervivencia a 5 años para el estadio I fue del 51%, para el estadio II del 13%, para el estadio III del 10% y para el estadio IV del 3%. Más comúnmente, el cáncer presenta una recidiva local, en el abdomen y en los pulmones.

Tratamiento

  • Histerectomía abdominal total, salpingooforectomía bilateral y exploración completa del abdomen

El tratamiento es histerectomía abdominal total y salpingooforectomía bilateral con exploración completa del abdomen. En las pacientes con carcinosarcoma, los ganglios pelvianos y paraaórticos se extirpan. La utilidad del vaciamiento ganglionar en pacientes con leiomiosarcoma o sacroma del estroma endometrial es controvertida; no se ha demostrado un valor terapéutico.

La radioterapia adyuvante en general se usa y parece postergar la aparición de recidiva local, pero no mejora la tasa de supervivencia global. Los medicamentos quimioterápicos se utilizan normalmente cuando los tumores son avanzados o recurrentes; los fármacos varían según el tipo de tumor. La mayoría de las pacientes con carcinosarcoma son tratadas con carboplatino más paclitaxel. El tratamiento de rutina para el leiomiosarcoma es gemcitabina más docetaxel. Globalmente, la respuesta a la quimioterapia es escasa, aunque los progestágenos a menudo son efectivos para los tumores del estroma endometrial.