Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Degeneración macular asociada con la edad (DMAE)

(Degeneración macular senil)

Por Sunir J. Garg, MD, FACS, Associate Professor of Ophthalmology;Physician, Thomas Jefferson University;The Retina Service of Wills Eye Hospital

Información:
para pacientes

La degeneración macular asociada con la edad es la causa más frecuente de pérdida irreversible de la visión central en pacientes adultos mayores. Los hallazgos de la oftalmoscopia con dilatación son diagnósticos; las fotografías color, la angiografía con fluoresceína y la tomografía de coherencia óptica sirven para confirmar el diagnóstico y planificar el tratamiento. La terapia consiste en la administración de suplementos dietéticos, la inyección intravítrea de agentes antifactor de crecimiento endotelial vascular, la fotocoagulación con láser, la terapia fotodinámica y los dispositivos de baja visión.

La degeneración macular asociada con la edad es la principal causa de pérdida de visión irreversible y permanente en el adulto mayor. Es más frecuente en individuos de raza blanca.

Etiología

Los factores de riesgo incluyen:

  • Edad

  • Variantes genéticas (p. ej., factor de complemento H anormal)

  • Antecedentes familiares

  • Tabaquismo

  • Enfermedad cardiovascular

  • Hipertensión

  • Obesidad

  • Dieta pobre en ácidos grasos ω-3 y verduras de hoja verde oscura

Fisiopatología

Existen 2 formas diferentes:

  • Seca (no exudativa o atrófica): Todas las degeneraciones maculares asociadas con la edad comienzan como una forma seca. Alrededor del 85% de las personas con degeneración macular asociada con la edad sólo tienen la forma seca.

  • Húmeda (exudativa o neovascular): la variedad húmeda de la degeneración macular asociada con la edad ocurre aproximadamente en el 15% de las personas.

Aunque sólo 15% de los pacientes con degeneración macular asociada con la edad tienen la forma húmeda, del 80 al 90% de la grave pérdida de la visión causada por esta enfermedad es el resultado de la forma húmeda.

La degeneración macular seca asociada con la edad provoca cambios en el epitelio pigmentario de la retina, por lo general visibles como áreas puntiformes oscuras. El epitelio pigmentario de la retina juega un papel crítico para mantener a los conos y bastones sanos y funcionando bien. La acumulación de productos de desecho de los conos y bastones puede generar drusas, que aparecen como manchas amarillas. Las áreas de atrofia coriorretiniana (referidas como atrofia geográfica) se producen en los casos más avanzados de degeneración macular relacionada con la edad seca. No hay una cicatriz macular sobreelevada (cicatriz disciforme), edema, hemorragia ni exudación.

La degeneración macular asociada con la edad húmeda ocurre cuando se desarrollan nuevos vasos sanguíneos anormales debajo de la retina en un proceso llamado neovascularización coroidea (formación de nuevos vasos anormales). El edema o la hemorragia localizados pueden sobreelevar un área de la mácula o producir un desprendimiento localizado del epitelio pigmentario de la retina. Finalmente, la neovascularización no tratada produce una cicatriz disciforme debajo de la mácula.

Signos y síntomas

Degeneración macular asociada con la edad seca

La pérdida de la visión central se produce durante años y es indolora, y la mayoría de los pacientes conservan suficiente visión para leer y conducir. Los puntos ciegos centrales (escotomas) suelen aparecer tardíamente en la enfermedad y a veces pueden ser graves. Los síntomas suelen ser bilaterales.

Los cambios del fondo de ojo incluyen:

  • Cambios del epitelio pigmentario de la retina

  • Drusas

  • Áreas de atrofia coriorretiniana

DMEA exudativa

La pérdida rápida de visión, habitualmente en días a semanas, es más típica de la degeneración macular asociada con la edad exudativa. El primer síntoma suele ser la distorsión visual, como un punto ciego central (escotoma) o la curvatura de las líneas rectas (metamorfopsia). En general, la visión periférica ni la visión de colores se ven afectadas; sin embargo, el paciente puede quedar legalmente ciego (visión < 20/200) en el ojo afectado, sobre todo cuando la degeneración macular asociada con la edad no es tratada. La degeneración macular asociada con la edad exudativa suele afectar un ojo a la vez; por lo tanto, sus síntomas a menudo son unilaterales.

Los cambios del fondo de ojo incluyen:

  • Elevación localizada de la retina

  • Edema de retina

  • Cambio de coloración gris-verde debajo de la mácula

  • Exudados maculares o perimaculares

  • Desprendimiento del epitelio pigmentario de la retina (visible como un área de elevación de la retina)

  • Hemorragia subretiniana macular o perimacular

Diagnóstico

  • Examen de fondo de ojo

  • Fotografía color del fondo de ojo

  • Angiografía con fluoresceína

  • Tomografía de coherencia óptica

Ambas formas de degeneración macular asociada con la edad se diagnostican en el fondo de ojo. Los cambios visuales a menudo pueden detectarse con una grilla de Amsler (ver Exploración del campo visual). Se realiza una fotografía color y una angiografía con fluoresceína cuando los hallazgos sugieren una degeneración macular asociada con la edad exudativa. La angiografía muestra y caracteriza las membranas neovasculares coroideas subretinianas y puede delinear áreas de atrofia geográfica. La tomografía de coherencia óptica (TCO) ayuda a identificar líquido intrarretiniano y subretiniano y puede ayudar a evaluar la respuesta al tratamiento.

