Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Tiña versicolor

(Pitiriasis versicolor)

Por Denise M. Aaron, MD, New, Dartmouth-Hitchcock Medical Center

Información:
para pacientes

La tiña versicolor es la infección cutánea por el germen Malassezia furfur que se manifiesta con parches mútiples, asintomáticos, de colores variables, entre canela, marrón y rosado. El diagnóstico se basa en el aspecto clínico y el preparado en fresco con hidróxido de potasio de raspados de piel. El tratamiento se realiza con antimicóticos tópicos o a veces por vía oral. Las recurrencias son frecuentes.

El microorganismo Malassezia furfur es un hongo dimórfico que suele ser un componente inocuo de la flora cutánea normal, aunque en algunas personas causa tiña versicolor. La mayoría de las personas afectadas son sanas. Los factores que pueden predisponer a la tiña versicolor incluyen calor y humedad e inmunosupresión por corticoides, embarazo, desnutrición, diabetes u otras enfermeades. La hipopigmentación en la tiña versicolor se debe a la inhibición de la tirosinasa causada por el ácido azelaico producido por M. furfur.

Signos y síntomas

La tiña versicolor suele ser asintomática. Clásicamente, causa lesiones en parches múltiples de color canela, amarronado, rosadas o blancas descamadas, en el tronco, cuello, abdomen y, en ocasiones, la cara. Las lesiones pueden coalescer. En las personas de piel blanca, el cuadro suele diagnosticarse en los meses de verano debido a que las lesiones, que no se broncean, se vuelven más evidentes. La tiña versicolor es benigna y no se considera contagiosa.

Diagnóstico

  • Aspecto clínico

  • Preparado en fresco con hidróxido de potasio

  • En ocasiones, examen con lámpara de Wood

El diagnóstico se basa en el aspecto clínico y la identificación de hifas y células en yema ("fideos y albóndigas") en el preparado en fresco con hidróxido de potasio de raspados de descamación fina. El examen con la lámpara de Wood muestra una fluorescencia de color blanco-dorado.

Tratamiento

  • Antimicóticos tópicos

  • En ocasiones, antimicóticos orales

El tratamiento se realiza con cualquier fármaco antimicótico tópico. Algunos ejemplos son el champú con azufre de selenio al 2,5% (en aplicaciones de 10 minutos todos los días durante 1 semana o aplicaciones de 24 h semanales durante 1 mes), azoles tópicos (p. ej., ketoconazol al 2% todos los días durante 2 semanas) y baños diarios con jabón con piritiona de cinc al 2% o champú con azufre salicílico al 2% durante 1 a 2 semanas.

El tratamiento por vía oral está indicado en los pacientes con enfermedad extensa y en aquellos con recurrencias frecuentes. Dos regímenes adecuados son una sola dosis de 400 mg de ketoconazol o fluconazol 150 mg por semana durante 2 a 4 semanas.

La hipopigmentación por la tiña versicolor es reversible meses o años después de la desaparición de las levaduras.

La recurrencia es casi universal después del tratamiento, porque el agente causal es un habitante normal de la piel. La higiene concienzuda, el uso periódico de jabón con piritionato de cinc y el tratamiento con antimicóticos tópicos aplicados 1 vez al mes disminuyen la probabilidad de recurrencia.

Conceptos clave

  • Aunque la tiña versicolor puede presentarse en pacientes inmunodeprimidos, la mayoría de los pacientes afectados son sanos.

  • El cuadro se diagnostica por lo general en verano, debido a que las lesiones hipopigmentadas se vuelven más evidentes pues no se broncean.

  • Para confirmar el diagnóstico deben hallarse las hifas y células en gemación en un preparado en fresco con hidróxido de potasio de raspados de descamación.

  • Tratar con antimicóticos orales o tópicos.

Recursos en este artículo