Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Displasia fibromuscular

Por John W. Hallett, Jr., MD, Clinical Professor of Surgery;Chief Innovation Officer, Medical University of South Carolina;Roper St Francis Healthcare

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La displasia fibromuscular incluye un grupo heterogéneo de cambios arteriales no ateroscleróticos ni inflamatorios responsables del desarrollo de cierto grado de estenosis, oclusión o aneurismas vasculares.

La displasia fibromuscular suele presentarse en mujeres de entre 40 y 60 años. Su causa se desconoce. Sin embargo, puede tener un componente genético y el tabaquismo puede ser un factor de riesgo. La displasia fibromuscular es más frecuente en personas que padecen algunas enfermedades del tejido conectivo (p. ej., síndrome de Ehlers-Danlos tipo 4, necrosis quística de la media, nefritis hereditaria y neurofibromatosis).

La displasia de la media, que es el tipo más frecuente, se caracteriza por regiones alternadas de surcos fibromusculares gruesos y delgados que contienen colágeno a lo largo de la capa media. En la displasia perimedial, se deposita abundante cantidad de colágeno en la porción externa de la capa media. La displasia fibromuscular puede comprometer las arterias renales (entre 60 y 75%), carótidas e intracraneales (entre 25 y 30%), intraabdominales (9%) o ilíacas externas (5%).

La displasia fibromuscular suele ser asintomática independientemente de su localización. Cuando aparecen síntomas, su localización es variable:

  • Claudicación en los muslos y las pantorrillas, soplos femorales y disminución de los pulsos femorales cuando se ven afectadas las arterias de las piernas

  • Hipertensión arterial secundaria cuando se ven afectadas las arterias renales

  • Síntomas de ataque isquémico transitorio o de accidente cerebrovascular cuando se ven afectadas las arterias carótidas

  • Síntomas de aneurismas cuando se ven afectadas las arterias intracraneales

  • Rara vez, síntomas de isquemia mesentérica cuando se ven afectadas las arterias intraabdominales

La ecografía puede sugerir el diagnóstico, que se confirma con angiografía, que muestra un aspecto en "collar de perlas" (en la displasia medial o perimedial), una banda concéntrica o un estrechamiento largo de límites netos (en otras formas).

El tratamiento varía según su localización Puede realizarse con angioplastia transluminal por vía percutánea sola o con colocación de prótesis intravascular, cirugía de revascularización miocárdica o reparación del aneurisma. Es importante que el paciente deje de fumar. El control de otros factores de riesgo para la aterosclerosis (hipertensión arterial, dislipidemia, diabetes) ayuda a prevenir el desarrollo acelerado de estenosis arteriales que limitan el flujo sanguíneo.