Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Viajes al extranjero

Por Christopher Sanford, MD, MPH, DTM&H, University of Washington;University of Washington

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Cerca de 1 cada 30 personas que viajan al extranjero requiere atención de urgencia. La enfermedad en un país extranjero puede implicar dificultades importantes. Muchos planes de seguro, como Medicare, no son válidos en el extranjero; los hospitales extranjeros a menudo exigen un depósito en efectivo sustancial para los que no son residentes, independientemente de su seguro. Existen planes de seguro de viaje, incluso algunos que se encargan de la evacuación de urgencia, disponibles a través de agentes comerciales, agencias de viajes y algunas compañías importantes de tarjeta de crédito. También hay guías de listados de médicos de habla inglesa en el extranjero, consulados de los Estados Unidos que pueden ayudar a obtener servicios médicos de urgencia e información acerca de los riesgos de viajar al extranjero (véase Contactos útiles para las personas que viajan al extranjero (de los Estados Unidos)). Los pacientes con trastornos graves deben considerar el contacto o los acuerdos previos al viaje con una organización que ofrezca la evacuación con supervisión médica de los países extranjeros. Ciertas infecciones son comunes cuando se viaja a ciertas regiones.

Contactos útiles para las personas que viajan al extranjero (de los Estados Unidos)

Organización

Números telefónicos

Sitio web

International Association for Medical Assistance to Travellers (IAMAT)

Estados Unidos: (716) 754-4883 (Cataratas del Niágara, NY)

Canadá: (519) 836-0102 (Guelph, Ontario); (416) 652-0137 (Toronto, Ontario)

Centers for Disease Control and Prevention (CDC)

Estados Unidos: Línea gratuita (800) CDC-INFO (800-232-4636)

TTY: (888) 232-6348 (Atlanta, GA)

CDC Malaria Hotline

Estados Unidos: (770) 488-7788 o (855) 856-4713; fuera de hora, (770) 488-7100 (Atlanta, GA)

US Department of State, Overseas Citizens Services

Estados Unidos: (888) 407-4747

(Washington, DC)

Organización Mundial de la Salud (OMS)

Internacional: (+41 22)-791-2111

(Ginebra, Suiza)

Vacunaciones

Algunos países exigen vacunas específicas (véase Vacunas para viajes internacionales*,†,‡). Puede obtenerse información general del viaje y actualizada sobre vacunación y quimioprofilaxis para el paludismo en los Centers for Disease Control and Prevention (CDC), tanto en la línea directa de paludismo y en el sitio web, Travelers’ Health: Vaccinations y Malaria and Travelers).

Vacunas para viajes internacionales*,†,‡

Infección

Regiones en las que se recomienda la vacuna

Comentarios

Hepatitis A

Todos los países de bajos recursos

2 dosis separadas por 6 meses; protección completa durante 6–12 meses después de la 1ra dosis y de por vida después de la 2da dosis

Hepatitis B

Todos los países de bajos recursos, sobre todo China

Recomendada para viajeros con estadías extensas y para todo el personal sanitario

Influenza

Todo el año en los trópicos

Abril a septiembre en el hemisferio sur; octubre a abril en el hemisferio norte

Recomendada para todos los viajeros > 6 meses de edad

Encefalitis japonesa

Áreas rurales en la mayor parte de Asia, sobre todo en las que se dedican al cultivo del arroz y la cría de cerdos

2 dosis al menos 28 días entre una y otra

No recomendada para mujeres embarazadas

Infecciones meningocócicas

Norte del desierto sub-sahariano de África desde Mali a Etiopía (el llamado cinturón de la meningitis)

Exigida para el ingreso a Arabia Saudita durante Hajj o Umrah

En todo el mundo, especialmente en situaciones de hacinamiento (p. ej., dormitorios)

Riesgo mayor durante las estaciones secas (diciembre a junio)

Rabia

Todos los países, incluso los Estados Unidos

Recomendada para viajeros con riesgo de mordeduras de animales (p. ej., acampantes rurales, veterinarios, trabajadores del campo, personas que viven en áreas remotas)

No elimina la necesidad de las vacunas después de la mordedura de un animal para lograr la protección

Recomendada durante el embarazo sólo si el riesgo de infección es alto

Fiebre tifoidea

Todos los países de bajos recursos, sobre todo sur de Asia (incluso la India)

Forma en comprimidos: 1 comprimido tomado día por medio por un total de 4 comprimidos; protege por 5 años

  • No segura para mujeres embarazadas

Forma de inyección única : Protege por 2 años y se cree que es más seguro para las embarazadas que la forma de la vacuna en comprimidos.

