Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Bezoares

Por Michael C. DiMarino, MD, Clinical Assistant Professor of Medicine, Division of Gastroenterology and Hepatology, Department of Medicine, Thomas Jefferson University

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Un bezoar es una acumulación muy compacta de material parcialmente digerido o no digerido que no puede salir del estómago. A menudo, afecta a pacientes con vaciamiento gástrico anormal, en especial a aquellos con gastroparesia diabética, así como a aquellos que han sido sometidos a cirugía gástrica. Muchos bezoares son asintomáticos, pero algunos provocan síntomas de obstrucción del tracto de salida gástrico. Algunos pueden disolverse enzimáticamente, otros deben extraerse por vía endoscópica y otros requieren cirugía.

Las aglomeraciones parcialmente digeridas de sustancias vegetales se denominan fitobezoares, y las de pelo tricobezoares. Los farmacobezoares son concreciones de medicación (particularmente frecuentes con sucralfato y gel de hidróxido de aluminio). Se han hallado muchas otras sustancias en bezoares.

Etiología

Los tricobezoares, que pueden pesar varios kg, se observan, la mayoría de las veces, en pacientes con trastornos psiquiátricos que mastican y tragan su propio pelo. Los fitobezoares suelen afectar a pacientes que han sido sometidos a una gastrectomía parcial Billroth I o II, especialmente cuando se acompaña de una vagotomía. La hipoclorhidria, la hipomotilidad antral y la masticación incompleta son los principales factores predisponentes; estos factores son más frecuentes en ancianos, quienes presentan, por consiguiente, un riesgo más alto de formación de bezoares. Otros son gastroparesia diabética y gastroplastia por obesidad mórbida. Se ha informado que el consumo de caquis (una fruta que contiene el tanino shibuol, que se polimeriza en el estómago) provoca bezoares que requieren cirugía en > 90% de los casos. A menudo, los bezoares de caquis aparecen como epidemias en regiones donde se cultiva la fruta.

Signos y síntomas

La mayoría de los bezoares no causan síntomas, aunque es posible observar plenitud posprandial, náuseas y vómitos, dolor y hemorragia digestiva.

Diagnóstico

  • Endoscopia

Los bezoares se detectan como una lesión de masa en la mayoría de los estudios (p. ej., radiografías, ecografía, TC) que pueden efectuarse para evaluar síntomas digestivos altos. Se los puede confundir con tumores; en general se realiza una endoscopia alta. En ella los bezoares presentan una superficie irregular inconfundible y pueden variar de color amarillo-verde a gris-negro. Una biopsia endoscópica que revela pelo o material vegetal es diagnóstica.

Tratamiento

  • Observación

  • En ocasiones, extracción manual por endoscopia

  • En ocasiones, tratamiento enzimático

Si el diagnóstico inicial se alcanza con la endoscopia, puede intentarse la extracción en ese momento. Los bezoares pueden romperse mediante fragmentación con pinzas, ansa de alambre, chorro de agua o, incluso, láser para permitir su avance o extracción.

Si la endoscopia no fue el estudio inicial, el tratamiento depende de los síntomas. Los pacientes asintomáticos en quienes se descubre de manera incidental un bezoar durante estudios solicitados por otros motivos no necesariamente requieren intervención. En algunos casos, puede intentarse una prueba de tratamiento enzimático. Las enzimas son papaína (10.000 U con cada comida), tiernizante de carnes (5 mL [1 cucharita de té] en 30 mL [8 oz] de líquido transparente antes de cada comida) o celulasa (10 g disueltos en 1 L de agua, consumidos a lo largo de 24 horas durante 2 o 3 días). Si el tratamiento enzimático no es eficaz o si los pacientes presentan síntomas, se puede intentar la extracción endoscópica. Las concreciones pétreas y los tricobezoares suelen requerir laparotomía.

Recursos en este artículo