Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Revisión sobre los suplementos dietéticos

Por Ara DerMarderosian, PhD, University of the Sciences in Philadelphia

Información:
para pacientes

De todas las terapias alternativas y complementarias, los suplementos dietéticos son los utilizados con mayor frecuencia, sobre todo por su amplia disponibilidad y porque pueden ser comprados sin consultar con un profesional médico.

La FDA regula los suplementos dietéticos de una manera diferente de la utilizada para los fármacos; sólo regula el control de calidad y los procesos de fabricación, pero no garantiza la estandarización de los principios activos o la eficacia.

Definición

La Dietary Supplement Health Education Act (DSHEA) ode1994 define un suplemento dietético como

  • Cualquier producto (excepto el tabaco), en la forma de píldoras, cápsulas, comprimidos o líquido, que contiene una vitamina, mineral, hierba u otro producto vegetal, aminoácidos u otra sustancia dietética conocida y que está diseñado como un suplemento de la dieta normal

Además, ciertas hormonas, como la dehidroepiandrosterona (DHEA, un precursor de los andrógenos y estrógenos) y la melatonina, están reguladas como suplementos dietéticos y no como medicamentos.

Rotulado

La DSHEA exige que el rótulo del producto lo identifique como suplemento dietético y notifique a los consumidores que sus acciones no han sido evaluadas por la FDA. El rótulo también debe enumerar cada principio por nombre, cantidad y peso total e identificar las partes de la planta de donde derivan los principios (véase la legislación de la DSHEA en www.fda.gov/RegulatoryInformation/Legislation/default.htm). Los fabricantes están autorizados a hacer afirmaciones sobre la estructura y la función del producto (p. ej., bueno para la salud del aparato urinario), pero no pueden hacer ni insinuar afirmaciones para éste como un medicamento o tratamiento (p. ej., trata infecciones urinarias).

Seguridad y eficacia

La mayoría de las personas que usan suplementos dietéticos asume que son buenos para la salud en general o son seguros y eficaces para el tratamiento de enfermedades específicas, debido a que son naturales (es decir, derivados de plantas o animales) y porque algunos están respaldados por siglos de uso en los sistemas tradicionales de medicina. Sin embargo, la FDA no exige que los fabricantes de suplementos dietéticos demuestren seguridad o eficacia (aunque los suplementos deben tener un historial de seguridad). La mayoría de los suplementos no se han estudiado de manera estricta. En la mayoría de los casos, la evidencia que sugiere la seguridad o la eficacia proviene del uso tradicional, estudios in vitro, algunos informes de casos y estudios en animales. Sin embargo, los fabricantes y los distribuidores de suplementos ahora deben informar los acontecimientos adversos graves a la FDA a través del sistema de MedWatch. Hay algunos suplementos (p. ej., aceite de pescado, condroitina/glucosamina, palma enana americana) que ahora demostraron ser complementos útiles y seguros de otros fármacos convencionales.

Cada vez hay más evidencia en relación con la seguridad y la eficacia de los suplementos dietéticos a medida que se realizan más estudios con base clínica. La información acerca de estos estudios está disponible en el sitio web de los National Institutes of Health’s National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM) nccam.nih.gov/research/clinicaltrials).

Pureza y estandarización

La falta de regulación y control gubernamental también conlleva que los suplementos no se controlen para asegurar que contengan los principios o la cantidad de principio activo que el fabricante afirma que tienen. El suplemento puede tener principios no recogidos en su composición, que pueden ser inertes o perjudiciales (p. ej., toxinas naturales, bacterias, pesticidas, plomo u otros metales pesados), o contener cantidades variables de principios activos, sobre todo cuando se trituran las hierbas completas o se elaboran extractos. Los consumidores corren el riesgo de recibir menos, más, o, en algunos casos, nada del principio activo, y esto en los casos en los que el principio sea conocido. La mayoría de los productos a base de hierbas constan de mezclas de varias sustancias y no siempre se conoce cuál de los principios es el más activo. La falta de estandarización no sólo significa que los productos de diferentes fabricantes pueden variar, sino también que pueden diferir los distintos lotes producidos por el mismo fabricante. Esta variabilidad de producto es una causa particular de dificultad para la realización de ensayos científicos rigurosos y la comparación de los resultados entre los diferentes ensayos. Sin embargo, algunos suplementos han sido estandarizados y pueden incluir una designación de normalización en el rótulo.

