Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Mastoiditis

Por Richard T. Miyamoto, MD, MS, Indiana University School of Medicine

Información:
para pacientes

La mastoiditis es una infección bacteriana de las celdillas aéreas de la apófisis mastoidea que, en general, aparece después de la otitis media aguda. Los síntomas incluyen eritema, dolor a la palpación, hinchazón y fluctuación sobre la apófisis mastoidea, con desplazamiento del pabellón auricular. El diagnóstico es clínico. El tratamiento es con antibióticos, como ceftriaxona, y mastoidectomía si la farmacoterapia no resulta eficaz.

En la otitis media aguda purulenta, la inflamación suele extenderse al antro mastoideo y a las celdillas aéreas, lo que da por resultado la acumulación de líquido. En algunos pacientes aparece una infección bacteriana en el líquido acumulado, en general con los mismos microorganismos que causan la otitis media; el más frecuente es el neumococo. La infección de la apófisis mastoidea puede causar osteítis de los tabiques, lo que conduce a la coalescencia de las celdillas aéreas. La infección puede descomprimirse a través de una perforación de la membrana timpánica o extenderse a través de la corteza mastoidea lateral para formar un absceso subperióstico retroauricular. Rara vez se extiende en sentido central formando un absceso del lóbulo temporal o una trombosis séptica del seno lateral. En ocasiones, la infección puede erosionar a través del extremo de la apófisis mastoidea y drenar en el cuello (conocido como absceso de Bezold).

Signos y síntomas

Los síntomas comienzan días a semanas después del inicio de la otitis media aguda e incluyen fiebre y otalgia punzante y persistente. Casi todos los pacientes tienen signos de otitis media (ver Otitis media (aguda) : Signos y síntomas) y otorrea purulenta. Sobre la apófisis mastoidea puede haber eritema, hinchazón, dolor a la presión y fluctuación; es característico el desplazamiento en sentido lateral e inferior del pabellón auricular.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • Raras veces, TC

El diagnóstico es clínico. Rara vez es necesario realizar una TC, pero permite confirmar el diagnóstico y mostrar la extensión de la infección. El material de drenaje del oído medio se envía al laboratorio para cultivo y antibiograma. Si no se produce el drenaje espontáneo, puede realizarse la timpanocentesis para obtener muestras para el cultivo. El hemograma completo y la velocidad de eritrosedimentación pueden ser anormales, pero no son métodos sensibles ni específicos y agregan pocos datos al diagnóstico.

Tratamiento

  • Ceftriaxona IV

Se inicia de inmediato la antibioticoterapia IV con un antibiótico que penetre al SNC, como ceftriaxona, 1 a 2 g (niños, 50 a 75 mg/kg) una vez/día durante 2 semanas. Puede ser aceptable el tratamiento oral con una quinolona. La elección antibiótica ulterior depende de los resultados del cultivo y el antibiograma.

El absceso subperióstico suele requerir la realización de mastoidectomía simple en la que se drena el absceso, se extirpan las celdillas infectadas y se establece el drenaje desde el antro de la apófisis mastoidea hacia la cavidad del oído medio.