Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Divertículos esofágicos

Por Michael C. DiMarino, MD, Clinical Assistant Professor of Medicine, Division of Gastroenterology and Hepatology, Department of Medicine, Thomas Jefferson University

Información:
para pacientes

Un divertículo esofágico es una evaginación de la mucosa a través de la capa muscular del esófago. Puede ser asintomático o causar disfagia y regurgitación. El diagnóstico se efectúa mediante estudio de deglución con bario; rara vez está indicada la reparación quirúrgica.

Hay varios tipos de divertículos esofágicos, cada uno de origen diferente.

  • Los divertículos de Zenker (faríngeos) son evaginaciones posteriores de la mucosa y la submucosa a través del músculo cricofaríngeo, y es probable que se deban a una incoordinación entre la propulsión faríngea y la relajación cricofaríngea.

  • Los divertículos medioesofágicos (por tracción) son causados por la tracción de lesiones inflamatorias mediastínicas o secundariamente por trastornos de motilidad.

  • Los divertículos epifrénicos se producen justo por encima del diafragma y suelen acompañar a un trastorno de motilidad (acalasia, espasmo esofágico difuso).

Signos y síntomas

El divertículo de Zenker se llena de alimentos que pueden ser regurgitados cuando el paciente se agacha o se acuesta. Si la regurgitación es nocturna, puede causar una neumonía aspirativa. Rara vez, el saco se agranda, lo que provoca disfagia y, en ocasiones, una masa cervical palpable.

Los divertículos por tracción y epifrénicos rara vez son sintomáticos, aunque sí puede serlo su causa subyacente.

Diagnóstico

Todos los divertículos se diagnostican por videograbación del estudio de deglución con bario.

Tratamiento

  • Por lo general, ninguno

  • En ocasiones, resección quirúrgica

Por lo general, no se requiere tratamiento específico, aunque a veces es necesaria la resección de divertículos grandes o sintomáticos. En los divertículos asociados con trastornos de motilidad, debe tratarse el trastorno primario. Por ejemplo, comunicaciones de casos sugieren realizar una miotomía cricofaríngea al resecar un divertículo de Zenker.

Recursos en este artículo