Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Hematoma subdural o epidural espinal

Por Michael Rubin, MDCM, Professor of Clinical Neurology;Director, Neuromuscular Service and EMG Laboratory, Weill Cornell Medical College;New York Presbyterian Hospital-Cornell Medical Center

Información:
para pacientes

Un hematoma subdural o epidural espinal es una acumulación de sangre en el espacio subdural o epidural que puede comprimir mecánicamente la médula espinal.

El hematoma subdural o epidural espinal (habitualmente torácico o lumbar) es raro, pero puede ser el resultado de un traumatismo dorsal, terapia anticoagulante o trombolítica o, en los pacientes con diátesis hemorrágica, una punción lumbar.

Signos y síntomas

Los síntomas comienzan con dolor dorsal local o radicular y sensibilidad a la percusión; a menudo, puede ser grave. Puede aparecer una compresión medular; la compresión de las raíces espinales lumbares puede producir un síndrome de cola de caballo y una paresia de las extremidades inferiores. Los déficits progresan en minutos a horas.

Diagnóstico

  • RM

Se sospecha un hematoma en los pacientes con una compresión aguda no traumática de la médula espinal o una paresia súbita y no explicada de las extremidades inferiores, sobre todo cuando se presenta una causa posible (p. ej., traumatismo, diátesis hemorrágica). El diagnóstico se realiza con una RM o, cuando no se encuentra fácilmente disponible, con una mielografía por TC.

Tratamiento

  • Drenaje

El tratamiento es el drenaje quirúrgico inmediato. Los pacientes que consumen anticoagulantes cumarínicos reciben de inmediato 2,5 a 10 mg de fitonadiona (vitamin K1) SC y plasma fresco y congelado según la necesidad para normalizar el INR. Los pacientes con trombocitopenia reciben plaquetas (ver Hemoderivados : Plaquetas).