Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Quemaduras solares

Por Robert J. MacNeal, MD, Dermatology Associates, Maine Medical Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La quemadura solar se caracteriza por eritema y, en ocasiones, dolor y ampollas causados por la sobreexposición a la radiación solar ultravioleta. El tratamiento es similar al de las quemaduras térmicas, incluidas las compresas frías, los AINE y, en los casos graves, los apósitos estériles y antimicrobianos tópicos. Es fundamental la prevención, con la evitación de la exposición solar y el uso de protectores solares.

Las quemaduras solares resultan de la exposición a la radiación ultravioleta (UV); las longitudes de onda del espectro UVB (280 to 320 nm) causan los efectos más pronunciados.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas aparecen en 1 a 24 horas, excepto en reacciones graves, con un pico dentro de las primeras 72 horas (por lo general entre las 12 y las 24 horas). Los cambios en la piel varían de eritema leve, con posterior descamación superficial, a dolor, hinchazón, sensibilidad de la piel, y ampollas. Pueden aparecer síntomas generales (p. ej., fiebre, escalofríos, debilidad y shock), similares a los de una quemadura térmica, si se ve afectada un área corporal extensa; estos síntomas pueden deberse a la liberación de citocinas inflamatorias como la IL-1. La piel muy quemada por el sol puede exfoliarse días después.

Las complicaciones más frecuentes son la infección secundaria, pigmentación con manchas permanentes, y un aumento significativo del riesgo de cáncer de piel. La piel exfoliada puede ser extremadamente vulnerable a la luz solar durante varias semanas.

Tratamiento

  • Compresas frías, AINE

Deben evitarse exposiciones posteriores hasta que las quemaduras solares hayan desaparecido por completo. Las compresas con agua corriente fría y los AINE orales pueden aliviar los síntomas, igual que los tratamientos tópicos (p. ej., aloe vera, productos a base de vaselina como vaselina en gel). Los corticoides tópicos no son más eficaces que las compresas frías. Las áreas con ampollas deben tratarse de manera similar a las de otras quemaduras de espesor parcial (ver Tratamiento inicial de las heridas), con apósitos estériles y bacitracina tópica o sulfadiacina argéntica. Deben evitarse los ungüentos o lociones que contengan anestésicos locales (p. ej., benzocaína, difenhidramina) debido al riesgo de dermatitis alérgica de contacto.

El tratamiento temprano de las quemaduras solares graves y extensas con corticoides sistémicos (p. ej., prednisona, 20 a 30 mg VO 2 veces por día durante 4 días en adultos o adolescentes) puede aliviar las molestias, aunque su uso es controvertido.

Prevención

Las precauciones simples (como evitar la exposición al sol sobre todo durante el mediodía, usar ropa de tejido ajustado, sombrero y anteojos solares, aplicarse protectores solares) reducen en forma significativa la probabilidad de que ocurran quemaduras solares. (ver Generalidades sobre los efectos de la luz solar : Prevención).