Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Linfangitis

Por A. Damian Dhar, MD, JD, Physician, North Atlanta Dermatology

Información:
para pacientes

(ver Linfadenitis).

La linfangitis es una infección bacteriana aguda (casi siempre estreptocócica) de los conductos linfáticos periféricos.

Entre las causas menos frecuentes se incluyen infecciones por estafilococos, infecciones por Pasteurella, Erysipelothrix, carbunco, infecciones por herpes simple, linfogranuloma venéreo, infecciones por rickettsias, esporotricosis, infecciones por Nocardia, leishmaniasis, tularemia, infecciones por Burkholderia, e infecciones por micobacterias atípicas. Los patógenos ingresan en los conductos linfáticos periféricos a través de una abrasión, una herida o una infección presente (normalmente, celulitis). Los pacientes con linfedema subyacente tienen mayor riesgo. Aparecen líneas o bandas de color rojo, irregulares, calientes, dolorosas a la palpación en una extremidad y se extienden en sentido proximal desde la lesión periférica hacia los ganglios linfáticos regionales, que suelen estar agrandados y ser dolorosos. Puede haber manifestaciones sistémicas (p. ej., fiebre, escalofríos, taquicardia y cefalea) que pueden ser más graves que lo que indican los hallazgos cutáneos. La leucocitosis es frecuente. Puede haber bacteriemia. Raras veces se desarrolla celulitis con supuración, necrosis y ulceración a lo largo de los conductos linfáticos comprometidos como consencuencia de una linfangitis primaria.

El diagnóstico es clínico. No suele ser necesario aislar el microorganismo responsable. La mayoría de los casos responden rápidamente a los antibióticos antiestreptocócicos (ver Celulitis). Si la respuesta al tratamiento es deficiente o la presentación es inusual, se deben considerar patógenos raros.