Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Miodesopsias (moscas volantes)

Por Kathryn Colby, MD, PhD, Professor and Chair, Department of Ophthalmology and Visual Science, The University of Chicago Medicine & Biological Sciences

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Las moscas volantes son opacidades que se mueven a través del campo visual y no corresponden a objetos visuales externos.

Fisiopatología

Con el envejecimiento, el humor vítreo puede contraerse y separarse de la retina. La edad a la que ocurre este cambio varía, pero más a menudo se encuentra entre los 50 y los 75 años. Durante esta separación, el vítreo puede tirar de forma intermitente sobre la retina. La tracción mecánica estimula la retina, que envía una señal que es percibida por el encéfalo e interpretada como una luz. La separación completa del humor vítreo conduce a un aumento en las moscas volantes, lo que puede durar años.

Sin embargo, la tracción sobre la retina puede crear un agujero (desgarro retiniano) y si el líquido se pierde detrás del desgarro, la retina puede desprenderse. El desprendimiento de retina también puede ser causado por otros factores (p. ej., traumatismos, trastornos retinianos primarios). Los destellos similares a relámpagos, comunes en el desprendimiento de retina, se denominan fotopsias. Las fotopsias también pueden ocurrir al frotarse los ojos o al mirar alrededor al despertarse.

Etiología

La causa más frecuente de moscas volantes del humor vítreo es

  • Contracción idiopática del humor vítreo

Las causas menos frecuentes se mencionan en el Algunas causas de moscas volantes.

Las causas raras de moscas flotantes incluyen tumores intraoculares (p. ej., linfoma) y vitritis (inflamación del humor vítreo). Los cuerpos extraños intraoculares pueden producir moscas flotantes, pero normalmente se manifiestan con otros síntomas, como pérdida visual, dolor o enrojecimiento ocular.

Algunas causas de moscas volantes

Causa

Hallazgos sugestivos*

Abordaje diagnóstico

Trastornos benignos

Moscas volantes idopáticas del humor vítreo

Moscas volantes estables leves que entran en el campo visual de forma intermitente y se mueven cuando lo hace el ojo

A menudo, con forma de células o hebras

Translúcidas

Pueden ser más notables en ciertas condiciones de iluminación (p. ej., con luz solar brillante)

Visión normal

Pueden presentarse en ambos ojos, aunque no de forma sincrónica

Examen ocular normal

Evaluación clínica

Trastornos graves del humor vítreo y la retina

Desprendimiento de retina

Lluvia espontánea, súbita y continua de luces similares a relámpagos (fotopsias)

Cortina de pérdida visual que se mueve a través del campo visual, defecto del campo visual (habitualmente, periférico)

Examen retiniano alterado (p. ej., el desprendimiento de retina se presenta como un paracaídas pálido que se extiende)

Posibles factores de riesgo (p. ej., traumatismo reciente, cirugía ocular, miopía grave)

Oftalmoscopia indirecta realizada por un oftalmólogo después de dilatar la pupila

Desprendimiento de retina

Fotopsias espontáneas y súbitas

Pueden presentarse en la periferia de la retina y ser visibles sólo mediante oftalmoscopia indirecta

Oftalmoscopia indirecta realizada por un oftalmólogo después de dilatar la pupila

Desprendimiento del humor vítreo

Aumento de las miodesopsias (moscas volantes) unilaterales en 1 semana-3 meses en pacientes que tienen una edad promedio de 50-75 años

Las moscas volantes tienen aspecto de telaraña

Una mosca volante grande que entra en la visión central y sale de ésta

Fotopsias espontáneas

Oftalmoscopia indirecta realizada por un oftalmólogo después de dilatar la pupila

Hemorragia del humor vítreo

Antecedente de retinopatía diabética proliferativa o traumatismo

Pérdida visual que puede afectar la totalidad del campo visual

Pérdida de reflejo rojo

Oftalmoscopia indirecta realizada por un oftalmólogo después de dilatar la pupila

Inflamación del humor vítreo (p. ej., coriorretinitis por citomegalovirus, Toxoplasma, o micótica)

Dolor

Pérdida de agudeza visual

Pérdida visual que afecta la totalidad del campo visual

Lesiones retinianas (a veces algodonosas) que no corresponden a un territorio arterial o venoso

Factores de riesgo (p. ej., sida)

Disminución del reflejo rojo

Puede ser bilateral

Evaluación y estudios complementarios solicitados por un oftalmólogo sobre la base de la causa sospechada

Trastornos no oculares

Migraña ocular

Luces destelleantes sincrónicas bilaterales que a menudo zigzaguean en el campo periférico durante 10-20 min

Posible visión borrosa central

Posible cefalea después de los síntomas oculares

Posibles antecedentes de migraña

Evaluación clínica

*Unilateral, a menos que se especifique de otro modo.

