Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Recién nacido pretérmino tardío

Por James W. Kendig, MD, Professor of Pediatrics, Penn State University College of Medicine ; Ursula Nawab, MD, Assistant Professor, Department of Pediatrics, Division of Neonatology, Thomas Jefferson University/Nemours

Información:
para pacientes

Un recién nacido pretérmino tardío es el que nace ≥ 34 senamas y antes de las 37 semanas de gestación.

La gestación de término es de 40 semanas (rango de 37 a 42 semanas). Los recién nacidos prematuros tardíos a menudo parecen tener el tamaño de los lactantes a término, pero tienen un aumento de la morbilidad debido a su nacimiento prematuro. Los nacimientos prematuros tardíos representan casi tres cuartas partes de todos los nacimientos prematuros. La tasa de nacimientos prematuros tardíos se ha incrementado en las últimas 2 décadas desde el 7,2% en 1990 al 8,3% en 2011; muchos partos prematuros tardíos son indicaciones clínicas.

Etiología

El parto prematuro tardío es a veces indicado médicamente (p. ej., a causa de preeclampsia, placenta previa/placenta accreta, o ruptura prematura de membranas) y con frecuencia se hace utilizando la cesárea.

En una paciente determinada, generalmente se desconoce la causa de trabajo de parto y parto prematuros espontáneos tardíos. Sin embargo, los factores de riesgo son similares a aquellos del parto prematuro en general (ver Recién nacido prematuro : Etiología) y la corioamnionitis crónica puede estar asociada con partos prematuros tardíos espontáneos.

Complicaciones

Aunque los médicos tienden a centrarse en las complicaciones más espectaculares y evidentes de los lactantes prematuros nacidos < 34 semanas de gestación, los lactantes prematuros tardíos están en riesgo de muchos de los mismos trastornos. Estos lactantes tienen estancias hospitalarias más largas y mayor incidencia de readmisión y trastornos médicos diagnosticados que los recién nacidos a término. La mayoría de las complicaciones se relacionan con disfunción de sistemas orgánicos inmaduros y son similares a las de los recién nacidos nacidos más prematuramente, pero por lo general menos graves que ellas (ver Recién nacido prematuro : Complicaciones). Sin embargo, algunas de las complicaciones de la prematurez (p. ej., enterocolitis necrosante, retinopatía del prematuro, displasia broncopulmonar, hemorragia intraventricular) son poco frecuentes en los recién nacidos prematuros tardíos. En la mayoría de los casos, las complicaciones se resuelven completamente.

Las complicaciones incluyen:

  • SNC: episodios apneicos (ver Apnea del prematuro)

  • Tracto GI: mala alimentación debido al retraso en la maduración del mecanismo de succionar y tragar (razón principal de la estancia hospitalaria prolongada o el reingreso)

  • Hiperbilirrubinemia: causada por mecanismos inmaduros para el metabolismo hepático de la bilirrubina o aumento de la reabsorción intestinal de bilirrubina (p. ej., si las dificultades de alimentación causan disminución de la motilidad intestinal—ver Hiperbilirrubinemia neonatal)

  • Hipoglucemia: causada por los bajos depósitos de glucógeno (ver Hipoglucemia neonatal)

  • Pulmones: síndrome de dificultad respiratoria (causado por la producción insuficiente de agente tensioactivo—ver Síndrome de dificultad respiratoria en recién nacidos); taquipnea transitoria del recién nacido (ver Taquipnea transitoria del recién nacido)

  • Inestabilidad de la temperatura: algún grado de hipotermia en el 50% de los lactantes (causado por un cociente mayor entre área de superficie y volumen, disminución del tejido adiposo, y la termogénesis ineficaz de la grasa parda—ver Hipotermia en recién nacidos)

Diagnóstico

  • Edad gestacional estimada por la nueva escala de Ballard

  • Pruebas de cribado de rutina en busca de complicaciones metabólicas

Los hallazgos del examen físico se correlacionan con la edad gestacional (ver figura Evaluación de la edad gestacional: nueva escala de Ballard.).

La monitorización de la glucosa es necesaria al menos durante 24 horas, en particular si no se ha establecido bien una alimentación regular. Las evaluaciones de rutina incluyen la oximetría de pulso, Ca y electrolitos en suero, hemograma completo, y nivel de bilirrubina.

En los recién nacidos deben monitorizarse las apneas y las bradicardia hasta las 34,5 a 35 semanas de edad ajustada o hasta que no presenten más episodios. Los niveles de glucosa son controlados durante al menos 24 h, en particular si no se ha establecido bien una alimentación regular. Los niveles de bilirrubina se supervisan clínicamente en la primera semana de vida.

Pronóstico

El pronóstico varía según la presencia y la gravedad de las complicaciones, pero en general la mortalidad y la probabilidad de complicaciones disminuyen mucho con el aumento de la edad gestacional y el peso al nacer.

La mayoría de los problemas del sistema nervioso central se resuelven. El control de la respiración suele estar maduro para las 37-38 semanas de gestación y los eventos de apnea cesan para las 43 semanas. Sin embargo, algunos niños tienen retrasos leves en el desarrollo y problemas relacionados con la escuela, por lo que todos deben tener seguimiento del neurodesarrollo y una derivación temprana adecuada a los programas de intervención, según sea necesario.

Los problemas pulmonares suelen resolverse, pero algunos lactantes desarrollan hipertensión pulmonar.

Tratamiento

  • Terapia de soporte

Los trastornos identificados deben recibir tratamiento. Para los lactantes sin condiciones específicas, el apoyo se centra en la temperatura corporal y la alimentación.

Los recién nacidos prematuros pueden ser estresados por las demandas metabólicas del mantenimiento de la temperatura corporal central (ver Hipotermia en recién nacidos). Por lo tanto, deben mantenerse en un ambiente térmico neutro, que es la temperatura ambiente en en la cual las demandas metabólicas (y por lo tanto el gasto de calorías) para mantener la temperatura corporal en el rango normal es la más baja. El ambiente térmico neutro tiene un estrecho rango de 36,7 a 37,3 °C

La lactancia materna es altamente recomendable. La mayoría de los recién nacidos pretérminos tardíos toleran la leche materna, que aporta factores inmunitarios y nutricionales que no contienen las fórmulas derivadas de la leche de vaca. Si los lactantes no succionan o tragan adecuadamente, la alimentación debe administarrse por sonda nasogástrica empezando por pequeñas cantidades y aumentando gradualmente a lo largo del tiempo.

Conceptos clave

  • Aunque los lactantes prematuros tardíos (≥ 34 sem y < 37 semanas de gestación) pueden parecer similares en tamaño y apariencia a los recién nacidos de término, tienen mayor riesgo de complicaciones.

  • Las complicaciones son hipotermia, hipoglucemia, síndrome de dificultad respiratoria, hiperbilirrubinemia y mala alimentación.

  • Tratar los trastornos y sostener la temperatura corporal y la alimentación.

  • Proporcionar seguimiento del neurodesarrollo para identificar y abordar cualquier discapacidad.