Fiebre amarilla

Regiones tropicales de Sudamérica

Regiones tropicales de África

Aunque esta infección es rara, en muchos países se exige la vacunación para ingresar

No es segura para mujeres embarazadas

Mayor riesgo de efectos adversos en ancianos§

*Además de las vacunas enumeradas, deben actualizarse las vacunas contra sarampión, parotiditis, rubéola, tétanos, difteria, poliomielitis, enfermedad neumocócica y varicela.

Todas las recomendaciones están sujetas a cambio. Para las recomendaciones más recientes, véase Centers for Disease Control and Prevention (www.cdc.gov o 800-CDC-INFO [800-232-4636]).

§Los profesionales de la salud deben considerar escribir una carta de excención de vacunas para los viajeros de la tercera edad, a menos que el riesgo de exposición sea alto.

Lesiones y muerte

Los accidentes de tránsito son la causa más frecuente de muerte de los viajeros internacionales no ancianos. Los viajeros deben usar cinturones de seguridad en vehículos y un casco cuando vayan en bicicleta. Los viajeros deben evitar las motocicletas y los ciclomotores y evitar viajar en autobuses o en camiones al descubierto. Para prevenir el ahogamiento (otra causa común de muerte en el extranjero), los viajeros deben evitar las playas con olas turbulentas y no nadar después de beber bebidas alcohólicas.

Diarrea del viajero

La diarrea del viajero (Ver también Diarrea del viajero) es el problema de salud más frecuente entre los viajeros internacionales. Suele ser autolimitada y en general se resuelve en 5 días; sin embargo, del 3 al 10% de los viajeros puede presentar síntomas que duran > 2 semanas y en hasta un 3% dura > 30 días. La diarrea que dura < 1 semana no requiere ningún estudio complementario. En la diarrea persistente, se realizan pruebas de laboratorio (ver Diarrea : Estudios complementarios).

El tratamiento iniciado por el propio paciente está indicado para los síntomas moderados a intensos ( 3 deposiciones no formadas en 8 h), sobre todo si también hay vómitos, fiebre, cólicos abdominales o sangre en las heces. El tratamiento se realiza con un antibiótico adecuado (p. ej., una fluoroquinolona para la mayoría de los destinos, un macrólido como azitromicina para el sudeste asiático). Otras medidas incluyen la administración de loperamida (salvo en pacientes con fiebre, heces sanguinolentas o dolor abdominal y en los niños < 2 años), la administración de líquidos y, en los niños pequeños y los adultos mayores, electrolitos (p. ej., solución de rehidratación oral).

Las medidas que pueden disminuir el riesgo de diarrea del viajero son

  • Beber y lavarse los dientes con agua embotellada, filtrada, hervida o clorada

  • Evitar el hielo

  • Comer alimentos recién preparados sólo si se han calentado a temperaturas de cocción al vapor

  • Comer sólo frutas y verduras que los viajeros pelen por sí mismos

  • Evitar los alimentos provenientes de vendedores callejeros

  • Lavarse las manos con frecuencia

  • Evitar todos los alimentos que estén expuestos a moscas

Los antibióticos profilácticos (p. ej., fluoroquinolonas) son eficaces en la prevención de la diarrea, pero debido a la preocupación de los efectos adversos y el desarrollo de resistencia, probablemente deberían ser reservados para pacientes con inmunodepresión.

Esquistosomiasis

La esquistosomiasis es frecuente y está causada por la exposición al agua calma de África, sudeste de Asia, China y este de América del Sur. Los riesgos de la esquistosomiasis pueden reducirse mediante el uso de calzado y calcetines al caminar a través del agua y evitando las actividades en agua dulce en áreas donde la esquistosomiasis es común (ver Esquistosomiasis).

Problemas después de regresar al hogar

El problema médico más frecuente después de viajar es

  • La diarrea persistente del viajero

Las enfermedades potencialmente graves más frecuentes son

Las personas también pueden contagiarse piojos (ver Piojos) y sarna (ver Escabiosis) después de estar en condiciones de hacinamiento o en lugares donde las medidas higiénicas son deficientes.

Algunas enfermedades se hacen evidentes meses después de que un viajero ha regresado; el antecedente de viaje con los riesgos de exposición es un indicio diagnóstico útil cuando los pacientes presentan una enfermedad desconcertante. La International Society of Travel Medicine (www.istm.org) y la American Society of Tropical Medicine and Hygiene (www.astmh.org) proporcionan listas de clínicas de viaje en sus sitios web. Muchas de estas clínicas se especializan en ayudar a los viajeros que están enfermos después de su regreso al hogar.

Recursos en este artículo