Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Neuronitis vestibular

Por Lawrence R. Lustig, MD, New York Presbyterian Hospital/Columbia University Medical Center

Información:
para pacientes

La neuronitis vestibular causa un episodio de vértigo autolimitado, debido tal vez a la inflamación de la rama vestibular del VIII par craneal; puede persistir cierto grado de disfunción vestibular.

Aunque la etiología no está clara, se presume una causa viral.

Signos y síntomas

Los síntomas consisten en un ataque aislado de vértigo intenso, con náuseas, vómitos y nistagmo persistente hacia el lado afectado, que dura de 7 a 10 días. El nistagmo es unidireccional, horizontal y espontáneo, con oscilaciones rápidas en la dirección del oído no afectado. La ausencia de acúfenos o hipoacusia concomitantes es una característica distintiva de la neuronitis vestibular. El trastorno desaparece lentamente días a semanas después de este episodio inicial. Algunos pacientes tienen desequilibrio residual, sobre todo con los movimientos rápidos de la cabeza, tal vez debido a una lesión vestibular permanente.

Diagnóstico

  • Audiología, electronistagmografía y RM

Los pacientes deben someterse a una evaluación audiológica, electronistagmografía con prueba calórica y RM con gadolinio de la cabeza, con especial atención a los conductos auditivos internos, para excluir otros diagnósticos como tumores del ángulo pontocerebeloso, hemorragia del tronco encefálico o infarto. La RM puede mostrar un realce de los nervios vestibulares, compatible con neuritis inflamatoria.

Tratamiento

  • Los síntomas se alivian con antieméticos, antihistamínicos o benzodiazepinas

El tratamiento de los síntomas en el corto plazo es similar al de la enfermedad de Ménierè (ver Enfermedad de Ménierè : Tratamiento), es decir, con anticolinérgicos, antieméticos (p. ej., proclorperazina o prometazina, 25 mg por vía rectal, o 10 mg VO cada 6 a 8 hs), antihistamínicos o benzodiacepinas y un ciclo de corticosteroides con disminución rápida de la dosis. Si los vómitos se prolongan, puede ser necesaria la administración de líquidos y electrolitos IV. No se aconseja el uso a largo plazo (es decir, durante más de varias semanas) de los supresores vestibulares, ya que estos fármacos prolongan la compensación vestibular, particularmente en los ancianos. La rehabilitación vestibular (en general realizada por fisioterapeuta) ayuda a compensar cualquier deficiencia vestibular residual.

Conceptos clave

  • Los pacientes presentan vértigo intenso constante con náuseas y vómitos y nistagmo persistente hacia el lado afectado.

  • No se presenta hipoacusia ni acúfenos

  • También se realizan estudios complementarios para descartar otros trastornos.

  • El tratamiento está dirigido a los síntomas e incluye antieméticos y antihistamínicos o benzodiacepinas; los corticoesteroides también pueden ser útiles.