Las reglamentaciones nuevas que rigen la producción de suplemento en los Estados Unidos incluyen las normas de buenas prácticas de manufactura (BPM; en inglés, Good Manufacturing Practices, GMP). Estas reglas refuerzan las normas para mantener las instalaciones de fabricación y el equipamiento limpio y la materia prima pura y sin contaminación. Las BPM también exigen el rotulado, el envasado y el almacenamiento adecuados del producto terminado.

Otras preocupaciones

Otras aspectos de preocupación son

  • Uso de suplementos dietéticos en lugar de fármacos convencionales

  • Estabilidad de los suplementos (sobre todo de los productos derivados de las hierbas) una vez elaborados

  • Toxicidad

  • Interacciones entre los suplementos y los fármacos

Más información sobre estas preocupaciones proviene de informes esporádicos (véase Algunas posibles interacciones entre suplementos dietéticos y fármacos*) y algunas referencias.

A pesar de estas preocupaciones, muchos pacientes creen firmemente en los beneficios de los suplementos y seguirán utilizándolos con o sin intervención de un médico. Los pacientes pueden no querer revelar o tal vez deseen ocultar el uso de suplementos dietéticos. Por esta razón, la anamnesis de pacientes ambulatorios debe incluir periódicamente preguntas explícitas sobre el uso pasado y nuevo de terapias alternativas y complementarias, incluso de suplementos dietéticos. Muchos médicos incorporan algún uso de suplemento en su práctica; las razones incluyen beneficio comprobado del suplemento, un deseo de asegurarse que los suplementos sean utilizados con seguridad por los pacientes que de todas formas vayan a consumirlos y la creencia por parte del médico de que los suplementos son seguros y eficaces. Hay pocos datos para orientar el asesoramiento al paciente en materia de seguridad de los suplementos. Pero algunos expertos creen que el número total de problemas debido a los suplementos dietéticos es raro en comparación con el número total de dosis tomadas y que el suplemento, si está fabricado correctamente, es probable que sea seguro. Como resultado, estos expertos aconsejan la compra de suplementos de un fabricante reconocido y muchos recomiendan comprar suplementos elaborados en Alemania porque allí están regulados como medicamentos y, por lo tanto, la supervisión es más estricta que en los Estados Unidos.

Los siguientes suplementos son los más populares, son eficaces o tienen algunos interrogantes acerca de su seguridad. Información más completa se encuentra en el sitio web del NCCAM (www.nccam.nih.gov/).

Algunas posibles interacciones entre suplementos dietéticos y fármacos*

Suplemento dietético

Fármacos afectados

Interacción

Camomila (o manzanilla)

Barbitúricos y otros sedantes

Puede intensificar o prolongar los efectos de los sedantes porque sus aceites volátiles tienen efectos aditivos

Suplementos de hierro

Puede reducir la absorción de hierro a través de los taninos de la planta

Warfarina

Puede aumentar el riesgo de hemorragia porque la manzanilla contiene fitocumarinas, que pueden tener efectos aditivos

Equinácea

Fármacos potencialmente hepatotóxicos metabolizados por las enzimas del citocromo P-450 (p. ej., amiodarona, esteroides anabólicos, ketoconazol, metotrexato)

Puede retardar el metabolismo de estos fármacos y aumentar el riesgo de hepatotoxicidad si se toma durante más de 8 semanas

Inmunosupresores (p. ej., corticoides, ciclosporina)

