Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Chalazión y orzuelo

Por James Garrity, MD, Whitney and Betty MacMillan Professor of Ophthalmology, Mayo Clinic

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Los chalaziones y los orzuelos son tumefacciones de comienzo agudo localizadas de los párpados. Un chalazión es producido por la oclusión no infecciosa de una glándula de Meibomio, mientras que el orzuelo habitualmente es de origen infeccioso. Ambos trastornos pueden causar al principio hiperemia y edema, tumefacción y dolor ; con el tiempo, el chalazión se transforma en un nodulillo no doloroso en el centro del párpado, mientras que el orzuelo sigue doliendo y se localiza en el borde palpebral. El diagnóstico es clínico. El tratamiento consiste en paños calientes. Ambas alteraciones pueden mejorar espontáneamente, pero puede recurrir a la incisión o, en los chalaziones, a los corticoides intralesionales para acelerar la resolución.

Chalazión

El chalazión es una oclusión no infecciosa de una glándula de Meibomio que causa extravasación de sustancias lipídicas irritantes en las partes blandas del párpado y una respuesta granulomatosa secundaria. Los trastornos que producen secreciones anormalmente espesas de las glándulas de Meibomio (p. ej., disfunción de las glándulas de Meibomio, acné rosácea) aumentan el riesgo de obstrucción glandular.

Orzuelo

Un orzuelo es una inflamación aguda y localizada del párpado que puede ser externa o interna y por lo general es una infección o un absceso piógeno (típicamente estafilocócico). La mayoría de los orzuelos son externos y se originan por la obstrucción e infección del folículo de una pestaña y las glándulas adyacentes de Zeis o Moll. La obstrucción folicular puede asociarse a blefaritis (ver Blefaritis). El orzuelo interno, que es muy raro, se debe a la infección de una glándula de Meibomio. A veces se asocia con celulitis(ver Celulitis).

Signos y síntomas

Tanto los chalaziones como los orzuelos producen enrojecimiento, hinchazón y dolor palpebral.

Chalazión

Inicialmente el párpado está difusamente inflamado. De vez en cuando los párpados pueden estar masivamente hinchados, y cierran los ojos por completo. Después de 1 o 2 días, el chalazión se localiza en el cuerpo del párpado. Habitualmente, se desarrolla un nodulillo o una pequeña masa no dolorosa. El chalazión suele drenarse o absorberse espontáneamente en 2 a 8 semanas, aunque rara vez puede persistir por más tiempo. Dependiendo de su tamaño y ubicación, un chalazión puede indentar la córnea, lo que resulta en una visión ligeramente borrosa.

Orzuelo

Después de 1 a 2 días, el orzuelo externo se localiza en el borde palpebral. En ocasiones se presenta lagrimeo, fotofobia y sensación de cuerpo extraño. Habitualmente, se desarrolla una pequeña pústula amarillenta en la base de una pestaña, rodeada por hiperemia, induración y edema difuso. Al cabo de 2-4 días, la lesión se abre, con salida de material (a menudo pus) y alivio del dolor y resolución de la lesión.

Los síntomas de un orzuelo interno son los mismos que los del chalazión, con dolor, enrojecimiento y edema localizado en la superficie posterior de la conjuntiva tarsal. La inflamación puede ser grave, a veces con fiebre y escalofríos. La inspección de las conjuntivas tarsales muestra una pequeña elevación o área amarilla en el sitio de la glándula afectada. Posteriormente se forma un absceso , con la punta hacia el lado conjuntival del párpado, aunque a veces apunta hacia la piel. Son frecuentes las recidivas.

Diagnóstico

  • Examen clínico

El diagnóstico del chalazión y de los 2 tipos de orzuelos es clínico; sin embargo, durante los 2 primeros días, pueden ser clínicamente indistinguibles. Como los horzuelos internos son raros, no suelen sospecharse a menos que la inflamación sea intensa o se presente fiebre o escalofríos. Si el chalazión o el orzuelo están situados cerca del canto interno del párpado inferior, debe distinguirse de la dacriocistitis (ver Dacriocistitis), para lo cual hay que fijarse en la zona de máxima induración y dolor a la palpación (o sea, el párpado en los chalaziones, debajo del canto medial cerca del lado de la nariz en la dacriocistitis). Los chalaziones crónicos que no responden al tratamiento requieren biopsia para descartar un tumor palpebral.

Tratamiento

  • Compresas calientes

  • A veces, drenaje o tratamiento farmacológico

Pueden usarse compresas calientes durante 5-10 minutos 2 veces al día para acelerar la resolución de los chalaziones y los orzuelos externos.

Chalazión

Pueden estar indicados la incisión y el curetaje o la administración de corticoides dentro del chalazión (0,05 a 0,2 mL de triamcinolona a 25 mg/mL) si los chalaziones son grandes, antiestéticos y persisten más de varias semanas a pesar del tratamiento conservador.

Orzuelo

El orzuelo externo que no responde a las compresas calientes puede ser abierto con una hoja de bisturí filosa y de punta fina. Los antibióticos sistémicos (p. ej., dicloxacilina o eritromicina 250 mg vía oral 4 veces al día) están indicados si el orzuelo se acompaña de celulitis.

El tratamiento de un orzuelo interno consiste en antibióticos orales e incisión con drenaje si es preciso. Los antibióticos tópicos suelen ser ineficaces.

Conceptos clave

  • El chalazión y el orzuelo inicialmente causan hiperemia y edema del párpado, hinchazón y dolor y pueden ser clínicamente indistinguibles por unos días.

  • Un orzuelo sigue siendo doloroso y se localiza en el margen del párpado.

  • Las compresas calientes pueden acelerar la resolución de cualquiera de las lesiones.

  • Otros tratamientos que pueden ser necesarios incluyen corticosteroides intralesionales (para el chalazión) y la incisión o antibióticos (para los orzuelos).

Recursos en este artículo