Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Reseña de sobrecarga de hierro

(Hemosiderosis, hemocromatosis)

Por Candido E. Rivera, MD, Mayo Clinic

Información:
para pacientes

1 iOS Android

(Para intoxicación por hierro, ver Envenenamiento con hierro; para hemosiderosis pulmonar idiopática, ver Hemorragia alveolar difusa)

Los adultos típicos pierden alrededor de 1 mg de hierro (Fe) por día en las células epidérmicas y las células gastrointestinales descamadas; las mujeres que menstrúan pierden en promedio un adicional de 0,5 a 1 mg por día con la menstruación. Esta pérdida de hierro es equilibrada por la absorción de una parte de los 10 a 20 mg de hierro en una dieta típica de los Estados Unidos. La absorción de hierro es regulada sobre la base de las reservas de hierro del organismo y por lo general está en equilibrio con las necesidades del cuerpo. Sin embargo, como no existe un mecanismo fisiológico para eliminar el hierro del cuerpo, el hierro absorbido en exceso de las necesidades corporales (o adquirido a través de transfusiones repetidas) se deposita en los tejidos:

  • La hemosiderosis es el depósito focal de hierro que no provoca daño tisular.

  • La hemocromatosis (sobrecarga de hierro) es un proceso habitualmente sistémico en el que el depósito de hierro provoca daño tisular.

La sobrecarga de hierro puede deberse a hemocromatosis hereditaria (un trastorno genético del metabolismo del hierro) o a hemocromatosis secundaria, que es una forma adquirida de la enfermedad que se debe a la ingesta oral o la absorción excesiva de hierro o a transfusiones de sangre reiteradas. La morbilidad se debe, principalmente, a acumulación de hierro en los órganos endocrinos (en especial, páncreas, gónadas e hipófisis), hígado y corazón.