Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Dacrioestenosis

Por James Garrity, MD, Whitney and Betty MacMillan Professor of Ophthalmology, Mayo Clinic

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La dacrioestenosis es la obstrucción o estenosis del conducto nasolagrimal que produce un exceso de lagrimeo.

La obstrucción nasolagrimal puede ser congénita o adquirida. Una causa de obstrucción congénita es el desarrollo insuficiente de cualquier parte de los conductos nasolagrimales. Típicamente, persiste una membrana en el extremo distal del conducto nasolagrimal. Se presenta lagrimeo y secreción purulenta; el trastorno puede manifestarse como una conjuntivitis crónica, que habitualmente comienza después de las 2 semanas de vida (más a menudo, a las 3 a 12 semanas).

Existen muchas causas de obstrucción del conducto nasolagrimal (ver Causas de obstrucción adquirida del conducto nasolagrimal). La causa es más a menudo la estenosis del conducto nasolagrimal relacionada con el envejecimiento. Otras causas incluyen fracturas anteriores de los huesos nasales o faciales y cirugía sinusal, que interrumpen el conducto nasolagrimal, enfermedades inflamatorias (p. ej., sarcoidosis, granulomatosis con poliangeítis [antes granulomatosis de Wegener]) y dacriocistitis (ver Dacriocistitis).

Las causas de la estenosis canalicular puntiforme son la conjuntivitis crónica (especialmente por virus herpes simple), ciertos tipos de quimioterapia, las reacciones adversas a los colirios tópicos (especialmente el yoduro de ecotiofato tópico) y la radiación.

Causas de obstrucción adquirida del conducto nasolagrimal

Dacriolito (una concreción)

Granulomatosis con poliangeítis (antes granulomatosis de Wegener)

Idiopática (habitualmente relacionada con el envejecimiento)

Sarcoidosis

Trauma (incluido el quirúrgico, especialmente cirugía previa de los senos)

Tumor

Diagnóstico

El diagnóstico suele basarse en criterios clínicos. A veces, los oftalmólogos colocan una sonda e irrigan el sistema de drenaje lagrimal con solución salina, con colorante de fluoresceína o sin él. El reflujo indica estenosis.

Tratamiento

La obstrucción congénita del conducto nasolagrimal a menudo se resuelve espontáneamente para los 6 a 9 meses; antes del año, la compresión manual del saco lagrimal 4 o 5 veces/día puede aliviar la obstrucción. Después del año de edad, puede ser necesario colocar una sonda en el conducto nasolagrimal, habitualmente bajo anestesia general; si la obstrucción es recidivante, puede colocarse un tubo temporario de silicona.

En la obstrucción ductal nasolagrimal adquirida, si es posible debe tratarse el trastorno subyacente. Si el tratamiento no es posible o es inefectivo, puede confeccionarse quirúrgicamente una abertura entre el saco lagrimal y la cavidad nasal (dacriocistorinostomía).

En los casos de estenosis de los puntos o los canalículos, la dilatación suele ser curativa. Cuando la estenosis canalicular es grave y molesta, puede considerarse un procedimiento quirúrgico que coloca un tubo de vidrio de borosilicato de baja expansión térmica (tubo de Jones) desde la carúncula a la cavidad nasal.

Recursos en este artículo