Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Trastorno de masoquismo sexual

Por George R. Brown, MD, Mountain home VAMC, Johnson City, TN;East Tennessee State University

Información:
para pacientes

El masoquismo sexual es la participación intencional en una actividad en la cual el sujeto es humillado, golpeado y atado o es objeto de algún otro tipo de abuso para experimentar excitación sexual. El trastorno de masoquismo sexual es el masoquismo sexual que provoca malestar significativo o significativamente perjudica el funcionamiento de la persona.

El masoquismo sexual es una forma de parafilia, pero la mayoría de las personas que tienen intereses masoquistas no cumplen los criterios clínicos de un trastorno parafílico, que requieren que el comportamiento, las fantasías o los impulsos intensos de la persona provocan malestar o deterioro clínicamente significativos. La afección también debe haber estado presente durante ≥ 6 meses.

Las fantasías y la conducta sexual sadomasoquistas entre adultos que consienten su práctica es muy frecuente. La actividad masoquista tiende a ser ritual y duradera. En la mayoría de los casos, la práctica en la humillación y los golpes simplemente se representa en fantasías, sabiendo los participantes que es un juego y evitando cuidadosamente una humillación o daños reales. Sin embargo, la intensidad de la actividad aumenta con el tiempo en algunos masoquistas y pueden provocarse lesiones graves o la muerte.

Las actividades de los masoquistas pueden ser la manera preferida o exclusiva de producir la excitación sexual. Las personas pueden concretar sus fantasías masoquistas en sí mismos, por ejemplo,

  • Atándose ellos mismos

  • Pinchando su propia piel

  • Aplicándose descargas eléctricas

  • Quemándose a sí mismos

O pueden buscar a una pareja que puede ser un sádico sexual. Las actividades con una pareja incluyen ser

  • Amarrado

  • Con los ojos vendados

  • Azotado

  • Flagelado (con látigo)

  • Humillado con orina o defecación

  • Obligado a travestirse

  • Parte de una violación simulada

Como con todas las parafilias, el diagnóstico de un trastorno se justifica solamente si hay malestar clínicamente significativo o deterioro funcional.

El tratamiento de este trastorno no suele ser eficaz.

Asfixia autoerótica (Asfixiofilia)

La asfixiofilia se considera un subtipo de trastorno de masoquismo sexual.

En este trastorno, las personas restringen su respiración (asfixia parcial) en el momento del orgasmo o cerca de él para exacerbar la experiencia. Por lo general, la gente usa prendas de vestir (p. ej., bufandas, ropa interior) como lazo para ahogarse. El lazo suele estar sujeto a un objeto en el ambiente (p. ej., perilla de la puerta, poste de la cama).

La pérdida de la consciencia puede ocurrir rápidamente porque la obstrucción del retorno venoso desde el cerebro altera la perfusión cerebral, incluso antes de que la hipoxia y la hipercapnia lleguen a ser significativas. Las personas que se asfixian a sí mismas de manera tal que el lazo no se libera al perder la consciencia pueden tener daño cerebral permanente o morir.