Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Agorafobia

Por John H. Greist, MD, Professor Emeritus, Psychiatry;Distinguished Senior Scientist, University of Wisconsin School of Medicine and Public Health;Madison Institute of Medicine

Información:
para pacientes

La agorafobia es el temor y la ansiedad anticipatoria a quedar atrapado en situaciones o en lugares en los que no hay una vía de escape fácil ni posibilidades de ayuda si aparece una ansiedad intensa.

Esas situaciones se evitan o pueden afrontarse pero con una ansiedad sustancial. Cerca del 30 al 50% de las personas con agorafobia también tienen trastorno de angustia (ver Crisis de angustia y trastorno de angustia).

La agorafobia sin trastorno de angustia afecta a alrededor del 2% de las mujeres y al 1% de los varones en cualquier período de 12 meses. La edad máxima de inicio es en torno a los 20 años y es infrecuente su primera aparición en personas mayores de 40.

Los ejemplos frecuentes de situaciones o lugares que provocan miedo y ansiedad son encontrarse en la cola de un banco o la caja de un supermercado, sentarse en el medio en una larga fila en el teatro o en clase y utilizar el transporte público, como un autobús o un avión. Algunas personas desarrollan agorafobia después de una crisis de angustia en situaciones agorafóbicas típicas. Otras sencillamente se sienten incómodas en esta situación y puede ser que nunca o recién mucho tiempo después tengan crisis de angustia en ella. La agorafobia interfiere con la funcionalidad y, si es suficientemente intensa, puede hacer que una persona se quede confinada en su casa.

Diagnóstico

  • Criterios clínicos

El diagnóstico es clínico y se basa en los criterios del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, quinta edición (DSM-5).

Para cumplir con los criterios diagnósticos del DSM-5, los pacientes deben tener miedo o ansiedad marcada, persistente (≥ 6 meses) acerca de ≥ 2 de las siguientes situaciones:

  • Usar transporte público

  • Estar en espacios abiertos (p. ej., estacionamiento, mercado)

  • Estar en un espacio cerrado (p. ej., tienda, teatro)

  • Hacer fila o estar en una multitud

  • Estar solo fuera del hogar

El miedo debe incluir pensamientos de que escapar de la situación podría ser difícil o que los pacientes no recibirían ayuda si estuvieran incapacitados por el miedo o un ataque de angustia. Asimismo, todo lo que se menciona a continuación debe estar presente:

  • Las mismas situaciones casi siempre desencadenan miedo o ansiedad.

  • Los pacientes evitan activamente la situación o requieren la presencia de un acompañante.

  • El miedo o ansiedad es desproporcionado a la amenaza real (tomando en cuenta las normas socioculturales).

  • El miedo, la ansiedad o la evasión provocan fuerte malestar o deterioran significativamente el funcionamiento social u ocupacional.

Además, el temor y la ansiedad no pueden ser más correctamente caracterizados como un trastorno mental diferente (p. ej., trastorno de ansiedad social, trastorno dismórfico corporal).

Tratamiento

  • Terapia cognitivo-conductual

  • A veces un ISRS

Sin tratamiento, la intensidad de la agorafobia suele aumentar y disminuir y la agorafobia puede desaparecer sin terapia formal, posiblemente porque las personas afectadas realizan su propia forma de terapia de exposición , pero si interfiere con la funcionalidad, requiere tratamiento.

La terapia cognitivo-conductual es eficaz en la agorafobia. Consiste en enseñar a los pacientes a reconocer y controlar su pensamiento distorsionado y sus falsas creencias, y también instruirlos en la terapia de exposición (ver Trastornos fóbicos específicos : Terapia de exposición).

Muchos pacientes con agorafobia se benefician con el tratamiento farmacológico con ISRS.