Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Rehabilitación de la cirugía de cadera

Por Alex Moroz, MD, FACP, Associate Professor and Director of Residency Training and Medical Education, Department of Rehabilitation Medicine;Director of Integrative Sports Medicine, New York University School of Medicine;Rusk Rehabilitation

Información:
para pacientes

La rehabilitación se inicia tan pronto como sea posible después de la cirugía de fractura de cadera. Los primeros objetivos pueden ser aumentar la fuerza y evitar la atrofia del lado afectado. En un comienzo, se permite sólo el ejercicio isométrico del miembro afectado mientras esté completamente extendido. La colocación de una almohada debajo de la rodilla está contraindicada, porque puede conducir a la contractura en flexión de la cadera y la rodilla.

La movilización gradual del miembro afectado suele dar por resultado la deambulación total. La velocidad de la rehabilitación depende en parte del tipo de cirugía. Por ejemplo, después de la artroplastia de cadera, la rehabilitación suele progresar con mayor rapidez, se necesita menos rehabilitación y el resultado funcional es mejor que aquel después de la fijación con tornillo y placa o clavo y placa. Lo ideal es comenzar a soportar todo el peso el segundo día posterior a la cirugía. Los ejercicios de deambulación se inician después de 4 a 8 días (suponiendo que los pacientes pueden soportar todo su peso y pueden mantener el equilibrio) y los ejercicios para subir escaleras se inician después de 11 días.

Se les enseña a los pacientes a realizar ejercicios diarios para fortalecer los músculos del tronco y del cuádriceps de la pierna afectada. Puede ser perjudicial la elevación prolongada de objetos pesados o empujarlos, agacharse, tratar de alcanzar objetos en lo alto o saltar. Durante la deambulación, la cantidad de tensión mecánica es la misma si los pacientes usan 1 o 2 bastones, pero al usar 2 puede interferirse con ciertas actividades de la vida cotidiana. Los pacientes no deben sentarse en una silla, sobre todo si es baja, durante un período prolongado y deben utilizar el brazo de la silla para apoyarse cuando están de pie. Cuando se sientan, deben mantener las piernas sin cruzar.

Los terapeutas ocupacionales enseñan a los pacientes cómo modificar las formas de hacer las actividades básicas e instrumentales de la vida cotidiana con seguridad después de la artroplastia de cadera, lo que favorece la curación y mejora la movilidad. Por ejemplo, los pacientes pueden aprender lo siguiente:

  • Mantener su cadera correctamente alineada

  • Lavar los platos y planchar sentados en un taburete alto

  • Utilizar una almohada para elevar el asiento del automóvil cuando se ingresa o se sale de éste

  • Utilizar dispositivos de mango largo (p. ej., alcanzadores, calzadores) para disminuir la necesidad de agacharse

Estas instrucciones pueden darse en el hospital, en los centros de rehabilitación a largo plazo, en el domicilio del paciente inmediatamente después del alta o en el ámbito ambulatorio.