Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Trastorno por atracones

Por Evelyn Attia, MD, Professor of Clinical Psychiatry;Professor of Psychiatry, New York Presbyterian Hospital, Weill Cornell Medical College;New York State Psychiatric Institute, Columbia University Medical Center ; B. Timothy Walsh, MD, Ruane Professor of Psychiatry;Director, Division of Clinical Therapeutics, College of Physicians and Surgeons, Columbia University;New York State Psychiatric Institute

Información:
para pacientes

1 iOS Android

El trastorno por atracones se caracteriza por episodios recurrentes de consumo de grandes cantidades de alimentos con una sensación de pérdida de control. No es seguido por conducta compensatoria inapropiada como vómito autoinducido ni uso de laxantes. El diagnóstico es clínico. El tratamiento es terapia cognitivo-conductual o a veces psicoterapia interpersonal.

El trastorno por atracones afecta a alrededor del 3,5% de las mujeres y el 2% de los hombres en la población general. A diferencia de la bulimia nerviosa, el trastorno por atracones se presenta sobre todo en personas son sobrepeso u obesas y contribuye a la ingestión calórica excesiva; puede aparecer en 30% de los pacientes en algunos programas de reducción de peso. En comparación con las personas con anorexia o bulimia nerviosas, aquellos con trastorno por atracones son más grandes y es más probable que sean varones.

Las personas que tienen un trastorno por atracones están afligidas por ello. La depresión clínica y la preocupación por la forma corporal o el peso son más frecuentes en las personas obesas con trastorno por atracones que en las obesas que no lo tienen.

Diagnóstico

  • Criterios clínicos

Los criterios clínicos para el diagnóstico requieren atracones una vez/semana durante al menos 3 meses y una sensación de falta de control sobre la alimentación, además de la presencia de 3 de los siguientes:

  • Comer mucho más rápido de lo normal

  • Comer hasta sentirse incómodamente lleno

  • Comer grandes cantidades de alimento cuando no hay sensación de hambre física

  • Comer solo por estar avergonzado

  • Sentirse disgustado, deprimido o culpable después de comer en exceso

El trastorno por atracón se diferencia de la bulimia nerviosa (que también implica atracones) por la ausencia de conductas compensatorias (p. ej., vómitos autoinducidos, uso de laxantes o diuréticos, ejercicio excesivo, ayunos).

Tratamiento

  • Terapia cognitivo-conductual

  • A veces, psicoterapia interpersonal

  • Consideración del tratamiento farmacológico con ISRS o fármacos para adelgazar

La terapia cognitivo-conductual es el tratamiento mejor investigado y con mejor fundamento. Tanto la terapia cogntivo-conductual como la psicoterapia interpersonal tienen tasas de remisión de 60%; la mejoría suele mantenerse bien a largo plazo. Estos tratamientos no producen una pérdida de peso importante en los pacientes obesos.

El tratamiento convencional conductual de la pérdida de peso tiene eficacia a corto plazo para reducir los atracones, pero los pacientes suelen recidivar. Los fármacos antidepresivos también tiene eficacia a corto plazo para eliminar los atracones, pero se desconoce su eficacia a largo plazo. Los medicamentos supresores del apetito (p. ej., topiramato) o medicamentos para perder peso (p. ej., orlistat) pueden ofrecer un beneficio adicional.