Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Fracturas vertebrales por compresión

Por Danielle Campagne, MD , Assistant Clinical Professor, Department of Emergency Medicine, University of San Francisco - Fresno

Información:
para pacientes

La mayoría de las fracturas vertebrales por compresión son una consecuencia de la osteoporosis, son asintomáticos o mínimamente sintomáticas, y se producen con o sin un traumatismo mínimo.

Las fracturas por compresión osteoporóticas vertebrales (ver Osteoporosis) son comunes en la columna torácica (por lo general por debajo de T6) y la columna lumbar, sobre todo cerca de la unión T12-L1. Puede que no haya antecedentes de un trauma o solo uno mínimo (p. ej., una caída menor, flexión súbita, elevación, tos). Los pacientes que hayan tenido una fractura vertebral osteooporótica tienen mayor riesgo de otras fracturas vertebrales y no vertebrales.

De vez en cuando, la compresión u otras fracturas vertebrales son el resultado de una fuerza significativa (p. ej., un accidente automovilístico, una caída desde una altura, una herida de bala). En tales casos, la médula espinal a menudo también se lesiona (ver Traumatismos de columna), y la columna vertebral puede fracturarse en más de 1 lugar. Si la causa fue una caída o un salto desde una altura, uno o ambos talones también pueden fracturarse (ver Fracturas de calcáneo); el 10% de todos los pacientes con fractura del calcáneo también tiene una fractura toracolumbar (a causa de la carga axial al esqueleto al aterrizar sobre los talones).

Signos y síntomas

Las fracturas vertebrales osteoporóticas son asintomáticas o causan únicamente pérdida de altura o cifosis en cerca de dos tercios de los pacientes. En otros pacientes, el dolor puede desarrollarse inmediatamente o más tarde. El dolor puede irradiarse al abdomen. El dolor, la debilidad y las anomalías en los reflejos o los esfínteres son poco comunes. El dolor por lo general disminuye después de aproximadamente 4 semanas y se resuelve después de aproximadamente 12 semanas.

Las fracturas vertebrales por compresión no osteoporóticas causan dolor agudo, hipersensibilidad ósea en el sitio de la fractura, y por lo general espasmo muscular.

Diagnóstico

  • Radiografía

Las fracturas osteoporóticas por lo general se diagnostican mediante radiografías. Los resultados son por lo general

  • Pérdida de la altura vertebral (especialmente > 6 cm)

  • Radiodensidad disminuida

  • Pérdida de la estructura trabecular

  • Acuñamiento anterior

Las fracturas osteoporóticas vertebrales se diagnostican comúnmente como hallazgos incidentales. Si los pacientes no tienen factores de riesgo para la osteoporosis (p. ej., la edad avanzada), estas fracturas son poco probables.

Las fracturas solitarias por encima de T4 sugieren cáncer en lugar de osteoporosis. Si no se conoce que los pacientes tengan osteoporosis, se debe hacer radioabsorciometría de doble energía(DXA). Si la osteoporosis está recién diagnosticada, los pacientes deben ser evaluados para detectar causas de osteoporosis secundaria (ver Osteoporosis : Otros estudios).

Si se ha producido un traumatismo significativo, la TC se hace para evaluar toda la columna vertebral, y si hay déficits neurológicos o síntomas, se obtiene una resonancia magnética de la sección correspondiente de la médula espinal (ver Traumatismos de columna : Diagnóstico).

Si la causa fue una caída o salto desde una altura, los médicos deben buscar fracturas de calcáneo y vertebrales adicionales.

Tratamiento

  • Analgésicos

  • Inmovilización temprana y fisioterapia

El tratamiento se enfoca en aliviar el dolor y la movilización temprana. Se administran analgésicos. La pronta reanudación de la actividad normal ayuda a limitar la pérdida ósea y la discapacidad.

Los fisioterapeutas pueden ayudar mediante la enseñanza de técnicas de elevación correctas y la prescripción de ejercicios para fortalecer los músculos paravertebrales, pero la terapia puede tener que retrasarse hasta que se controle el dolor.

La osteoporosis, si está presente, debe ser tratada (p. ej., con un bifosfonato-ver Osteoporosis : Tratamiento). La calcitonina también puede ser utilizada y puede ayudar a aliviar el dolor y aumentar la densidad ósea.

Es común que se recete la colocación de una ortesis, pero su eficacia no está clara.

En algunos casos, la vertebroplastia, a veces precedida por cifoplastia, puede aliviar un dolor intenso. En la vertebroplastia, se inyecta metacrilato de metilo en el cuerpo vertebral. En la cifoplastia, se expande el cuerpo vertebral con un balón.

Estos procedimientos pueden reducir la deformidad en las vértebras tratadas, pero no reducen el riesgo de fracturas en vértebras adyacentes, e incluso pueden aumentarlo. Otros riesgos son las fracturas costales, filtración del cemento y edema pulmonar o infarto de miocardio.

Si las fracturas son producto de un traumatismo significativo, la columna vertebral se inmoviliza inmediatamente, y la TC o RM se realiza para evaluar la estabilidad de las fracturas. Las lesiones de la médula espinal, si están presentes, se tratan con prontitud (ver Traumatismos de columna : Tratamiento), y se proporciona tratamiento sintomático (p. ej., analgésicos, movilización temprana).

Conceptos clave

  • La mayoría de las fracturas vertebrales se deben a osteoporosis

  • Alrededor de dos tercios de las fracturas osteoporóticas vertebrales son asintomáticas o causan solo pérdida de altura o cifosis.

  • Se sospecha cáncer si los pacientes tienen una fractura solitaria por encima de la T4.

  • Si no se sabe si los pacientes tienen osteoporosis realizar una radioabsorciometría de doble energía.

  • Fomentar la movilización precoz.

Recursos en este artículo