Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Conmociones cerebrales relacionadas con los deportes

Por James E. Wilberger, MD, Professor of Neurosurgery;Unaffiliated Neurosurgical Consultant, Drexel University School of Medicine;National Football League ; Derrick A. Dupre, MD, Department of Neurological Surgery, Allegheny General Hospital

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Las actividades deportivas son una causa común de la conmoción cerebral, una forma de lesión cerebral traumática leve. Los síntomas incluyen pérdida de la consciencia, la confusión, dificultades de memoria, y otros signos de disfunción cerebral. El diagnóstico es clínico y se realiza neuroimagen según sea necesario, ya que no suele haber evidencia de lesión cerebral estructural. El regreso anticipado a la competencia puede ser perjudicial; una vez que se resuelven los síntomas, los atletas pueden reanudar paulatinamente la actividad atlética.

La conmoción cerebral es una alteración transitoria de la función cerebral causada por lesiones en la cabeza, por lo general un golpe. Por definición, no hay anomalías cerebrales estructurales directamente visible o en los estudios de imagen (por lesiones cerebrales más graves, ver Traumatismos de cráneo). La fisiopatología todavía está siendo clarificada, pero la disfunción cerebral se cree que involucra la excitotoxicidad, que es el daño neuronal causado por la liberación excesiva de neurotransmisores excitatorios, particularmente glutamato. Para obtener información adicional, consulte Concussions: What a neurosurgeon should know.

Las estimaciones de la incidencia de la conmoción cerebral relacionado con el deporte en los EE.UU. varían de 200,000/año hasta 3,8 millones/año; las cifras más altas incluyen estimaciones aproximadas de lesiones que no son evaluados en un hospital o de otra manera reportados. El reporte de la consciencia y por tanto de las conmociones cerebrales ha aumentado significativamente en la última década, la incidencia de las lesiones cerebrales traumáticas relacionadas con deportes graves y mortales no se ha incrementado de manera similar. Deportes que implican rutinariamente colisión de alta velocidad (p. ej., fútbol, rugby, hockey sobre hielo, lacrosse) tienen las tasas más altas de conmoción cerebral, pero ningún deporte está libre de riesgos, incluyendo porristas. Se estima que el 19% de los participantes en deportes de contacto tiene una lesión de conmoción en el transcurso de una temporada.

Lesión repetida

A diferencia de otras causas de conmoción cerebral (p. ej., los accidentes vehiculares, caídas), que suelen ser eventos aislados, los deportistas están continuamente expuestos a riesgo de conmoción cerebral. Por lo tanto, la lesión es frecuente. Los atletas son particularmente vulnerables si se produce la lesión a repetición ocurre antes de que se hayan recuperado completamente de una conmoción cerebral anterior, pero incluso después de la recuperación, los atletas que han sufrido una conmoción cerebral tienen una probabilidad de 2 a 4 veces mayor de sufrir otra conmoción cerebral en algún momento. Además, la repetición de las conmociones cerebrales pueden ocurrir después de un impacto menos severo.

Por otra parte, aunque la mayoría de los atletas se recuperan completamente de una sola conmoción cerebral, un 3% de los que tuvieron múltiples conmociones cerebrales (aunque aparentemente menores) desarrollan encefalopatía traumática crónica (CTE, descrita inicialmente en los boxeadores y denomina demencia pugilística). En CTE, los pacientes tienen cambios neurodegenerativos estructurales, incluyendo atrofia cortical, algo similar a los cambios presentes en pacientes con enfermedad de Alzheimer. Los síntomas pueden incluir problemas de memoria, deterioro del juicio y la toma de decisiones, cambio de personalidad (p. ej., la irascibilidad, la volatilidad) y parkinsonismo. Varios destacados atletas retirados que habían sufrido TC recurrentes se han suicidado.

Signos y síntomas

La alteración más evidente de la función cerebral con una conmoción cerebral es

  • Pérdida del conocimiento

Sin embargo, muchos pacientes no pierden la consciencia, sino que se manifiestan síntomas y signos como

  • Confusión: aparece aturdido o impresionado, sin conocer oponente o puntuación, respuestas lentas

  • Pérdida de la memoria: no conoce las obras o la distribución, no recuerda los acontecimientos antes de la lesión (amnesia retrógrada) o después (amnesia anterógrada)

  • Trastornos de la visión: Visión doble, sensibilidad a la luz

  • Mareos, movimientos torpes, trastornos del equilibrio

  • Cefalea

Síntomas posconmoción son manifestaciones cognitivas y/o de comportamiento que pueden estar presentes durante algunos días o semanas siguientes a la conmoción cerebral, incluyendo

  • Dolores de cabeza crónicos

  • Dificultades en la memoria a corto plazo

  • Cansancio

  • Dificultad para dormir

  • Cambios de personalidad (irritabilidad, cambios de humor)

  • La sensibilidad a la luz y el ruido

Los síntomas posconmoción suelen resolverse en unos días o varias semanas.

