Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Luxaciones de la rótula

Por Danielle Campagne, MD , Assistant Clinical Professor, Department of Emergency Medicine, University of San Francisco - Fresno

Información:
para pacientes

Las luxaciones rotulianas son frecuentes y casi siempre laterales. El diagnóstico es clínico; se toman radiografías para descartar fracturas. El tratamiento consiste en reducción, inmovilización y, a veces, cirugía.

La luxación rotuliana es distinta de la luxación de rodilla (ver Luxaciones de la rodilla (tibiofemoral)), que es una lesión mucho más grave.

La mayoría de los pacientes son mujeres adolescentes y presentan una alteración crónica femororrotuliana subyacente. Algunas luxaciones se reducen espontáneamente antes de que las evalúe el médico.

Las lesiones asociadas incluyen

  • La fractura osteocondral de la rótula o cóndilo femoral lateral

Las complicaciones pueden incluir

  • Artrosis

  • En pacientes con anomalías femororrotulianas, luxación o subluxación recidivante

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • Radiografías para excluir fractura

La luxación, a menos que se reduzca de forma espontánea, es clínicamente evidente; es decir, la rótula se desplaza de forma visible y palpable lateralmente, y el paciente sostiene la rodilla en una posición ligeramente flexionada y no está dispuesto a enderezarla. Si la luxación se reduce de forma espontánea,suele hallarse hemartrosis y la zona perirrotuliana suele ser hipersensible.

Se obtienen radiografías anteroposterior y lateral de la rodilla y vistas de la rótula para excluir fractura, incluso si la luxación se ha reducido obviamente.

Tratamiento

  • Reducción

  • Inmovilización

El tratamiento inmediato es la reducción; la mayoría de los pacientes no requieren sedación o analgesia. La reducción se realiza con la cadera del paciente flexionada. Entonces el técnico mueve suavemente la rótula en dirección medial mientras se extiende simultáneamente la rodilla. Cuando se reduce la rótula, un chasquido palpable suele ser evidente y la deformidad se resuelve.

Inmediatamente después de la reducción, la rodilla se inmoviliza con un inmovilizador de rodilla o una ortesis con bisagra con la rodilla a 20° de flexión.

Los pacientes con lesión osteocondral o inestabilidad recurrente pueden requerir cirugía.

Recursos en este artículo