Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Tendinosis del tibial posterior y tenosinovitis del tibial posterior

(Disfunción del tendón tibial posterior)

Por Kendrick Alan Whitney, DPM, Temple University School of Podiatric Medicine

Información:
para pacientes

La tendinosis del tibial posterior, que es una degeneración del tendón del tibial posterior, y la tenosinovitis del tibial posterior son las causas más frecuentes de dolor detrás del maléolo medial.

El tendón del tibial posterior se ubica inmediatamente por detrás del maléolo medial. La degeneración se debe a problemas mecánicos de larga data, como una pronación excesiva (frecuente en personas obesas) o una tenosinovitis crónica.

La tenosinovitis de la vaina del tendón comienza con una inflamación aguda. El tendón puede estar afectado por una enfermedad inflamatoria primaria, como la artritis reumatoide (ver Artritis reumatoidea (AR)) o la gota (ver Gota).

Signos y síntomas

Al comienzo, los pacientes experimentan dolor ocasional detrás del maléolo medial. Con el tiempo, el dolor se vuelve más intenso y aparece una hinchazón dolorosa detrás del maléolo medial. Se dificulta la posición de pie, la marcha y pararse en puntas de pie. Si se rompe el tendón (p. ej., en tendinosis crónica), el pie puede aplanarse de forma aguda (colapso del arco) y el dolor puede extenderse a la planta del pie.

En la tenosinovitis, el dolor suele ser más agudo y el tendón puede estar engrosado e hinchado en su trayecto alrededor del maléolo medial.

Diagnóstico

  • RM

Los hallazgos clínicos sugieren el diagnóstico. La palpación del tendón con el pie en posición de flexión plantar invertida y aplicando resistencia produce dolor. La posición en puntas de pie suele ser dolorosa e imposible si hay rotura o disfunción grave del tendón. El dolor y la hinchazón con sensibilidad a la palpación del tendón tibial posterior por detrás del maléolo medial sugiere tenosinovitis. El colapso del arco unilateral con prominencia medial del tobillo y abducción del antepié (signo de demasiados dedos)sugiere en forma específica una patología avanzada del tendón y deben hacerse pruebas para detectar rotura del tendón. La resonancia magnética o la ecografía pueden confirmar una acumulación de líquido alrededor del tendón (que indica tenosinovitis) o el grado de degradación crónica o desgarro en el tendón con tendinosis asociada.

Tratamiento

  • Ortesis y correctores o cirugía

La rotura completa requiere cirugía si se desea lograr una función normal. La cirugía es especialmente importante en personas jóvenes activas con rotura aguda. El tratamiento conservador consiste en disminuir la carga mecánica del tendón utilizando tobilleras a medida u ortesis modificadas con un refuerzo profundo para el talón y refuerzo medial apropiado. Las inyecciones de corticoides exacerban el proceso degenerativo (ver Consideraciones para el uso de corticoides inyectables). En caso de tenosinovitis, se recomienda reposo y tratamiento antiinflamatorio agresivo.

Recursos en este artículo