Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Fracturas del cuerpo femoral

Por Danielle Campagne, MD , Assistant Clinical Professor, Department of Emergency Medicine, University of San Francisco - Fresno

Información:
para pacientes

Las fracturas de la diáfisis femoral generalmente son el resultado de una fuerza grave y son clínicamente evidentes. El tratamiento es con entablillado inmediato con tracción seguida de reducción abierta con fijación interna.

El mecanismo habitual de lesión es una fuerza directa intensa o una carga axial sobre la rodilla flexionada (en general en un accidente automovilístico o una colisión entre un automóvil y un peatón). Por lo tanto, otras lesiones graves a menudo están presentes.

Las fracturas causan inflamación obvia, deformidad (a menudo con acortamiento), e inestabilidad. Se pueden perder hasta 1,5 litros de sangre por cada fractura. El shock hemorrágico es posible, sobre todo cuando la causa es un traumatismo cerrado y hay otras lesiones.

Diagnóstico

  • Radiografía

Las radiografías lateral y anteroposterior son diagnósticas. Si la fractura se debió a una gran fuerza, las radiografías de cadera siempre se debe hacer para buscar una fractura del cuello femoral homolateral. La rodilla tambien necesita evaluarse con mucho cuidado.

Tratamiento

  • Entablillado inmediato con tracción

  • Reducción abierta con fijación interna (RAFI).

El tratamiento inmediato es entablillado, por lo general con fuerza de distracción (como con una tracción Hare o férula de tracción de Sager), seguido por RAFI. Debido a que las férulas de tracción aplican tracción en la parte inferior de la pierna, no deben ser utilizadas si los pacientes también tienen una fractura de tibia.