Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Tratamiento de recompresión

(Oxigenoterapia hiperbárica)

Por Alfred A. Bove, MD, PhD, Chief of Cardiology, Cardiology Section, Temple University School of Medicine

Información:
para pacientes

El tratamiento de recompresión es la administración de O2 al 100% durante varias horas en una cámara sellada presurizada a > 1 atm, que gradualmente se reduce hasta la presión atmosférica. En los buceadores, este tratamiento se usa principalmente para la enfermedad descompresiva y para la embolia gaseosa arterial. Un menor tiempo hasta el inicio del tratamiento se asocia a una mejor evolución del paciente. El neumotórax no tratado precisa la colocación de un tubo de tórax antes del tratamiento de recompresión o al comienzo de éste.

Los objetivos del tratamiento de recompresión son los siguientes:

  • Aumentar la solubilidad y la liberación de O2

  • Aumentar la eliminación de N2

  • Disminuir el tamaño de las burbujas de gas

Para la intoxicación con monóxido de carbono, los mecanismos incluyen la disminución del tiempo de vida media de la carboxihemoglobina, reducir la isquemia, y posiblemente mejorar la función mitocondrial.

El tratamiento con O2 hiperbárico también se utiliza en varios trastornos médicos generales no relacionados con el buceo (véase Tratamiento hiperbárico con O2*).

Tratamiento hiperbárico con O2*

Evidencia que confirma la utilidad

Trastornos

Buena

Embolia gaseosa arterial

Infección por clostridios

Enfermedad por descompresión

Osteorradionecrosis

Trastornos de la cicatrización de injertos cutáneos

Alguna

Anemia (grave) con shock hemorrágico

Quemaduras

Intoxicación por monóxido de carbono (grave)

Absceso intracraneal con actinomicosis

Fascitis necrosante

Lesión por radiación de tejidos blandos

Osteomielitis refractaria

Lesión traumática por aplastamiento y síndrome compartimental

Curación de heridas en miembros isquémicos

Oclusión de arteria o vena retinales

*El tratamiento hiperbárico con O2 es el pilar del tratamiento de la lesión por descompresión y la embolia gaseosa arterial relacionadas con el buceo. También se usa en otros trastornos, pero su eficacia está más establecida para algunas enfermedades que para otras. Las contraindicaciones relativas incluyen trastornos pulmonares crónicos, problemas sinusales, trastornos con convulsiones y claustrofobia. El embarazo no es una contraindicación. En los estados Unidos, las cámaras de oxigenoterapia hiperbárica pueden localizarse contactando con la Divers Alert Network (919-684-8111; www.diversalertnetwork.org).

Debido a que la recompresión se tolera relativamente bien, es preciso iniciarla si hay cualquier probabilidad de que pueda facilitar la recuperación; la recompresión puede ser útil incluso si se inicia hasta después de 48 horas de haber vuelto a la superficie.

Las cámaras de recompresión son multiplaza, con espacio para uno o más pacientes en una camilla y para un auxiliar médico, o monoplaza, con espacio para sólo un paciente. Aunque las cámaras monoplaza son menos costosas, no puede accederse al paciente durante la recompresión, de forma que su utilización en casos graves, que pueden precisar alguna intervención, puede ser arriesgada.

Los buceadores, el personal sanitario y el personal de rescate y de policía de las zonas de buceo populares deben saber la localización de la cámara de recompresión más cercana, el medio más rápido de llegar a ella y la fuente más adecuada para realizar consultas telefónicas. Esa información también está disponible en la Divers Alert Network (919-684-8111; www.diversalertnetwork.org) 24 h/día La Undersea and Hyperbaric Medical Society (http://membership.uhms.org/), es otra fuente muy útil de información general acerca de la recompresión.

Protocolos de recompresión

Habitualmente, la presión y la duración del tratamiento son decisión de un especialista en medicina hiperbárica en el centro de recompresión. Los tratamientos se administran 1 o 2 veces al día durante 45 a 300 minutos hasta que desaparezcan los síntomas; se añaden pausas de aire de 5 a 10 minutos para reducir el riesgo de toxicidad por O2. En general, la presión de cámara se mantiene entre 2,5 y 3 atm, pero los pacientes con síntomas neurológicos potencialmente mortales por embolia gaseosa pueden empezar con 6 atm para comprimir rápidamente las burbujas de gas cerebrales.

Aunque el tratamiento de recompresión en general se hace con O2 al 100% o con aire comprimido, pueden estar indicadas mezclas de gases especiales (p. ej., helio/O2 o N2/O2 en proporciones no atmosféricas) si el buceador utilizó una mezcla de gas poco habitual o si la profundidad o la duración de la inmersión fue extraordinaria. En el US Navy Diving Manual se pueden encontrar tablas de protocolos específicos para el tratamiento.

Los pacientes con defectos neurológicos residuales deben recibir tratamientos hiperbáricos intermitentes y repetitivos y pueden tardar varios días en conseguir la mejoría máxima.

Complicaciones y contraindicaciones

El tratamiento de recompresión puede producir problemas similares a los que ocurren en el barotraumatismo (ver Barotraumatismo), como barotraumatismos ótico y sinusal. La toxicidad por O2 puede causar miopía reversible. Rara vez, se producen barotraumatismo pulmonar, toxicidad pulmonar por O2, hipoglucemia o convulsiones. Los sedantes y los opiáceos pueden tapar los síntomas y producir insuficiencia respiratoria; deben evitarse o utilizarse sólo a las menores dosis eficaces.

Las contraindicaciones relativas incluyen

  • Trastornos pulmonares obstructivos

  • Infecciones respiratorias altas o sinusitis

  • Insuficiencia cardíaca grave

  • Cirugía o lesión reciente del oído

  • Fiebre

  • Claustrofobia

  • Trastorno convulsivo

  • Cirugía de tórax

  • Neumotórax

Los pacientes con neumotórax requieren una toracostomía de tubo(ver Toracostomía con tubo : Procedimiento) antes del tratamiento por recompresión.

Conceptos clave

  • Se encargará de la terapia de recompresión indicada para hacerse tan pronto como sea posible.

  • No excluya la terapia de recompresión basado en la cantidad de tiempo transcurrido desde la superficie (a condición de que esta vez es < 48 h).

  • Si un paciente inestable necesita terapia de recompresión, utilice una cámara multiplaza si es posible.

  • Los pacientes con neumotórax requieren una toracostomía sobre tubo antes del tratamiento por recompresión.

Recursos en este artículo