Evaluación

El objetivo más importante es identificar trastornos vítreos y retinianos graves. Si no pueden excluirse estos trastornos, los pacientes deben ser examinados por un oftalmólogo utilizando un oftalmoscopio indirecto después de dilatar la pupila. También es útil reconocer la migraña ocular.

Anamnesis

Antecedentes de la enfermedad actual: deben determinar el inicio y la duración de los síntomas y la forma y el volumen de las moscas flotantes para decidir si son unilaterales o bilaterales y si han sido precedidas por un traumatismo. El paciente debe intentar distinguir las moscas volantes de los destellos de luz que semejan relámpagos (como en las fotopsias) o las líneas rasgadas que atraviesan el campo visual (como en la migraña). Los síntomas asociados importantes incluyen pérdida visual (y su distribución en el campo visual) y dolor ocular.

Revisión por aparatos y sistemas: debe buscar síntomas de posibles causas, como cefaleas (migraña ocular) y enrojecimiento ocular (inflamación del humor vítreo).

Antecedentes médicos: deben investigar diabetes (incluida la retinopatía diabética), cefaleas migrañosas, cirugía ocular, miopía grave y cualquier trastorno que pudiera afectar el sistema inmunitario (p. ej., sida).

Examen físico

El examen ocular debe ser razonablemente completo. Se mide la agudeza visual con la mejor corrección. Se inspeccionan los ojos para detectar enrojecimiento. Se evalúan los campos visuales en todos los pacientes. Sin embargo, el reconocimiento de los defectos del campo visual con una exploración junto a la cama del paciente es muy poco sensible, de modo que la incapacidad para mostrar uno de estos defectos no es una prueba de que el paciente tenga campos visuales completos. Se evalúan los movimientos extraoculares y las respuestas fotomotoras. Si los pacientes tienen ojo rojo o dolor ocular, se examinan las córneas bajo amplificación después de la tinción con fluoresceína, y siempre que sea posible se realiza un examen con lámpara de hendidura. Se mide la presión ocular (tonometría).

La oftalmoscopia es la parte más importante del examen; se realiza después de dilatar las pupilas. Para dilatar las pupilas, el médico se asegura primero en registrar el tamaño pupilar y las respuestas fotomotoras, luego instila un colirio, habitualmente una gota de un agonista α-adrenérgico de acción corta (p. ej., fenilefrina al 2,5%) y otra de un cicloplégico (p. ej., tropicamida al 1% o ciclopentolato al 1%). Las pupilas están completamente dilatadas unos 20 minutos después de instilar estas gotas. Un no oftalmólogo realiza la oftalmoscopia utilizando un oftalmoscopio directo. Un oftalmólogo realiza la oftalmoscopia indirecta, que proporciona una visión más completa de la retina, en particular de la periferia.

Signos de alarma

Los siguientes hallazgos son particularmente preocupantes:

  • Aumento súbito de las moscas volantes

  • Fotopsias

  • Pérdida de visión, difusa o focal (defecto del campo visual)

  • Cirugía ocular o traumatismo ocular reciente

  • Dolor ocular

  • Pérdida del reflejo rojo

  • Hallazgos retinianos anormales

Interpretación de los hallazgos

El desprendimiento de retina debe sospecharse cuando hay aumentos súbitos de las moscas volantes o fotopsias o cuando aparece cualquiera de sus otras características más específicas (p. ej., defectos del campo visual, anomalías retinianas). Los síntomas sincrónicos bilaterales sugieren migraña ocular, aunque muchos pacientes a menudo tienen dificultades para descifrar la lateralidad de sus síntomas (p. ej., con frecuencia interpretan los escotomas centelleantes del campo izquierdo de ambos ojos como en el ojo izquierdo). La pérdida de reflejo rojo sugiere una opacificación del humor vítreo (p. ej., hemorragia o inflamación del humor vítreo), pero también puede ser causada por cataratas avanzadas. La pérdida de visión sugiere un trastorno grave que produce disfunción del humor vítreo o de la retina.

Estudios complementarios

Los pacientes que necesitan la evaluación de un oftalmólogo pueden requerir estudios complementarios. Por ejemplo, aquellos en los que se sospecha una coriorretinitis pueden precisar pruebas microbiológicas.

Tratamiento

Las moscas volantes idiopáticas del humor vítreo no necesitan ningún tratamiento. Se tratan otros trastornos que producen síntomas.

Conceptos clave

  • Las moscas volantes por sí solas pocas veces indican un trastorno grave.

  • Los pacientes que tienen algún hallazgo anormal en el examen deben ser derivados a un oftalmólogo.

  • Cuando las moscas volantes se asocian con cualquier otro síntoma (p. ej., luces destelleantes persistentes, déficit visual, sensación de una cortina de pérdida visual que se mueve), los pacientes deben ser derivados a un oftalmólogo, cualquiera sea el hallazgo del examen.

Recursos en este artículo