Puede atenuar los efectos inmunosupresores a través de la estimulación de los linfocitos T

Efedra

Fármacos estimulantes (p. ej., cafeína, adrenalina, fenilpropanolamina, seudoefedrina)

Aumenta los efectos estimulantes de otros fármacos, lo que incrementa el riesgo de latidos cardíacos irregulares o rápidos y de hipertensión

IMAO

Puede intensificar los efectos de estos fármacos y aumentar el riesgo de efectos secundarios (p. ej., cefalea, temblores, latidos cardíacos irregulares o rápidos, hipertensión)

Matricaria (Tanacetum parthenium)

Fármacos antimigrañosos (p. ej., ergotamina;ver Algunas características de los trastornos de cefalea según su causa)

Puede aumentar la frecuencia cardíaca y la tensión arterial porque tiene efectos vasoconstrictores aditivos

Fármacos antiplaquetarios

Puede aumentar el riesgo de hemorragia porque la matricaria inhibe la agregación plaquetaria (tiene efectos aditivos)

Suplementos de hierro

Puede reducir la absorción de hierro a través de los taninos de la planta

AINE

La eficacia de la matricaria para prevenir y tratar la migraña está reducida por los AINE

Warfarina

Puede aumentar el riesgo de hemorragia porque la warfarina puede tener efectos aditivos

Ajo

Antihipertensivos

Puede aumentar el efecto antihipertensivo

Fármacos antiplaquetarios

Puede aumentar el riesgo de hemorragia porque estos medicamentos anulan la inhibición de la agregación plaquetaria y los efectos fibrinolíticos del ajo

Inhibidores de la proteasa (p. ej., saquinavir)

El ajo disminuye el nivel sanguíneo de los inhibidores de la proteasa

Warfarina

Puede aumentar el riesgo de hemorragia al aumentar los efectos anticoagulantes de la warfarina

Jengibre

Fármacos antiplaquetarios

Puede aumentar el riesgo de hemorragia al incrementar la inhibición de la agregación plaquetaria

Warfarina

Puede aumentar el riesgo de hemorragia al incrementar los efectos anticoagulantes de la warfarina

Ginkgo

Anticonvulsivos (p. ej., difenilhidantoína)

Puede reducir la eficacia de los anticonvulsivos porque los contaminantes presentes en las preparaciones de ginkgo pueden reducir los efectos anticonvulsivos

IMAO (p. ej., tranilcipromina)

Puede intensificar los efectos de estos fármacos y aumentar el riesgo de efectos secundarios (p. ej., cefalea, temblores, episodios maníacos)

AINE

Puede aumentar el riesgo de hemorragia al incrementar la inhibición de la agregación plaquetaria

Warfarina

Puede aumentar el riesgo de hemorragia al incrementar la inhibición de la agregación plaquetaria

Ginseng

Fármacos hipoglucemiantes (p. ej., glipizida)

Puede intensificar los efectos de estos fármacos y causar hipoglucemia

Ácido acetilsalicílico y otros AINE

Puede aumentar el riesgo de hemorragia al incrementar la inhibición de la agregación plaquetaria

Corticoides

Puede intensificar los efectos adversos de los corticoides porque el ginseng tiene efectos antiinflamatorios

Digoxina

Puede aumentar las concentraciones de la digoxina

Estrógenos

Puede intensificar los efectos adversos de los estrógenos

IMAO

Puede causar cefalea, temblores y episodios maníacos

Opiáceos

Puede reducir la eficacia de los opiáceos

Warfarina

Puede aumentar el riesgo de hemorragia al incrementar los efectos anticoagulantes de la warfarina

Sello de oro (Hydrastis canadensis)

Warfarina y heparina

Puede oponerse a los efectos de la warfarina y la heparina, lo que aumenta el riesgo de tromboembolia

Té verde

Warfarina

Puede reducir la eficacia de la warfarina, lo que aumenta el riesgo de tromboembolia

