Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Trastornos esofágicos infecciosos

Por Michael C. DiMarino, MD, Clinical Assistant Professor of Medicine, Division of Gastroenterology and Hepatology, Department of Medicine, Thomas Jefferson University

Información:
para pacientes

La infección esofágica afecta fundamentalmente a pacientes con alteración de las defensas. Los principales agentes son Candida albicans, virus herpes simple y citomegalovirus. Los síntomas son odinofagia y dolor torácico. El diagnóstico se efectúa por visualización endoscópica y cultivo. El tratamiento consiste en fármacos antimicóticos o antivirales.

La infección del esófago es rara en pacientes con defensas normales. Las defensas esofágicas primarias son la saliva, la motilidad esofágica y la inmunidad celular. Por lo tanto, los pacientes en riesgo son aquellos con sida, trasplante de órganos, alcoholismo, diabetes, desnutrición, cáncer y trastornos de motlidad. La infección por Candida puede afectar a cualquiera de estos pacientes. Las infecciones por virus herpes simple (HSV) y citomegalovirus (CMV) se observan principalmente en pacientes con sida y trasplantados.

Candida

Por lo general, los pacientes con esofagitis por Candida refieren odinofagia y, con menor frecuencia, disfagia. Alrededor de dos tercios tienen signos de muguet oral (por consiguiente, su ausencia no descarta compromiso esofágico). Los pacientes con odinofagia y muguet típico pueden recibir tratamiento empírico, pero si no se observa mejoría significativa en 5-7 días, es necesario realizar una evaluación endoscópica. El estudio de deglución con bario es menos exacto.

El tratamiento consiste en fluconazol, 200 a 400 mg VO o IV una vez al día durante 14-21 días. Las alternativas son otros azoles (p. ej., itraconazol, voriconazol, posaconazol) o equinocandinas (p. ej., caspofungina, micafungina, anidulafungina). El tratamiento tópico no tiene cabida.

HSV y CMV

Estas infecciones son igual de probables en pacientes trasplantados, pero el HSV se manifiesta poco después del trasplante (reactivación), mientras que el CMV lo hace de 2 a 6 meses después. En pacientes con sida, el CMV es mucho más frecuente que el HSV, y la esofagitis viral se produce, principalmente, cuando el recuento de CD4+ es < 200/μL. Una u otra infección causa intensa odinofagia.

Por lo general, el diagnóstico requiere endoscopia, con citología o biopsia. El HSV se trata con aciclovir IV, en dosis de 5 mg/kg cada 8 horas durante 7 días, o con valaciclovir, 1 g por vía oral 3 veces al día. El CMV se trata con ganciclovir, 5 mg/kg IV cada 12 horas durante 14-21 días, con mantenimiento a razón de 5 mg/kg IV 5 días/semana en pacientes inmunosuprimidos. Las alternativas son foscarnet y cidofovir.

Recursos en este artículo