Perlas y errores

  • Los pacientes pueden tener conmoción cerebral sin pérdida de la consciencia

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • A veces neuroimagen para excluir lesiones más graves

Los atletas con posible conmoción cerebral deben ser evaluados por un médico con experiencia en evaluación y manejo de las conmociones cerebrales. A veces estos médicos están en el sitio en los eventos deportivos de alto nivel; de lo contrario, el personal de línea de banda deberá tener una formación en el reconocimiento de los síntomas y protocolos de conmoción para derivar a los pacientes para su evaluación. Las herramientas de diagnóstico, tales como la Evaluación Estandarizada de una conmoción cerebral (SAC), la Herramienta de Evaluación de conmoción cerebral por deportes (SCAT2) o SCAT3 pueden ayudar a capacitar al personal, entrenadores, y los médicos sin experiencia a evaluar a los atletas en el lugar. SCAT2 y SCAT3 están disponible en forma gratuita en internet (SCAT2, SCAT3) y también puede ser descargado en dispositivos de mano. El CDC tiene las herramientas y la información para la formación las personas que no son médicos (CDC "Heads Up" programs).

La neuroimagen no es útil para el diagnóstico de conmoción cerebral en sí, sino se hace si hay sospecha de lesión cerebral más grave (p. ej., hematomas, contusiones). Por lo general, los pacientes deben someterse a TC si tuvieron pérdida de la consciencia, tienen una escala de coma de Glasgow <15 ( Escala del Coma de Glasgow*), tienen déficit neurológico focal, tienen estado mental alterado persistente, o parecen empeorar (ver Traumatismos de cráneo : Estudios neurológicos por la imagen).

Las pruebas neurocognitivas formales probablemente muestren anomalías en pacientes sintomáticos, pero no se hace normalmente a menos que los síntomas posconmoción cerebral duren más de lo esperado o la persona esté manifestando problemas cognitivos profundos. Sin embargo, algunos programas deportivos hacen pruebas neurocognitivas de referencia sobre todos los participantes y los repiten tras la conmoción cerebral por lo que se pueden identificar las anomalías más sutiles y seguir participando diferidas hasta que la persona regresa a su punto de referencia. Una de las pruebas más utilizadas es una herramienta informática comercial denominado IMPACT (ImPACT).

Pronóstico

Los pacientes se recuperan completamente, aunque los síntomas posconmoción pueden persistir durante varias semanas.

CTE causa disfunción cerebral progresiva normalmente conduce a la muerte dentro de 10 a 15 años de la presentación inicial.

Tratamiento

  • Separación de la competencia o actividad

  • Reposo, paracetamol para la cefalea

  • Aumento gradual de la actividad atlética completa

Los pacientes que tenían síntomas o signos de conmoción cerebral no deben volver a jugar ese día y se les recomienda descansar. La escuela y el trabajo, las actividades de conducción de automóvil, y el alcohol y la estimulación cerebral excesiva (p. ej., el uso de computadoras, televisión, juegos de video) deben ser evitados. No hay fármacos que se hayan demostrado mejore la recuperación de la conmoción cerebral, pero los síntomas específicos pueden ser tratados con medicamentos apropiados (p. ej., paracetamol o AINE para el dolor de cabeza). Se les recomienda a los miembros de la familia observar los signos de deterioro (ver Traumatismos de cráneo : Lesiones leves) y llevar a la persona al hospital en caso de que se produzca.

Volver a jugar

Por lo general, se recomienda un enfoque gradual. Los atletas deben abstenerse de actividades deportivas hasta que estén completamente asintomáticos y no requieren medicación. Entonces pueden comenzar ejercicio aeróbico ligero y por adelantado a través de entrenamiento específico del deporte, ejercicios sin contacto, simulacros de full-contact, y finalmente juego competitivo. Los pacientes que permanecen asintomáticos en un nivel pueden avanzar a la siguiente. Pero por muy rápido que mejoren, a los pacientes suele aconsejarse que regresen a juego pleno hasta que sean asintomáticos durante 1 semana. Los que hayan tenido síntomas graves (p. ej., pérdida del conocimiento durante> 5 min, > 24 h de amnesia) deben esperar al menos 1 mes. Los atletas que hayan tenido múltiples conmociones cerebrales en una temporada deben estar plenamente informados de los riesgos y beneficios de la participación continuada. Los padres de niños en edad escolar deben participar en estas discusiones también.

Conceptos clave

  • La conmoción cerebral implica la disfunción cerebral traumática transitoria, ; la consciencia se puede perder pero a veces los pacientes manifiestan solamente confusión, pérdida de memoria y de la marcha o dificultades en el equilibrio.

  • Los síntomas pueden resolverse rápidamente o persistir durante varias semanas.

  • Los atletas con posible conmoción cerebral deben retirarse del juego y ser evaluados; las herramientas de evaluación, como SCAT2 pueden ser útiles.

  • La neuroimagen se realiza si hay pérdida de la consciencia, Glasgow <15, deficit neurológico focal, persistente alteración del estado mental o deterioro clínico.

  • Después de la conmoción cerebral, los pacientes son más susceptibles a repetir conmoción cerebral durante un período de tiempo y deben abstenerse de actividades deportivas hasta que hayan estado asintomáticas durante 1 semana o más (dependiendo de la gravedad de la lesión).

  • Las actividades atléticas se reanudan gradualmente.

Recursos en este artículo