Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Transporte de drogas ilegales en el interior del cuerpo ("mulas")

Por Patrick G. O’Connor, MD, MPH, Professor of Medicine; Chief, Section of General Internal Medicine, Yale University School of Medicine

Información:
para pacientes

El transporte de drogas ilegales en el interior del cuerpo ("mulas") es la ingestión voluntaria o forzada de paquetes llenos de drogas para su contrabando a través de las fronteras u otros puntos de control.

La ingestión voluntaria o forzada de paquetes llenos de drogas ("body packing") a menudo involucra drogas con un valor callejero alto (sobre todo heroína o cocaína). Las drogas pueden colocarse en condones o en paquetes rodeados de varias capas de polietileno o látex y a veces recubiertos con una capa externa de cera. Después de que las “mulas” tragan en forma premeditada varios paquetes ("tragadores"), suelen tomar fármacos antimotilidad a fin de disminuir la motilidad intestinal hasta que los paquetes puedan recuperarse. La rotura de uno o más paquetes representa un riesgo, que da por resultado un cuadro de toxicidad abrupta y sobredosis. Los síntomas específicos dependen de la droga, pero son frecuentes la presencia de hipertermia, taquicardia, hipertensión y convulsiones que no responden al tratamiento en el caso de la cocaína, y de coma y depresión respiratoria en el caso de la heroína. También representan riesgos la obstrucción o la rotura intestinal y la peritonitis.

El término body stuffing es similar al body packing; se utiliza cuando la persona esconde la droga en forma repentina ("tragadores rápidos") cuando, por temor a ser descubierta portando sustancias ilegales por los agentes responsables de hacer cumplir la ley, ingieren los paquetes de droga para evitar su detención. Algunas veces los paquetes son colocados en el recto o la vagina. En general, la cantidad de droga transportada es mucho menor en el "body stuffing" que en el "body packing", pero como las drogas suelen estar envueltas en forma menos segura, la sobredosis representa una preocupación.

Diagnóstico

Las personas que se sospecha son “mulas” suelen ser llevadas a la atención médica por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, pero los médicos deben considerar el transporte de drogas ilegales en el interior del cuerpo si los viajeros recientes y las personas recién encarceladas se presentan con coma o convulsiones de etiología desconocida. A veces puede confirmarse cuando se detectan paquetes durante el examen rectal. A menudo, las radiografías simples permiten confirmar la presencia de paquetes en el tubo digestivo.

Tratamiento

  • Tratamiento sintomático para las complicaciones

El tratamiento de pacientes con síntomas de sobredosis (y presunta rotura del paquete) consiste en medidas sintomáticas e incluye la protección de las vías respiratorias, el apoyo respiratorio y circulatorio y la administración de anticonvulsivos, según los síntomas del paciente. A veces están indicados antídotos específicos (véanse a continuación los fármacos específicos). En general, los paquetes intactos pueden eliminarse por irrigación intestinal. Sin embargo, una vez que se produce la rotura, está indicada la extracción inmediata, quirúrgica o endoscópica (dependiendo de la ubicación en el tracto gastrointestinal) de todos los paquetes, pero rara vez puede hacerse a tiempo; con frecuencia, se produce la muerte porque la cantidad de droga liberada es grande. Los pacientes con obstrucción o perforación intestinal también necesitan una cirugía inmediata. El carbón activado puede ser útil, pero está contraindicado en pacientes con obstrucción o perforación.

Las personas que transportan drogas en sus cuerpos pero que no presentan síntomas deben ser observadas para evaluar la aparición de síntomas hasta que los paquetes hayan sido evacuados y presenten varias deposiciones sin paquetes. Algunos médicos utilizan la irrigación intestinal completa con una solución de polietilenglicol con metoclopramida o sin ella como agente estimulante de la motilidad. En los pacientes asintomáticos, no se indica la endoscopia de urgencia.