Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Compresión del nervio plantar medial y lateral

Por Kendrick Alan Whitney, DPM, Temple University School of Podiatric Medicine

Información:
para pacientes

La compresión del nervio plantar medial y lateral es una compresión sintomática de los ramos mediales o laterales del nervio tibial posterior en la zona medial del talón y el arco proximal. El diagnóstico es clínico. Su tratamiento incluye ortesis e inmovilización.

Los síntomas incluyen un dolor casi constante, tanto al apoyar el peso del cuerpo sobre el pie como al no apoyarlo. Esto ayuda a diferenciar una compresión del nervio plantar medial y lateral de una fasciosis plantar El dolor suele ser crónico, difícil de tratar y se agrava por actividades de alto impacto como correr. Sin embargo, resulta difícil la bipedestación. No suele haber quemazón, entumecimiento ni parestesias.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

La compresión del nervio plantar medial y lateral puede confundirse con una fasciosis plantar y un dolor por un espolón del talón o un síndrome del túnel del tarso. En una compresión del nervio plantar, se suele observar lo siguiente:

  • Ausencia de otros signos de síndrome del túnel del tarso (p. ej., singo de Tinel).

  • Pueden reproducirse los síntomas mediante la palpación sobre la parte proximal del abductor del dedo gordo, el origen de la fascia plantar, o ambos, en el tubérculo medio del calcáneo.

  • En caso de compresión del nervio medial, hay dolor en el arco medial proximal por debajo del hueso navicular, que irradia a los dedos mediales.

  • En caso de compresión del nervio plantar lateral, hay dolor sobre la parte plantar medial del talón y el músculo abductor del dedo gordo.

Tratamiento

  • Ortesis, inmovilización y fisioterapia

Inmovilización y ortesis de pie para prevenir una irritación con el movimiento y la presión, fisioterapia y crioterapia. Si estos tratamientos son inefectivos, la inyección con un agente esclerosante que contenga alcohol o la descompresión quirúrgica cuidadosa del nervio pueden ayudar a aliviar el dolor.