Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Agnosia

Por Juebin Huang, MD, PhD, Assistant Professor, Department of Neurology, The University of Mississippi Medical Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La agnosia es la incapacidad para identificar un objeto mediante un sentido o varios. Su diagnóstico es clínico, a menudo incluye la realización de pruebas neuropsicológicas, con imágenes cerebrales (p. ej., TC, RM) para identificar la causa. El pronóstico depende de la naturaleza y la extensión de la lesión, así como de la edad del paciente. No existe ningún tratamiento específico, pero la terapia ocupacional puede ayudar a compensar a los pacientes.

Las agnosias son infrecuentes. Ellas derivan de la lesión (p. ej., por infarto, tumor, absceso o traumatismo) o de la degeneración de áreas del cerebro que integran la percepción, la memoria y la identificación.

Cada lesión cerebral particular puede causar diferentes formas de agnosia, que pueden afectar cualquier sentido. Habitualmente, se afecta un solo sentido. Son ejemplos la audición (agnosia auditiva—la incapacidad para identificar a los objetos a través del sonido, como un teléfono que suena), el gusto (agnosia gustativa), el olfato (agnosia olfatoria), el tacto (agnosia táctil) y la vista (agnosia visual).

Otras formas de agnosia suponen procesos muy específicos y complejos de uno de los sentidos. Por ejemplo, la prosopagnosia es la incapacidad de reconocer los rostros perfectamente conocidos, incluidos aquellos de los amigos cercanos, o de distinguir objetos particulares entre una clase general, a pesar de la capacidad de identificar rasgos faciales y objetos genéricos.

La anosognosia suele acompañar a un daño del lóbulo parietal no dominante derecho. Los pacientes niegan su déficit, insistiendo en que nada está mal cuando un lado de sus cuerpos está completamente paralizado. Si se les muestra la parte paralizada de su cuerpo, pueden negar que sea suya. En un fenómeno muchas veces relacionado con él, los pacientes ignoran las partes del cuerpo paralizadas o desensibilizadas (hemiinatención) o el espacio que las rodea (inatención unilateral). En este caso, es más frecuente la afectación del lado izquierdo del cuerpo.

Las lesiones occipitotemporales pueden producir una incapacidad para reconocer lugares familiares (agnosia ambiental), trastornos visuales (agnosia visual) o ceguera para los colores (acromatopsia). Las lesiones temporales del lado derecho pueden producir una incapacidad para interpretar sonidos (agnosia auditiva) o pueden deteriorar la percepción musical (amusia).

Diagnóstico

  • Pruebas junto a la cama del paciente y neuropsicológicas

  • Neuroimágenes

En la cama, se le pide al paciente que identifique objetos habituales con la vista, el tacto u otro sentido. Si se sospecha una inatención unilateral, se le pide que identifique las partes paralizadas de su cuerpo u objetos en sus hemicampos visuales. Se realiza el examen físico para detectar déficits primarios en los sentidos individuales o en la capacidad de comunicar que puedan interferir con las pruebas para agnosias. Por ejemplo, si existe un defecto leve en el tacto, es posible que los pacientes no perciban un objeto incluso cuando la función cortical está intacta. Además, las afasias pueden interferir con la expresión del paciente. Las puebas neuropsicológicas pueden ayudar a identificar agnosias más sutiles.

Es necesario recurrir a las técnicas de imágenes cerebrales (p. ej., TC o RM con protocolos angiográficos o sin ellos) para caracterizar una lesión central (p. ej., infarto, hemorragia, masa) y a fin de controlar la presencia de atrofia que sugiera un trastorno degenerativo.

Pronóstico

La recuperación puede verse influida por el tipo, el tamaño y la localización de las lesiones; el grado de deterioro; la edad del paciente y la eficacia del tratamiento. La mayor recuperación ocurre dentro de los 3 primeros meses, pero puede continuar en un grado variable hasta un año en total.

Tratamiento

Cuando es posible, la causa se trata (p. ej., cirugía o antibióticos para el absceso cerebral, cirugía o radioterapia para los tumores cerebrales). La rehabilitación con los fonoaudiólogos o los terapeutas ocupacionales puede ayudar a los pacientes a aprender a compensar sus déficits.

Conceptos clave

  • Las agnosias son infrecuentes pero pueden afectar cualquier sentido.

  • Diagnosticar las agnosias solicitando a los pacientes que identifiquen objetos o, para las agnosias sutiles, administrando pruebas neuropsicológicas.

  • Solicitar imágenes cerebrales para caracterizar la lesión causal.

  • Recomendar la rehabilitación con terapia del habla u ocupacional para ayudar a los pacientes a compensar los déficits.