Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Larva migratoria cutánea

(Erupción trepadora, larva migrans)

Por James G. H. Dinulos, MD, Adjunct Associate Professor of Surgery (Dermatology), Dartmouth Medical School

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La larva migratoria cutánea (erupción trepadora) es la manifestación cutánea de una infección por anquilostomas.

La larva migratoria cutánea es causada por especies de Ancylostoma, más frecuentemente por el anquilostoma de perros o gatos, el Ancylostoma braziliense. Los huevos del anquilostoma se desarrollan en las heces de los perros o gatos y se convierten en una larva infecciosa en suelos o arenas cálidos y húmedos; la transmisión ocurre cuando existe un contacto directo entre la piel y el suelo o la arena contaminados y las larvas penetran en las zonas cutáneas no protegidas, casi siempre los pies, las piernas, los glúteos o la espalda. La larva migratoria cutánea existe en todo el mundo, aunque es mucho más frecuente en regiones de clima tropical.

La larva migratoria cutánea causa prurito intenso; los signos clínicos son eritema y pápulas en el lugar de entrada, seguido de líneas subcutáneas tortuosas y finas de color pardo rojizo que representan la presencia de un proceso inflamatorio. Los pacientes también pueden desarrollar pápulas y vesículas que se asemejan a foliculitis (ver Foliculitis), llamada foliculitis por anquilostomiasis. El diagnóstico se basa en la anamnesis y en el cuadro clínico.

Aunque la infección se resuelve espontáneamente después de unas pocas semanas, el malestar y el riesgo de infección bacteriana secundaria justifican el tratamiento. La aplicación tópica de tiabendazol al 15% en líquido o en crema, 2 o 3 veces por día durante 5 días es muy eficaz. El tiabendazol por vía oral no es bien tolerado y no se utiliza. El albendazol (400 mg vía oral 1 vez al día durante 7 días) y la ivermectina (200 mcg/kg una vez por día durante 1 a 2 días) pueden curar la infestación y son bien tolerados.

La larva migratoria cutánea puede complicarse con una reacción pulmonar autolimitada denominada síndrome de Löffler (infiltrados pulmonares en forma de parches y eosinofilia en sangre periférica).