Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Hipotermia en recién nacidos

Por James W. Kendig, MD, Professor of Pediatrics, Penn State University College of Medicine ; Ursula Nawab, MD, Assistant Professor, Department of Pediatrics, Division of Neonatology, Thomas Jefferson University/Nemours

Información:
para pacientes

La hipotermia se define como una temperatura central < 35 a35,5°C. Puede deberse a una causa exclusivamente ambiental o representar una enfermedad intercurrente. El tratamiento consiste en el recalentamiento y la corrección de la causa.

La temperatura rectal normal en los recién nacidos a término y prematuros es 36,5 a 37,5 °C Aunque la hipotermia es una temperatura central < 35-35,5 °C, hay estrés por frío a temperaturas más altas cuando la pérdida de calor requiere un aumento en la producción de calor metabólico.

Fisiopatología

La humedad relativa, el flujo de aire, la proximidad a superficies frías y la temperatura del aire ambiente influyen en el equilibrio término. Los recién nacidos son proclives a la pérdida rápida de calor e hipotermia consiguiente debido al elevado cociente entre superficie y volumen corporales, que es incluso mayor en recién nacidos de bajo peso. Se produce pérdida de calor por radiación cuando la piel desnuda es expuesta a un ambiente que contiene objetos de temperatura más baja. En los recién nacidos humedecidos por el líquido amniótico, hay pérdida de calor por evaporación. Cuando se coloca a los neonatos en contacto con una superficie o un objeto frío, se produce pérdida de calor por conducción. La pérdida de calor por convección ocurre cuando un flujo de aire ambiente más fresco aleja el calor del neonato.

El estrés por frío no reconocido puede desviar calorías a la producción de calor, lo que altera el crecimiento. Los recién nacidos tienen una respuesta metabólica al enfriamiento que comprende la termogénesis química (sin escalofríos) mediante la descarga de noradrenalina por los nervios simpáticos en la grasa parda. Este tejido especializado del recién nacido, localizado en la nuca, entre las escápulas y alrededor de los riñones, responde con lipólisis, seguida de oxidación o reesterificación de los ácidos grasos liberados. Estas reacciones producen calor local, y la rica irrigación de la grasa parda ayuda a transferirlo al resto del cuerpo del recién nacido. Esta reacción duplica o triplica el metabolismo y el consumo de O2. Por consiguiente, en recién nacidos con insuficiencia respiratoria (p. ej., el recién nacido pretérmino con síndrome de dificultad respiratoria), el estrés por frío también puede provocar hipoxia tisular y daño neurológico. La activación de las reservas de glucógeno puede causar hiperglucemia transitoria. La hipotermia persistente puede provocar hipoglucemia y acidosis metabólica y aumentar el riesgo de sepsis de aparición tardía y la mortalidad.

A pesar de sus mecanismos de compensación, los recién nacidos, en particular los lactantes de bajo peso al nacer, tienen una capacidad limitada para regular la temperatura y son propensos a una temperatura central disminuida. Incluso antes de que la temperatura disminuya, el estrés por frío ocurre cuando la pérdida de calor requiere un aumento en la producción de calor metabólico. El ambiente térmico neutro (termoneutralidad) es la zona de temperatura óptima para los recién nacidos; se define como la temperatura ambiental en la que la demanda metabólica (y por tanto el consumo de calorías) para mantener la temperatura del cuerpo en el intervalo normal (36,5-37,5 ° C rectal) es más baja. El ambiente térmico neutro tiene un estrecho rango de 36,7 ° a 37,3 °C.

Etiología

Los factores ambientales, los trastornos que alteran la termorregulación (p. ej., sepsis [ver Sepsis neonatal], hemorragia intracraneal [ver hemorragia Intracraneal], abstinencia de drogas [ver Exposición prenatal a fármacos]) o una combinación de ellos pueden provocar hipotermia. Los factores de riesgo para la hipotermia incluyen hipertensión materna (ver Hipertensión en el embarazo), parto por cesárea (ver Cesárea) y bajos puntajes de Apgar (ver Reanimación neonatal : Evaluación).

Tratamiento

  • Recalentamiento en una incubadora o bajo una fuente de calor radiante.

La hipotermia se trata por recalentamiento en una incubadora o bajo una fuente de calor radiante. Debe controlarse al recién nacido y tratar, según sea necesario, la hipoglucemia, la hipoxemia y la apnea. Los cuadros de base, como sepsis, abstinencia de drogas o hemorragia intracraneal, requieren tratamiento específico.

Prevención

La hipotermia puede prevenirse secando de inmediato y envolviendo después al recién nacido (incluida la cabeza) en una manta tibia para prevenir las pérdidas por evaporación, conducción y convección. Los lactantes prematuros con muy bajo peso al nacer también se benefician de un envoltorio de polietileno oclusivo en el momento del parto. Un recién nacido expuesto para reanimación u observación debe ser colocado bajo una fuente de calor radiante para prevenir las pérdidas por radiación. Los recién nacidos enfermos deben permanecer en un ambiente térmico neutro para minimizar el metabolismo. La temperatura apropiada de la incubadora varía según el peso al nacer y la edad posnatal del recién nacido, y la humedad de la incubadora. Alternativamente, el calentamiento se puede ajustar a través de un servomecanismo regulado para mantener la temperatura de la piel en 36,5°C.

Conceptos clave

  • Los recién nacidos, en particular los lactantes de muy bajo peso al nacer, son susceptibles a la hipotermia ambiental; la enfermedad (p. ej., hemorragia intracraneana, sepsis) aumenta el riesgo.

  • La temperatura ambiente óptima para los recién nacidos es aquella en la que el gasto de calorías necesarias para mantener la temperatura normal del cuerpo es más bajo, típicamente entre 36,7 y 37,3 °C.

  • Recalentar a los neonatos en una incubadora o bajo una fuente de calor radiante y tratar cualquier trastorno subyacente.

  • Prevenir la hipotermia secando de inmediato y envolviendo después al recién nacido.