Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Lesiones por rayos

Por Daniel P. Runde, MD, Clinical Instructor of Medicine;Medical Education Fellow, David Geffen School of Medicine UCLA;Harbor-UCLA Medical Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Las lesiones por rayos provocan paro cardíaco, pérdida de conciencia y déficits neurológicos temporales o permanentes; las quemaduras graves y las lesiones de tejidos internos son poco frecuentes. El diagnóstico es clínico; para la evaluación se precisa un ECG y monitorización cardíaca. El tratamiento es sintomático.

Aunque las lesiones y muertes debido a la caída de rayos han disminuido significativamente en los últimos 50 años, la caída de rayos siguen causando unos 30 muertos y varios cientos de heridos cada año en los EE.UU.. Los rayos tienden a caer en objetos altos o asilados, incluidos árboles, torres, refugios, asta banderas, tribunas o graderías, y cercos. En campo abierto, una persona puede ser el objeto más alto. Los objetos de metal y el agua no atraen los rayos pero transmiten rápidamente la electricidad cuando son alcanzados. los rayos pueden caer directamente sobre una persona, o la corriente transferirse a la persona a través de la tierra o de un objeto cercano. Los rayos también pueden viajar por las líneas eléctricas o las fuentes eléctricas hacia los equipos eléctricos en el interior de las casas o por las líneas telefónicas. La fuerza del impacto de un rayo puede arrojar a la víctima a varios metros de distancia.

Como la física de las lesiones por rayos es diferente de las generadas por energía eléctrica, el conocimiento de los efectos de la exposición a la corriente domética o de alto voltaje no puede extrapolarse a las lesiones por rayos. Por ejemplo, el daño de las lesiones por rayo no es determinado por el voltaje ni por el amperaje. Aunque la corriente de un rayo tiene una gran cantidad de energía, fluye por un período extremadamente breve (de 1/10.000 a 1/1.000 seg). Por lo tanto, rara vez, si es que alguna, provoca heridas cutáneas graves, y en pocas ocasiones causa rabdomiólisis o un daño tisular interno grave, a diferencia de las lesiones eléctricas de alto voltaje y de alta corriente que proceden de fuentes artificiales. Los pacientes pueden presentar una hemorragia intracraneana resultado de una lesión secundaria o, rara vez, por el rayo en sí.

El rayo puede afectar al corazón, pero principalmente afecta el sistema nervioso central (dañando el cerebro), el sistema nervioso autónomo y los nervios periféricos.

Perlas y errores

  • A diferencia de la lesión por alta tensión y corriente eléctrica alta de fuentes generadas, un rayo rara vez, o nunca, provoca heridas en la piel grave y rara vez provoca rabdomiolisis o daños graves del tejido interno,

Signos y síntomas

La carga eléctrica puede causar asistolia u otras arritmias o provocar síntomas de disfunción cerebral como pérdida de la conciencia, confusión aguda o amnesia.

La ceraunoparálisis (del griego keraunós, rayo) es la parálisis con frialdad al tacto, y ausencia de pulsos en los miembros inferiores y a veces los superiores, más defectos motores y sensitivos; la causa es probablemente lesión en el sistema nervioso simpático. La ceraunoparálisis es común y por lo general se resuelve tras varias horas, aunque a veces puede dejar un cierto grado de paresia permanente. Otras manifestaciones de las lesiones por rayos pueden ser las quemaduras cutáneas leves punteadas con un patrón ramificado o en forma de plumas, perforación de la membrana timpánica y, después de varios días, cataratas. Los problemas neurológicos pueden incluir confusión, defectos cognitivos y neuropatía periférica. Pueden aparecer problemas neuropsicológicos (p. ej., trastornos del sueño o ansiedad). El paro cardiopulmonar en el momento de la descarga es la causa de muerte más frecuente. Los defectos cognitivos, los síndromes dolorosos y el daño del sistema nervioso simpático son las secuelas a largo plazo más usuales.

Diagnóstico

  • Reconocimiento de complicaciones cardíacas y cerebrales

Las lesiones por rayos pueden tener o no testigos. Las lesiones sin testigo se sospechan cuando una persona que se encuentra en fuera durante o después de una tormenta tiene amnesia o se la encuentra inconsciente. Todos los pacientes afectados por un rayo deben ser evaluados por lesiones traumáticas.

Si la lesión es grave, puede realizarse un ECG. Se miden las enzimas cardíacas para los pacientes que presentan lo siguiente:

  • Dolor de pecho

  • ECG anormal

  • Estados mentales alterados

Los pacientes con un estado mental inicialmente anormal o con deterioro progresivo o con defectos neurológicos focales compatibles con una lesión cerebral requieren una TC o RM de cráneo.

Tratamiento

  • Sintomático

En caso de paro cardíaco o respiratorio se inicia la RCP. Si se encuentra disponible un desfibrilador automático externo, debe usarse. Los pacientes que se encuentran bajo un paro cardíaco después de un rayo, a diferencia de los pacientes con paro cardiaco de otros tipos de trauma, suelen tener un pronóstico excelente si es resucitado. Por lo tanto, a diferencia de un evento típico de víctimas en masa, en los que se dan baja prioridad triage a los pacientes con paro cardiaco, a este tipo de pacientes se les da alta prioridad cuando múltiples víctimas son impactadas por rayos.

Se proporciona un tratamiento sintomático. Los líquidos se restringen para disminuir la posibilidad de un edema cerebral. La mayoría de los pacientes lesionados por un rayo pueden ser dados de alta, a menos que se sospechen efectos cardíacos o lesiones cerebrales.

Prevención

La mayoría de las lesiones por rayos pueden prevenirse si se siguen las normas de seguridad pertinentes. Las personas deben conocer el pronostico del tiempo y tener planes de escape que involucren evacuación una zona segura (idealmente un edificio habitable, grande) Deben prestar atención al clima mientras están fuera de casa para poder implementar un plan de escape si aparece una tormenta inesperada. En el momento en que se escucha un trueno la persona ya está en peligro debe buscar refugio (p. ej., edificios o vehículos cerrados). Las estructuras pequeñas abiertas, como miradores, no son seguras. No se debe salir de la casa sino hasta 30 minutos después del último rayo o escuchar el último trueno. Cuando se está en el interior de la casa durante una tormenta eléctrica, se debe evitar acercarse a las cañerías y los tomacorrientes, alejarse de las ventanas y las puertas y no utilizar un teléfono de línea, consolas de video juegos o el ordenador. Los teléfonos celulares, y otros dispositivos digitales de mano y computadoras portátiles son seguros cuando se utilizan a batería porque no atraen los rayos.

Conceptos clave

  • Las lesiones por rayos tienden a provocar arritmias y disfunción cerebral, a diferencia de las lesiones eléctricas de fuentes, que tienden a causar quemaduras en la piel y la lesión del tejido interno.

  • Se sospecha de lesiones por rayos si los pacientes se encuentran inconscientes o amnésicos después de una tormenta.

  • Al evaluar los pacientes, considere las lesiones traumáticas, arritmias, y daño cerebral y cardíaco.

  • Tratar a los pacientescon actitud de apoyo.

  • La mayoría de las lesiones por rayos pueden prevenirse si se siguen las normas de seguridad pertinentes.

Recursos en este artículo