Kava (Piper methysticum)

Sedantes (p. ej., barbitúricos, benzodiazepinas)

Puede intensificar o prolongar los efectos de los sedantes

Regaliz (Glycyrriza glabra)

Antiarrítmicos

Puede aumentar el riesgo de ritmo cardíaco anormal, lo que determina que el tratamiento antiarrítmico sea menos eficaz

Antihipertensivos

Puede aumentar la retención de sal y agua e incrementar la tensión arterial, lo que determina que los antihipertensivos sean menos eficaces

Digoxina

Puede disminuir las concentraciones de K, lo que aumenta el riesgo de toxicidad de la digoxina

Diuréticos

Puede intensificar los efectos perdedores de K de la mayoría de los diuréticos e interferir con la efectividad de estos ahorradores de K (p. ej., espironolactona)

IMAO

Puede intensificar los efectos de estos fármacos y aumentar el riesgo de efectos adversos (p. ej., cefalea, temblores, episodios maníacos)

Cardo lechoso

Fármacos hipoglucemiantes

Puede intensificar los efectos de estos fármacos y causar hipoglucemia

Inhibidores de la proteasa (p. ej., indinavir, saquinavir)

Puede interferir con las enzimas que participan en el metabolismo y disminuir las concentraciones sanguíneas del indinavir

Palma enana americana

Estrógenos (p. ej., anticonceptivos orales)

Puede aumentar los efectos de estos fármacos

Hierba de San Juan

Ciclosporina

Puede reducir las concentraciones sanguíneas de ciclosporina y aumentar el riesgo de rechazo de trasplante de órganos

Digoxina

Puede reducir las concentraciones sanguíneas de la digoxina, lo que la convierte en menos eficaz, con resultados potencialmente peligrosos

Suplementos de hierro

Puede reducir la absorción del hierro

IMAO

Puede aumentar los efectos de los IMAO y causar una elevación muy grande de la tensión arterial que requiere tratamiento de urgencia

Inhibidores no nucleósidos de la transcriptasa inversa

Aumenta el metabolismo de estos fármacos, lo que reduce su eficacia

Anticonceptivos orales

Aumenta el metabolismo de estos fármacos, lo que reduce su eficacia

Fármacos fotosensibilizantes (p. ej., lansoprazol, omeprazol, piroxicam, antibióticos sulfamidas)

Puede aumentar la sensibilidad al sol

Inhibidores de la proteasa

Puede reducir la concentración sanguínea de los inhibidores de la proteasa, lo que disminuye su eficacia

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) (p. ej., fluoxetina, paroxetina, sertralina)

Puede aumentar los efectos de estos fármacos

Antidepresivos tricíclicos

Puede aumentar los efectos de estos fármacos

Warfarina

Puede reducir la eficacia de la warfarina, lo que aumenta el riesgo de tromboembolia

Valeriana

Sedantes (p. ej., barbitúricos, benzodiazepinas)

Puede intensificar los efectos de los sedantes

*Se requiere precaución cuando se utilizan suplementos dietéticos, porque estos productos no están estandarizados y por consiguiente presentan variaciones considerables y la información sobre su uso cambia continuamente. El estado teórico de muchas interacciones publicadas no elimina la necesidad del uso cauteloso. Antes de prescribir cualquier medicamento, los profesionales de la salud deben preguntar a los pacientes si están tomando suplementos dietéticos y, si es así, cuáles. Los médicos deben identificar cualquier posible interacción adversa de los medicamentos y los suplementos tomados por un paciente y luego determinar los medicamentos y la dosificación adecuados.

La venta de suplementos que contienen efedra está prohibida en los Estados Unidos.

Esta sustancia es un regaliz natural auténtico, no el más común, que confiere sabor artificial a los caramelos de regaliz.

IMAO =inhibidores de la monoaminooxidasa.

Recursos en este artículo