Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

síndrome Poscolecistectomía

Por Ali A. Siddiqui, MD, Professor of Medicine, Division of Gastroenterology, Thomas Jefferson University

Información:
para pacientes

El sindrome poscolecistectomia es el desarrollo de síntomas abdominales después de una colecistectomía.

El síndrome poscolecistectomía se evidencia en el 5 al 40% de los pacientes y se caracteriza por síntomas biliares que continúan o se desarrollan después de una colecistectomía u otros síntomas generados por la colecistectomía. La extirpación de la vesícula biliar, que es el órgano de almacenamiento de la bilis, produce en condiciones normales escasos efectos adversos sobre la función o las presiones en las vías biliares. En alrededor del 10% de los casos, se desarrolla un cólico biliar debido a un trastorno funcional o estructural del esfínter de Oddi, que afecta las presiones biliares o aumenta su sensibilidad.

Los síntomas como dispepsia o los hallazgos inespecíficos son más frecuentes que el cólico biliar verdadero. La estenosis papilar es inusual y consiste en un estrechamiento fibroso alrededor del esfínter, en general causado por traumatismos e inflamación secundarios a pancreatitis, instrumentación (p. ej., CPER) o la expulsión previa de un cálculo. Otras causas son la retención de un cálculo en un conducto biliar, la pancreatitis y el reflujo gastroesofágico.

Diagnóstico

  • CPER con manometría biliar o gammagrafía biliar

  • Exclusión del dolor extrabiliar

Los pacientes con dolor poscolecistectomía deben someterse a las pruebas indicadas para las causas extrabiliares y biliares. Si el dolor sugiere un cólico biliar, deben medirse las concentraciones de fosfatasa alcalina, bilirrubina, alanina aminotransferasa (ALT), amilasa y lipasa, y debe solicitarse una CPER con manometría biliar o una gammagrafía biliar. La elevación de las enzimas hepáticas sugiere una disfunción del esfínter de Oddi; el aumento de las concentraciones de amilasa y lipasa sugiere una disfunción de la porción pancreática del esfínter.

La disfunción se detecta mejor con manometría biliar mediante CPER, aunque este estudio se asocia con un riesgo de 15 a 30% de inducir pancreatitis. La manometría revela un aumento de la presión en las vías biliares cuando se reproduce el dolor. La disminución del tiempo de tránsito entre el hilio hepático y el duodeno en un estudio sugiere una disfunción del esfínter de Oddi. El diagnóstico de estenosis papilar se basa en antecedentes contundentes de episodios recurrentes de dolor biliar y alteraciones en los valores de las enzimas hepáticas (o pancreáticas).

Tratamiento

  • En ocasiones, esfinterotomía endoscópica

La esfinterotomía por vía endoscópica puede aliviar el dolor recurrente secundario a una disfunción del esfínter de Oddi, particularmente si se debe a una estenosis papilar. La CPRE y la manometría se han utilizado para tratar el dolor poscolecistectomía; sin embargo, no hay evidencias actuales que indiquen que este tratamiento sea eficaz si los pacientes tienen anormalidades objetivas. Estos pacientes deben recibir tratamiento sintomático.