Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Fracturas proximales del húmero

(Fractura de hombro)

Por Danielle Campagne, MD , Assistant Clinical Professor, Department of Emergency Medicine, University of San Francisco - Fresno

Información:
para pacientes

Las fracturas proximales del húmero son proximales al cuello quirúrgico (ver figura Referencias anatómicas clave en el húmero proximal.) La mayoría están mínimamente desplazadas y anguladas. El diagnóstico es por radiografía simple o, a veces TC. La mayor parte de estas fracturas se pueden tratar con un cabestrillo, una venda, y la movilización temprana.

Las fracturas humerales proximales son especialmente comunes entre los ancianos. Algunos pacientes tienen daño del nervio axilar (reduciendo la sensibilidad sobre el deltoides medio) o daño de la arteria axilar. Pueden observarse retracciones tras unos pocos días de inmovilización, sobre todo en ancianos.

Referencias anatómicas clave en el húmero proximal.

El cuello quirúrgico del húmero se fractura.

Etiología

La mayoría de estas fracturas son el resultado de una caída sobre un brazo hiperextendido; con menor frecuencia, está involucrado un golpe directo.

Clasificación

Las fracturas se clasifican por el número de partes que resultan; una parte se define como una estructura clave anatómica que se desplaza (> 1 cm) o angula (> 45 °) en relación a su posición anatómica normal. Las 4 estructuras anatómicas clave del húmero proximal son la

  • Cuello anatómico

  • Cuello quirúrgico

  • Tuberosidad mayor

  • Tuberosidad menor

Por ejemplo, si no hay estructuras desplazadas o anguladas, la fractura tiene una parte. Si una estructura está angulada o desplazada, la fractura tiene 2 partes (ver figura Fracturas de una parte y 2 partes del húmero proximal.). Casi el 80% de las fracturas de húmero proximal tienen solo una parte; por lo general son estables, unidas por la cápsula articular, manguito rotador, y/o periostio. Las fracturas con ≥ 3 partes son infrecuentes.

Fracturas de una parte y 2 partes del húmero proximal.

Si no hay estructuras que estén desplazadas o anguladas, la fractura tiene una parte. Si una estructura está angulada o desplazada, la fractura tiene 2 partes.

Signos y síntomas

El hombro y el brazo son dolorosos y se inflaman; los pacientes tienen dificultad para levantar el brazo.

Diagnóstico

  • Radiografías simples

  • A veces, tomografía computarizada (TC)

Las radiografías deben incluir, al menos,

  • Una vista en rotación interna anteroposterior verdadera

  • Vista en Y (oblicua) transescapular

  • Una vista axilar para evaluar la articulación glenohumeral

La TC se realiza si las fracturas son complejas o se visualizan mal en las radiografías simples.

Tratamiento

  • Por lo general, un cabestrillo y ejercicios tempranos de amplitud de movimiento

  • A veces reducción abierta con fijación interna (RAFI) o reemplazo articular protésico.

Las fracturas de una parte rara vez requieren reducción; la mayoría (casi el 80%) se tratan con inmovilización en un cabestrillo, a veces con una venda (ver figura La inmovilización articular como tratamiento agudo: algunas técnicas comunes.), y ejercicios tempranos de amplitud de movimiento, tales como ejercicios de Codman (ver figura Ejercicios de Codman.). Estos ejercicios son particularmente útiles para las personas mayores. Debido a que las contracturas son un riesgo, la movilización precoz es deseable, incluso si la alineación es anatómicamente imperfecta.

Ejercicios de Codman.

El paciente se dobla en la cintura con el brazo afectado colgando hacia abajo, perpendicular al suelo. El brazo y el hombro deben estar relajados, y las rodillas dobladas. Los pacientes deberían

  • Lentamente girar el brazo de lado a lado, de atrás hacia adelante, y en círculos en sentido de las agujas del reloj y en sentido contrario

  • Cambiar su peso de un pie a otro en la misma dirección que las oscilaciones del brazo

  • De manera gradual, aumentar el arco a medida que se tolere.

Estos ejercicios solo deben causar dolor mínimo. Los pacientes deben realizar cada ejercicio 2 veces por serie y varias series por día. Los pacientes deben aumentar gradualmente la duración de los ejercicios.

Las fracturas con ≥ 2 piezas se inmovilizan, y los pacientes son referidos a un cirujano ortopédico. Estas fracturas pueden requerir RAFI o reemplazo de una articulación protésita (reemplazo de hombro).

Conceptos clave

  • Clasificar las fracturas humerales proximales en función del número de estructuras humerales clave (cuello anatómico, cuello quirúrgico, tuberosidad mayor, tuberosidad menor) que están desplazadas o anguladas.

  • Casi el 80% requieren solo un cabestrillo.

  • Los pacientes, especialmente los ancianos, deben comenzar los ejercicios de amplitud de movimiento tan pronto como sea posible.

Recursos en este artículo