Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Deformidad del dedo en martillo

Por Kendrick Alan Whitney, DPM, Temple University School of Podiatric Medicine

Información:
para pacientes

La deformidad del dedo en martillo es una deformación en Z causada por una subluxación dorsal en la articulación metatarsofalángica. El diagnóstico es clínico. El tratamiento consiste en la modificación del calzado y ortopedia.

La causa suele ser una desalineación de las superficies articulares debido a una predisposición genética a una biomecánica aberrante del pie y contracturas del tendón. Otras causas pueden ser artritis reumatoidea y alteraciones neurológicas como la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth (ver Neuropatías hereditarias). El segundo dedo es el que presenta con mayor frecuencia una deformidad de dedo en martillo (ver figura Dedo en martillo.). El dedo en martillo en el segundo dedo se debe por lo general a una elongación del segundo metatarsiano y a una presión por una abducción excesiva del dedo gordo (deformación en valgo del dedo gordo) que produce un juanete (ver Juanete). Rara vez los dedos largos de los pies desarrollan deformidades en martillo. En una deformidad del dedo en martillo, suelen aparecer callos dolorosos (ver Durezas y callos), en particular en el quinto dedo. Por debajo de los callos, suelen formarse bolsas adventicias que pueden inflamarse.

Los síntomas incluyen dolor al ponerse el calzado, en especial aquellos con parte delantera baja y estrecha, y a veces, metatarsalgia. El diagnóstico es clínico. Deben examinarse las articulaciones en busca de artritis coexistente (p. ej, artritis reumatoidea-ver Artritis reumatoidea (AR)).

Dedo en martillo.

En una deformación en martillo por lo general el segundo dedo del pie o a veces otro dedo, desarrolla una deformidad fija en Z.

Tratamiento

  • Calzado con parte delantera amplia, almohadillas en los dedos, ortesis o una combinación de éstos

El calzado debe tener una parte delantera amplia. Las almohadillas que se venden en las farmacias también ayudan al proteger los dedos del calzado. Si las medidas conservadoras son inefectivas, la corrección quirúrgica de la deformación suele aliviar los síntomas. En caso de metatarsalgia acompañante, el uso de aditamentos de venta libre o la prescripción de ortesis con almohadilla en el metatarso puede ayudar a aliviar el dolor.

Recursos en este artículo