Tratamiento

  • Suplementos dietéticos para la degeneración macular asociada con la edad seca de alto riesgo o exudativa unilateral

  • Administración intravítrea de fármacos antifactor de crecimiento endotelial vascular o tratamientos con láser para la degeneración macular asociada con la edad exudativa

  • Medidas de apoyo

Degeneración macular asociada con la edad seca

No hay manera de revertir el daño causado por la degeneración macular asociada con la edad seca. Los pacientes con drusas extensas, cambios de pigmentación o atrofia geográfica pueden reducir el riesgo de desarrollar degeneración macular asociada con la edad avanzada en un 25% al tomar suplementos diarios de lo siguiente:

  • Óxido de cinc 80 mg

  • Cobre 2 mg

  • Vitamina C 500 mg

  • Vitamina E 400 IU

  • Luteína 10 mg/zeaxantina 2 mg (o β-caroteno 15 mg o vitamina A 28 000 UI para los pacientes que no han fumado)

En los fumadores actuales y los ex-fumadores, el β-caroteno puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón. Recientemente, se ha demostrado que la sustitución de β-caroteno con luteína más la zeaxantina tiene una eficacia comparable. Por lo tanto, esta sustitución se debe considerar en los fumadores actuales o ex-fumadores. El componente de cinc de estos suplementos aumenta el riesgo de hospitalización por trastornos del tracto genitourinario. Algunos pacientes que toman β-caroteno también tienen coloración amarillenta de la piel. La reducción de los factores de riesgo cardiovascular, así como el consumo regular de alimentos con alto contenido en ácidos grasos ω-3 y verduras de hoja verde pueden ayudar a retardar la progresión de la enfermedad; sin embargo, algunos ensayos grandes recientes no han demostrado que tomar suplementos de ácidos grasos ω-3 reduzca la progresión de la enfermedad.

Degeneración macular asociada con la edad exudativa

Los pacientes con degeneración macular asociada con la edad húmeda unilateral deben tomar los suplementos nutricionales diarios que se recomiendan para la forma seca para reducir el riesgo de pérdida de visión inducida por la degeneración macular en el otro ojo. La elección de otros tratamientos depende del tamaño, la localización y el tipo de la neovascularización. La inyección intravítrea de agentes antifactor de crecimiento endotelial capilar (anti-VEGF) (habitualmente ranibizumab, bevacizumab, aflibercept o, en ocasiones, pegaptanib sódico) puede reducir sustancialmente el riesgo de pérdida visual y ayudar a restablecer la visión hasta en un tercio de los pacientes. En un pequeño subgrupo de pacientes, la fotocoagulación con láser térmico de la neovascularización fuera de la fóvea puede prevenir la pérdida visual grave. La terapia fotodinámica, un tipo de tratamiento con láser, también ayuda en circunstancias específicas. A veces se inyectan corticoides (p. ej., triamcinolona) intraoculares junto con un agente anti-VEGF. Rara vez se utilizan otros tratamientos, que incluyen termoterapia transpupilar, cirugía subretiniana y cirugía de translocación macular.

Medidas de apoyo

En los pacientes que han perdido la visión central pueden estar indicados los dispositivos de baja visión, como lupas, gafas de lectura de gran potencia, monitores grandes de ordenador o lentes telescópicas. También algunos tipos de programas informáticos pueden mostrar datos en imprenta grande o leer la información en voz alta con una voz sintética. Se recomienda el asesoramiento en baja visión.

Conceptos clave

  • La degeneración macular asociada con la edad es más frecuente entre los individuos blancos y es la causa principal de pérdida de visión permanente en el adulto mayor.

  • La degeneración macular asociada con la edad puede ser seca (no exudativa o atrófica) o húmeda (exudativa o neovascular).

  • Aunque el 85% de las degeneraciones maculares asociadas con la edad son secas, del 80 al 90% de la pérdida de visión grave causada por este trastorno es resultado del tipo húmedo.

  • Los cambios del fondo de ojo en la degeneración macular asociada con la edad seca son las drusas, las áreas de atrofia coriorretiniana, y los cambios en el epitelio pigmentario de la retina.

  • Los cambios del fondo de ojo en la degeneración macular asociada con la edad húmeda incluyen edema retiniano y elevación localizada, desprendimiento del epitelio pigmentario de la retina, un cambio de coloración gris-verde debajo de la mácula, y exudados en la mácula y a su alrededor.

  • Si el paciente tiene degeneración macular asociada con la edad en el fondo de ojo, realizar una fotografía color del fondo de ojo, la angiografía con fluoresceína y la tomografía de coherencia óptica.

  • Prescribir suplementos dietéticos para la degeneración macular asociada con la edad húmeda o seca de alto riesgo.

  • Tratar la degeneración macular asociada con la edad húmeda con administración intravítrea de fármacos antifactor de crecimiento endotelial vascular o terapia con láser.

Recursos en este artículo