Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Mononeuropatías

Por Michael Rubin, MDCM, Professor of Clinical Neurology;Director, Neuromuscular Service and EMG Laboratory, Weill Cornell Medical College;New York Presbyterian Hospital-Cornell Medical Center

Información:
para pacientes

Las mononeuropatías únicas se caracterizan por trastornos sensitivos y debilidad en la distribución del nervio afectado. El diagnóstico es clínico, pero puede requerir la confirmación con pruebas electrodiagnósticas. El tratamiento está dirigido a la causa, a veces con colocación de férulas, AINE, inyección de corticoides y, en los casos graves de atrapamiento del nervio, cirugía.

El traumatismo es la causa más frecuente de mononeuropatía aguda y puede ocurrir por:

  • Una actividad muscular violenta o una hiperextensión forzada de una articulación, que puede causar neuropatía focal, al igual que los traumatismos pequeños repetidos (p. ej., la prensión apretada de pequeñas herramientas, la vibración excesiva por martillos de aire).

  • La presión ininterrumpida y prolongada sobre las prominencias óseas puede causar una neuropatía por presión (por compresión), que habitualmente afecta los nervios superficiales (cubital, radial, peroneo), sobre todo en las personas delgadas; esta compresión puede producirse durante el sueño normal, la intoxicación, al conducir bicicletas o durante la anestesia.

  • La compresión de los nervios en pasajes estrechos produce una neuropatía por atrapamiento (p. ej., en el síndrome de tunel carpiano).

  • La compresión del nervio por un tumor, la hiperostosis, un yeso, muletas o las posturas prolongadas en calambre (p. ej., al hacer actividad de jardinería) puede causar parálisis por compresión.

La hemorragia que comprime un nervio, la exposición al frío o la radiación o la invasión tumoral directa también pueden causar una neuropatía. La compresión de un nervio puede ser transitoria (p. ej., causada por una actividad) o fija (p. ej., provocada por una masa o una anomalía anatómica).

Signos y síntomas

Las mononeuropatías únicas se caracterizan por dolor, debilidad y parestesias en la distribución del nervio o los nervios afectados. La afectación motora pura del nervio comienza con debilidad indolora; la afectación sensitiva pura de un nervio comienza con trastornos sensitivos y sin debilidad.

La parálisis del nervio cubital en el codo con frecuencia es causada por el traumatismo del nervio en el surco cubital del codo por la inclinación repetida de éste o por el crecimiento óseo asimétrico después de una fractura infantil (parálisis cubital tardía). El nervio cubital también puede ser comprimido en el túnel cubital. La compresión del nervio en el codo puede producir parestesias y déficits sensitivos en el quinto dedo y en la mitad medial del cuarto dedo; el aductor del pulgar, el aductor del quinto dedo y los músculos interóseos están débiles y pueden atrofiarse. La parálisis crónica grave del nervio cubital produce una deformidad en garra. Los síntomas sensitivos debidos a este síndrome son similares a los debidos a la disfunción de la raíz C8 secundaria a una radiculopatía cervical; sin embargo, la radiculopatía normalmente afecta las caras más proximales del dermatoma C8.

El síndrome del túnel carpiano (Ver también síndrome del túnel del carpo) puede ser unilateral o bilateral. Es el resultado de la compresión del nervio mediano en la cara volar de la muñeca entre el ligamento superficial transverso del carpo y los tendones flexores de los músculos del antebrazo. La compresión produce parestesias en la cara radiopalmar de la mano y dolor en la muñeca y en la palma. El dolor puede estar referido al antebrazo y el hombro y ser más intenso por la noche. Un déficit sensitivo en la cara palmar de los tres primeros dedos puede aparecer y los músculos que controlan la abducción y aposición del pulgar pueden volverse débiles y atróficos. Los síntomas sensitivos a consecuencia de este síndrome son similares a los debidos a la disfunción de la raíz C6 secundaria a una radiculopatía cervical.

La parálisis del nervio peroneo suele ser causada por la compresión del nervio contra la cara lateral del cuello del peroné. Es más frecuente entre los pacientes emaciados que están limitados a la cama y en las personas delgadas que habitualmente cruzan sus piernas. Produce caída del pie (dorsiflexión y eversión debilitadas del pie) y, en ocasiones, un déficit sensitivo en la cara anterolateral de la pierna y el dorso del pie o en el espacio interdigital entre el 1er y 2do metatarsiano. La radiculopatía L5 puede causar déficits similares pero, a diferencia de la parálisis del nervio peroneo, tiende a debilitar la abducción de la cadera por el glúteo medio.

La parálisis del nervio radial (parálisis del sábado por la noche) es causada por la compresión del nervio contra el húmero, como cuando el brazo queda detrás del respaldo de una silla por mucho tiempo (p. ej., durante la intoxicación o el sueño profundo). Los síntomas típicos incluyen caída de la muñeca (debilidad de los extensores de la muñeca y de los dedos) y pérdida sensitiva en la cara dorsal del primer músculo interóseo dorsal. La radiculopatía C7 puede causar déficits motores similares.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • Estudios electrodiagnósticos cuando el diagnóstico clínico no es concluyente

Los síntomas y los hallazgos del examen pueden ser casi patognomónicos.

Suelen realizarse estudios electrodiagnósticos para aclarar el diagnóstico, sobre todo cuando los hallazgos clínicos son poco concluyentes—por ejemplo,

  • Para distinguir los síntomas sensitivos debidos a parálisis del nervio cubital de la disfunción de la raíz C8 secundaria a una radiculopatía cervical

  • Para distinguir los síntomas sensitivos debido al síndrome de túnel carpiano de la disfunción radicular C6 debido a una radiculopatía cervical

Los estudios electrodiagnósticos también ayudan a localizar la lesión, evaluar su gravedad y estimar el pronóstico.

Tratamiento

Se tratan los trastornos subyacentes. El tratamiento de la neuropatía compresiva depende de la causa:

  • La compresión fija (p. ej., por un tumor) muchas veces puede aliviarse quirúrgicamente.

  • Para la compresión transitoria, el reposo, el calor, las series limitadas de AINES en las dosis que reducen la inflamación (p. ej., ibuprofeno 800 mg 3 veces al día) y la evitación o la modificación de la actividad causal suelen aliviar los síntomas.

  • Para el síndrome del túnel carpiano, el tratamiento conservador incluye entablillar la muñeca, corticosteroides orales o inyectados, y el ultrasonido. Para los casos refractarios, la liberación quirúrgica suele ser eficaz.

A menudo se utilizan ortesis o férulas mientras se espera la resolución para prevenir contracturas. Debe considerarse la cirugía cuando ocurre la progresión a pesar del tratamiento conservador.

Conceptos clave

  • Si los hallazgos indican que un solo nervio se ve afectado, el traumatismo es la causa más probable.

  • Realizar pruebas electrodiagnósticas si es necesario distinguir las mononeuropatías de las radiculopatías y otras enfermedades que causan síntomas similares.

  • Para la compresión transitoria del nervio, todo lo necesario puede ser aconsejar a los pacientes que eviten la actividad causal.