Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Enfermedad de Freiberg

(infracción de Freiberg)

Por Kendrick Alan Whitney, DPM, Temple University School of Podiatric Medicine

Información:
para pacientes

La enfermedad de Freiberg es una necrosis avascular de la cabeza del metatarsiano. El dolor es más pronunciado en posición de pie. El diagnóstico se confirma con radiografía. El tratamiento incluye inyecciones de corticosteroides, inmovilización y ortopedia.

La enfermedad de Freiberg es una causa frecuente de metatarsalgia (ver Metatarsalgia). La enfermedad de Freiberg es causada por un microtraumatismo en la metáfisis y la placa de crecimiento. La necrosis avascular aplana la cabeza del metatarso. La cabeza del segundo metatarsiano es la más afectada. La enfermedad de Freiberg es más frecuente en mujeres en la pubertad y en personas con un primer metatarsiano corto o un segundo metatarsiano largo, lo que aumenta la presión sobre la cabeza y la articulación del segundo metatarsiano. La articulación del metatarso tiende a colapsar, y las actividades que presionan repetidamente esta articulación, como bailar, trotar o correr, pueden acelerar este proceso.

Signos y síntomas

El dolor es más pronunciado en la parte anterior del pie en la cabeza del metatarsiano en posición de pie, en especial al pararse en puntas o al usar tacos. La articulación metatarsofalángica puede estar hinchada y tener limitación de la amplitud de movimiento pasiva con dolor.

Diagnóstico

  • Radiografía

El diagnóstico se confirma con radiografía. La cabeza del segundo metatarsiano está ensanchada y aplanada, y la articulación del metatarso es esclerótica e irregular.

Tratamiento

  • Inmovilización y evitar la carga del peso en casos agudos; luego, modificación del calzado

Las inyecciones de corticoides y la inmovilización pueden ayudar a aliviar los brotes de dolor agudo. El tratamiento a largo plazo puede requerir ortesis con barras metatarsianas y calzado de taco bajo, posiblemente con suela curva para reducir la tensión sobre la cabeza y la articulación del segundo metatarsiano. Rara vez, puede ser necesaria la resección quirúrgica de la cabeza del metatarsiano para aliviar un dolor recalcitrante.