Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Detección sistemática de cáncer

Por Bruce A. Chabner, MD, Professor of Medicine;Clinical Director, Harvard Medical School;Massachusetts General Hospital Cancer Center ; Elizabeth Chabner Thompson, MD, MPH, Private Practice, New York Group for Plastic Surgery

Información:
para pacientes

En ocasiones, puede detectarse cáncer en pacientes asintomáticos mediante exploraciones físicas regulares y estudios de detección sistemática.

Como parte de la atención médica de rutina, también deben efectuarse exploraciones físicas para investigar cánceres de tiroides, cavidad oral, piel, ganglios linfáticos, testículos, próstata y ovarios.

Las pruebas de detección sistemática son las que se practican en pacientes asintomáticos en riesgo (see also Estudios complementarios : Pruebas de cribado). El fundamento es que el diagnóstico temprano puede reducir la mortalidad por cáncer al detectarlo en un estadio temprano y curable. La detección temprana puede permitir tratamiento menos radical y reducir costos. Sin embargo, los riesgos son resultados falsos positivos, que exigen estudios confirmatorios (p. ej., biopsia, endoscopia) que pueden provocar ansiedad, morbilidad y costos significativos; y los resutlados falsos negativos, que pueden dar una falsa sensación de seguridad que hace que los pacientes ignoren síntomas posteriores.

La detección sistemática de cáncer debe realizarse en las siguientes circunstancias:

  • Cuando pueden identificarse grupos de alto riesgo definidos (p. ej., personas con antecedentes familiares fuertes de cáncer de mama o de próstata)

  • Cuando el trastorno tiene un período asintomático durante el cual el tratamiento modificaría el pronóstico (cáncer de mama, cáncer de colon)

  • Cuando la morbilidad del trastorno es significativa si la detección se retrasa

  • Cuando está disponible una prueba de detección sensible, específica y rentable

Los esquemas de detección sistemática recomendados están en constante evolución sobre la base de estudios en curso (véase Procedimientos de detección sistemática en personas asintomáticas con riesgo promedio recomendados por la American Cancer Society*).

Procedimientos de detección sistemática en personas asintomáticas con riesgo promedio recomendados por la American Cancer Society*

Tipo de cáncer

Procedimiento

Frecuencia

Cáncer de mama

Autoexamen mamario (AEM)

Mensual o periódicamente después de los 20 años de edad

Exploración clínica de las mamas

Cada 3 años entre los 20 y 39 años de edad; después, anualmente

Mamografía

Anual a partir de los 40 años de edad

RM

Anual (además de la mamografía), a partir de los 40 años sólo para ciertas mujeres con alto riesgo

Cáncer de cuello uterino

Prueba de Papanicolaou (Pap) a veces con prueba para papilomavirus humano (HPV)

Prueba de Papanicolaou cada 3 años entre los 21 y los 29 años

Prueba de Papanicolaou más prueba de HPV cada 5 años entre los 30 y los 65 años o prueba de Papanicolaou cada 3 años

Después de los 65 años, sin pruebas si la prueba anterior se llevó a cabo y los resultados fueron normales

Cánceres de útero y ovario

Exploración pélvica

Cada 1-3 años entre los 18 y 40 años de edad; después, anualmente

Cáncer de próstata

Determinación en sangre de antígeno prostático específico

Debido a que el beneficio de la revisión es incierto, el paciente y el médico deben discutir los riesgos y los posibles beneficios de la detección del cáncer de próstata.

Cáncer de recto y de colon

Las pruebas de heces: sangre oculta en heces, prueba inmunoquímica fecal, o la prueba de ADN en heces

o

Anualmente a partir de los 50 años de edad

Sigmoidoscopia flexible

o

Cada 5 años a partir de los 50 años de edad

Colonoscopia

o

Cada 10 años a partir de los 50 años de edad

Colonografía por TC

Cada 5 años a partir de los 50 años de edad

*Deben efectuarse exámenes para cánceres de tiroides, cavidad oral, piel, ganglios linfáticos, testículos y ovarios durante la atención médica de rutina.

Recursos en este artículo