Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Precauciones durante una inmersión y prevención de las lesiones por inmersión

Por Alfred A. Bove, MD, PhD, Chief of Cardiology, Cardiology Section, Temple University School of Medicine

Información:
para pacientes

1 iOS Android

El buceo es una actividad recreativa relativamente segura para personas sanas que tienen un entrenamiento y una formación adecuados. Existen muchos cursos de seguridad en el buceo ofrecidos por organizaciones nacionales.

Seguridad durante el buceo

La incidencia de barotraumatismos puede reducirse mediante la ecualización o compensación activa de los diferentes espacios aéreos, como la mascara facial (espirando aire por la nariz hacia la máscara) y el oído medio (bostezando, deglutiendo o realizando una maniobra de Valsalva). Los buceadores deben evitar contener la respiración y respirar normalmente durante el ascenso, que debe realizarse a una velocidad de no más de 0,15 a 0,3 m/seg (0,5 a 1 pies/sec), una velocidad que permite la eliminación gradual de N2 y el vaciado de los espacios llenos de aire (p. ej., pulmones, senos). Los buceadores deben ascender con paradas de descompresión según lo especifican las pautas publicadas (p. ej., la tabla de descompresión del US Navy Diving Manual). Las recomendaciones actuales también incluyen una parada de seguridad de 3 a 5 minutos a 4,6 m (15 pies) para completar la ecualización. Además, los buceadores no deben volar en las primeras 15 a 18 horas después de una inmersión.

Los buceadores deben conocer ciertas condiciones de buceo y evitarlas (p. ej., mala visibilidad, corrientes que precisen un esfuerzo excesivo). Las temperaturas frías plantean un riesgo particular porque puede producirse rápidamente una hipotermia que afecte el juicio y la destreza, o que induzca arritmias cardíacas mortales en personas susceptibles. No se recomienda bucear solo.

Las drogas ilícitas y el alcohol en cualquier cantidad pueden tener efectos impredecibles o no previstos en las profundidades y deben evitarse de manera estricta. Por otra parte, los medicamentos recetados rara vez interfieren con el buceo recreativo, pero si el trastorno tratado es una contraindicación para el buceo, no debe realizarse tal actividad.

Contraindicaciones para bucear

Como el buceo puede implicar un esfuerzo intenso, los buceadores no deben tener un problema cardiovascular o pulmonar funcionalmente significativo y deben tener una capacidad aeróbica por encima del promedio. Los trastornos que pueden afectar la conciencia, el estado de alerta o el juicio en general prohíben la actividad. Si existe alguna duda respecto de si el buceo está contraindicado por un trastorno específico, es preciso consultar a un experto reconocido. Para las contraindicaciones específicas para bucear, véase el Contraindicaciones médicas específicas para el buceo.

Contraindicaciones médicas específicas para el buceo

Contraindicación

Ejemplos específicos o efectos adversos

Trastorno pulmonar

Asma activa

Bronquiectasias

EPOC

Fibrosis quística

Antecedentes de neumotórax espontáneo

Enfermedad pulmonar intersticial

Quistes pulmonares

Síndrome de Marfan

Trastornos cardiovasculares

Insuficiencia cardíaca

Antecedentes de arritmias ventriculares significativas

Cortocircuito intracardíaco hemodinámicamente significativo

Arteriopatía coronaria significativa

Trastorno psicológico

Pánicos o fobias

Trastorno estructural

Hernia inguinal no reparada

Trastornos neurológicos

Trastorno conulsivos

Síncope

Trastornos metabólicos

Obesidad extrema

Diabetes mellitus tipo 1 o tipo 2 tratada con insulina (una contraindicación relativa)

Trastornos de garganta, nariz y oído

Rinitis alérgica

Membrana timpánica perforada

Infección respiratoria alta

Embarazo

Posible riesgo de malformaciones fetales y muerte fetal debido a la enfermedad por descompresión

Aerofagia habitual

Hiperinsuflación digestiva durante el ascenso debido a la deglución de aire presurizado en zonas profundas

Mala tolerancia al ejercicio

Respuesta fisiológica inadecuada a las condiciones adversas de buceo

Reflujo gastrointestinal grave

Agravado por la pérdida del efecto de la gravedad sobre el abdomen durante la inmersión

Niños < 10 años

Comprensión incompleta de la física y la fisiología necesaria para el buceo seguro

Recursos en este artículo