Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Generalidades de los trastornos de la concentración de fosfato

Por James L. Lewis, III, MD, Attending Physician;Attending Physician, Princeton Baptist Medical Center;Brookwood Medical Center

Información:
para pacientes

El fósforo es uno de los elementos más abundantes en el cuerpo humano. La mayor parte del fósforo presente en el organismo constituye complejos con O2 en forma de fosfato (PO4). Alrededor del 85% de los 500 a 700 g de PO4 en el organismo se encuentra en el hueso, donde es un componente importante de la hidroxiapatita cristalina. En los tejidos blandos, el PO4 se encuentra sobre todo en el compartimento intracelular dentro de varios compuestos orgánicos, como ácidos nucleicos y fosfolípidos de la membrana celular. El PO4 también está comprometido en el metabolismo aerobio y anaerobio de la energía. El 2,3-difosfoglicerato (2,3-DPG) eritrocítico cumple un papel crucial en el aporte de O2 a los tejidos. El adenosíndifosfato (ADP) y el ATP contienen PO4 y emplean enlaces químicos entre grupos PO4 para almacenar energía. El PO4 inorgánico es un anión intracelular importante, pero también está presente en el plasma. La concentración sérica normal de PO4 inorgánico en los adultos oscila entre 2,5 y 4,5 mg/dL (0,81 y 1,45 mmol/L). La concentración de PO4 es 50% mayor en los lactantes y 30% mayor en los niños, lo que puede deberse a las funciones importantes de estos procesos dependientes de PO4 durante el crecimiento.

La dieta estadounidense típica contiene entre 800 y 1.500 mg de PO4. La cantidad excretada en heces varía de acuerdo con la concentración de compuestos fijadores de PO4 (sobre todo Ca) en la dieta. Asimismo, al igual que lo observado con el Ca, la absorción gastrointestinal de PO4 aumenta en presencia de vitamina D. La excreción renal de PO4 se compensa bastante con la absorción gastrointestinal para mantener el equilibrio de PO4. La depleción de PO4 puede identificarse en varios trastornos y, en condiciones normales, promueve la conservación renal de PO4. El PO4 óseo sirve como reservorio para amortiguar los cambios en las concentraciones plasmáticas e intracelulares de PO4.