Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Quistes cutáneos

(Quiste de inclusión epidérmica [quiste epidermoide]; milia, quiste pilar; quiste triquilemal , [Wen])

Por Denise M. Aaron, MD, New, Dartmouth-Hitchcock Medical Center

Información:
para pacientes

Los quistes de inclusión epidérmica son los quistes cutáneos más comunes. Los quistes miliares son quistes de inclusión epidérmica pequeños Los quistes pilares suelen aparecer en el cuero cabelludo y pueden ser hereditarios.

Los quistes cutáneos benignos se clasifican de acuerdo a las características histológicas de la pared del quiste o el revestimiento y la localización anatómica. A la palpación, un quiste es firme, globular, móvil y no doloroso; mide entre 1 y 5 cm de diámetro. Los quistes de inclusión epidérmica (quistes epidermoides) raras veces causan molestias, a menos que se rompan hacia el interior y provoquen una reacción extensa y dolorosa de cuerpo extraño y un absceso. Los quistes de inclusión epidérmica a menudo presentan un punto o poro visible; su contenido es de color blanco, similar al queso, y maloliente. Los milia son quistes de inclusión epidérmica superficiales diminutos que aparecen con mayor frecuencia en la cara y el cuero cabelludo.

Los quistes pilares (tricolemales) pueden tener la misma apariencia que los quistes de inclusión epidérmica, pero el 90% se encuentra en el cuero cabelludo. A menudo existe un antecedente familiar de quistes pilares; la herencia es autosómica dominante.

Tratamiento

Los quistes molestos se pueden extirpar. Para prevenir la recurrencia, todo el quiste y su pared deben ser eliminados. En los quistes rotos se puede hacer una incisión y drenaje pero pueden reaparecer si no se elimina la pared. No es necesario administrar antibióticos a menos que haya un cuadro de celulitis. La miliaria puede evacuarse con una hoja de bisturí n°. 11 y un extractor de comedones.