Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Trastorno de sadismo sexual

Por George R. Brown, MD, Mountain home VAMC, Johnson City, TN;East Tennessee State University

Información:
para pacientes

El sadismo sexual consiste en inflingir un sufrimiento físico o psicológico (humillación o terror) en otra persona para estimular la excitación sexual y el orgasmo. El trastorno de sadismo sexual es el sadismo sexual que provoca malestar significativo o deterioro funcional significativo o que se lleva a cabo sin el consentimiento de otra persona.

Las personas con trastorno de sadismo sexual han actuado según sus deseos irrefrenables o tienen fantasías debilitantes o angustiantes con temas sexualmente sádicos. La afección también debe haber estado presente durante ≥ 6 meses.

El sadismo sexual es una forma de parafiliapero el comportamiento sexual sádico leve es una práctica sexual común entre adultos que la consienten, su alcance suele ser limitado, no es dañino, y no cumple con los criterios clínicos de un trastorno parafílico, que requieren que el comportamiento, las fantasías o los deseos irrefrenables de una persona provocan malestar clínicamente significativo o deterioro funcional o causan daño a otros. No obstante, en algunas personas, las conductas van aumentando hasta llegar a un punto de hacerse daño. Determinar cuándo el sadismo se convierte en patológico es cuestión de grados.

La mayoría de los sádicos sexuales tienen fantasías persistentes en las cuales la excitación sexual se produce por el sufrimiento que se inflinge a la pareja, consentido o no. Cuando se practica con parejas que no consienten la práctica, el sadismo sexual constituye una actividad criminal y es probable que continúe hasta que el sádico sea detenido. Sin embargo, el sadismo sexual no es sinónimo de violación, sino una amalgama compleja de sexo y poder sobre la víctima. El sadismo sexual se diagnostica en < 10% de los violadores, pero está presente en el 37 al 75% de las personas que han cometido homicidios por motivos sexuales.

El sadismo sexual es particularmente peligroso cuando se asocia a un trastorno de la personalidad antisocial. Esta combinación de trastornos es particularmente resistente a cualquier forma de tratamiento psiquiátrico.