Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Neuralgia del trigémino

(Tic doloroso)

Por Michael Rubin, MDCM, Professor of Clinical Neurology;Director, Neuromuscular Service and EMG Laboratory, Weill Cornell Medical College;New York Presbyterian Hospital-Cornell Medical Center

Información:
para pacientes

La neuralgia del trigémino es un dolor facial lancinante, paroxístico e intenso debido a un trastorno del V nervio craneano. El diagnóstico es clínico. El tratamiento suele ser con carbamacepina o gabapentina; aveces es necesaria la cirugía.

La neuralgia del trigémino afecta principalmente a los adultos, sobre todo a los ancianos.

Etiología

La neuralgia del trigémino suele ser causada por una arteria intracraneana (p. ej., arteria cerebelosa anteroinferior, arteria basilar ectásica) o, menos a menudo, por un asa venosa que comprime el V nervio craneano (trigémino) en la zona de entrada en el tronco encefálico de su raíz. Otras causas menos frecuentes incluyen la compresión por un tumor y, ocasionalmente, una placa de esclerosis múltiple en la zona de entrada de la raíz, pero estas causas en general se distinguen por los déficits sensitivos y de otro tipo asociados. Otros trastornos que producen síntomas similares (p. ej., la esclerosis múltiple) a veces son considerados neuralgia del trigémino y otras no. Lo importante es reconocer la causa.

El mecanismo no está claro. Una teoría sugiere que la compresión del nervio produce una desmielinización local, que puede conducir a la generación de impulsos ectópicos o a la desinhibición de las vías centrales para el dolor que incluyen el núcleo espinal del trigémino.

Signos y síntomas

Se presenta dolor a lo largo de la distribución de uno o más ramos sensitivos del nervio trigémino, principalmente la mandibular. El dolor es paroxístico, dura segundos hasta 2 minutos, pero los ataques pueden repetirse rápidamente. Es lancinante, excruciante y a veces discapacitante. El dolor muchas veces es precipitado por la estimulación de un punto gatillo facial (p. ej., por la masticación, el cepillado de los dientes o la sonrisa). Muchas veces es intolerable dormir sobre ese lado de la cara.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

Los síntomas son casi patognomónicos. Por lo tanto, algunos otros trastornos que producen dolor facial pueden diferenciarse clínicamente:

  • La hemicránea paroxística crónica (síndrome de Sjaastad) se diferencia por los ataques de dolor más prolongados (5 a 8 min) y por su respuesta espectacular a la indometacina.

  • El dolor posherpético se diferencia por su duración constante (sin paroxismos), la erupción precedente típica, la formación de cicatrices y la predilección por el ramo oftálmico.

  • La migraña, que puede causar un dolor facial atípico, se diferencia por el dolor más prolongado y, a menudo, pulsátil.

El examn neurológico es normal en la neuralgia del trigémino. Por lo tanto, los déficits neurológicos (habitualmente la pérdida de la sensibilidad facial) sugieren que el dolor similar a la neuralgia trigeminal es causado por otro trastorno (p. ej., tumor, accidente cerebrovascular, placa de esclerosis múltiple, malformación vascular, otras lesiones que comprimen el nervio trigémino o interrumpen sus vías en el tronco encefálico).

Treatment

  • Habitualmente, anticonvulsivos

Por lo general, 200 mg de carbamacepina VO 3 o 4 veces al día son eficaces durante períodos prolongados; se inicia con 100 mg VO 2 veces al día y se aumenta la dosis en 100 a 200 mg/día hasta controlar el dolor (dosis diaria máxima de 1200 mg). Si la carbamacepina no es eficaz o tiene efectos colaterales, puede intentarse con uno de los siguientes:

  • Oxcarbacepina 150 a 300 mg VO 2 veces al día

  • Gabapentina 300 a 600 mg VO 3 veces al día (300 mg VO 1 vez el día 1, 300 mg VO 2 veces al día el día 2, 300 mg VO tres veces al día el día 3 y luego se aumenta la dosis según sea necesario hasta 600 mg VO 3 veces al día)

  • Fenitoína 100 a 200 mg VO 2 veces al día (comenzando con 100 mg VO 2 veces al día y luego aumentado según la necesidad)

  • Baclofeno 10 a 30 mg VO 3 veces al día (comenzando con 5 a 10 mg VO 3 veces al día y luego aumentando según la necesidad hasta unos 5 mg/día)

  • Amitriptilina 25 a 150 mg VO ingeridos al acostarse (comenzando con 25 mg y luego aumentando de a incrementos de 25 mg cada semana según la necesidad)

El bloqueo del nervio periférico proporciona un alivio transitorio.

Si el dolor sigue siendo intenso a pesar de las medidas anteriores, se consideran los tratamientos de neuroablación; sin embargo, su eficacia puede ser transitoria y la mejoría puede seguirse por un dolor recurrente que es más intenso que los episodios precedentes. En una craniectomía de la fosa posterior, puede colocarse un pequeño apósito para separar el asa vascular pulsátil de la raíz del trigémino (denominado descompresión microvascular o procedimiento de Jannetta). En la radiocirugía se puede utilizar un bisturí gamma para seccionar el nervio trigémino proximal. Pueden realizarse lesiones con sustancias electrolíticas o químicas o una compresión con balón del ganglio trigeminal (de Gasser) a través de una aguja colocada por vía percutánea con estereotaxia. En ocasiones, se seccionan las fibras del nervio trigémino entre el ganglio de Gasser y el tronco encefálico. A veces, como último recurso para aliviar el dolor intratable, se destruye el nervio.

Descompresión microvascular.

La descompresión microvascular puede aliviar el dolor debido a la compresión vascular del nervio craneano afectado en la neuralgia del trigémino, el espasmo hemifacial o la neuralgia del glosofaríngeo. Para la neuralgia del trigémino, la presión es aliviada mediante la colocación de una esponja que se coloca entre el V nervio craneano (trigémino) y la arteria que comprime (procedimiento de Jannetta). Por lo general, este procedimiento alivia el dolor, pero en aproximadamente el 15% de los pacientes, el dolor se repite.

Recursos en este artículo