Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Trombosis venosa superficial

Por James D. Douketis, MD, Professor, Divisions of General Internal Medicine, Hematology and Thromboembolism, Department of Medicine; Director, Vascular Medicine Research Program, McMaster University; St. Joseph's Healthcare Hamilton

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La trombosis venosa superficial es la formación de un coágulo de sangre en una vena superficial del miembro superior o inferior o, con menor frecuencia, en una o varias venas del tórax o las mamas (enfermedad de Mondor).

La trombosis venosa superficial del miembro superior se produce con mayor frecuencia tras una infusión intravenosa o un cateterismo venoso; las várices venosas parecen representar el factor de riesgo principal en el miembro inferior, en especial en las mujeres. Los trombos venosos superficiales rara vez causan complicaciones graves y en general no se convierten en émbolos.

Los pacientes típicos presentan dolor, hipersensibilidad a la compresión o presentan un cordón indurado a lo largo de una vena superficial palpable. La piel suprayacente suele estar caliente y eritematosa. La trombosis venosa superficial migratoria, que aparece, desaparece y recidiva en venas normales de los brazos, las piernas y el tórax en varias oportunidades, es un posible precursor del cáncer de páncreas y de otros adenocarcinomas (síndrome de Trousseau).

El diagnóstico se basa en los antecedentes y el examen físico. Los pacientes con trombosis venosa superficial por encima de la rodilla tienen un riesgo elevado de desarrollar trombosis venosa profunda y es probable que deban someterse a una ecografía.

El tratamiento tradicional incluye compresas tibias y antiinflamatorios no esteroides, pero la trombectomía local con anestésicos locales es muy eficaz. En los pacientes con flebitis superficial extensa, la heparina suele ser beneficiosa.