Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Agorafobia en niños y adolescentes

Por Josephine Elia, MD, Professor of Psychiatry and Human Behavior, Professor of Pediatrics, Sidney Kimmel Medical College of Thomas Jefferson University, Nemours Alfred I. duPont Hospital for Children

Información:
para pacientes

La agorafobia es un temor persistente de verse atrapado en situaciones o lugares sin una vía de escape fácil y sin ayuda. El diagnóstico se basa en la anamnesis. El tratamiento consiste en benzodiazepinas o ISRS y terapia conductista.

La agorafobia es poco común entre los niños, pero puede desarrollarse en los adolescentes, especialmente aquellos que también tienen ataques de pánico (ver Trastorno bipolar en niños y adolescentes).

Los pacientes tienen constantemente el miedo o la ansiedad acerca de ≥ 2 de los siguientes durante ≥ 6 meses:

  • Utilizar el transporte público

  • Estar en espacios abiertos

  • Estar en espacios cerrados

  • Estar de pie en una cola o estar en una multitud

  • Estar fuera de la casa solo

Además, el miedo debe hacer que los pacientes eviten la situación angustiante hasta el grado en que tienen dificultad para funcionar normalmente (p. ej., ir a la escuela, visitar un centro comercial, realizar otras actividades habituales). Los pacientes pueden tener ataques de pánico cuando se exponen a la situación angustiante.

La agorafobia debe distinguirse de las fobias específicas (p. ej., a una determinada situación), el trastorno de ansiedad social (ver Trastorno de ansiedad social en niños y adolescentes) y el trastorno de pánico (ver Trastorno bipolar en niños y adolescentes). Además, la agorafobia debe distinguirse de la depresión (ver Trastornos depresivos en niños y adolescentes), que puede hacer que los pacientes eviten salir de casa por motivos no relacionados con la ansiedad.

El tratamiento conductista tiene especial utilidad cuando hay síntomas de agorafobia. Los fármacos rara vez son útiles, excepto para controlar los ataques de pánico asociados.